http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Lunes 05.09.2016
13:48

Ensañamiento

Iglesia San Cayetano: dos robos en menos de 24 horas

El sábado rompieron la puerta de la secretaría y robaron un equipo completo de computación. El domingo repitieron la acción y se llevaron otras cosas. Desazón en esa comunidad.

"La solución pasa por dar educación y volver a inculcar valores como el trabajo y el respeto al otro”, opinó el párroco Omar Rohrmamn Foto: Danilo Chiapello


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ensañamiento Iglesia San Cayetano: dos robos en menos de 24 horas El sábado rompieron la puerta de la secretaría y robaron un equipo completo de computación. El domingo repitieron la acción y se llevaron otras cosas. Desazón en esa comunidad. El sábado rompieron la puerta de la secretaría y robaron un equipo completo de computación. El domingo repitieron la acción y se llevaron otras cosas. Desazón en esa comunidad.

Danilo Chiapello
dchiapello@ellitoral.com

 

“Si seguimos así no va a alcanzar que haya un policía por persona”, dice Omar Rohrmamn, párroco de la iglesia San Cayetano que termina de sufrir dos robos en menos de 24 horas.

 


El primero de los hechos ocurrió la noche del sábado, cuando autores ignorados se ganaron el predio del templo (en Padre Genesio al 1600), y desde la secretaría sustrajeron un equipo completo de computación. 

 


Lo preocupante del asunto es que la noche siguiente volvieron a repetir la acción, lo que encendió las alarmas de toda esa comunidad. 

 


En ambas incursiones delictivas sus autores no se privaron de provocar daños, tales como rotura de cerraduras y puertas.

 

A repetición

 

“La noche del sábado, desconocidos ingresaron al predio de la parroquia y después de romper puertas llegaron a la parte de secretaría. Se llevaron todos los elementos de informática, una computadora completa con su teclado, monitor, e impresora, que se utiliza para trabajar”, comentó Rohrmamn en diálogo con El Litoral.

 


“Luego gracias a la acción de unos vecinos y de la policía se pudo recuperar todo porque lo habían escondido acá cerca. Las cosas nos fueron devueltas.

 


Como pudimos tratamos de reparar los daños, entre los que figuran una cerradura y una puerta que cortaron por la mitad. Se arregló como se pudo para poder seguir funcionando.

 


Pero la noche del domingo volvieron a hacer prácticamente lo mismo. Nos llevaron un sillón y otras cosas menores. 

 


“Lo que uno siente es la impotencia frente a todo esto porque no le podemos hacer frente. Estamos evaluando poner todo un sistema de alarmas, con cámaras y sensores pero todo eso es una erogación que se hace bastante difícil. Quizás también haría falta la presencia de un sereno, pero eso también es algo que tiene su costo económico”.

 

“Lo ven fácil”

 

Respecto a la reiteración de éste y otros hechos delictivos, el religioso opinó “creo que lo ven fácil, porque está pasando mucho”. 

 


“Dentro de esta manzana hubo casos de personas mayores y de familias que sufrieron grandes robos. Abuelos que han sido desvalijados. Y uno siente impotencia por ellos, porque ese abuelo ya no trabaja, está jubilado y todo esta situación de júbilo no tiene nada. 

 


“Uno ve ese sufrimiento y duele el doble. Porque una institución, una iglesia se puede recuperar, pero para una familia es mucho más difícil. He visto casos de gente que viene a llorar al templo porque lo han perdido todo. Y no solamente de este barrio. Porque los días 7 vemos personas de todos lados”.

 

Dar educación

 

De cara al futuro, el sacerdote sostuvo que “creo que hay que hacer un buen diagnóstico y buscar buenas soluciones. Esas soluciones pasan por volver a ponernos firmes en dar educación donde estén esencialmente destacados los valores, como por ejemplo el trabajo y el respeto al otro.

 


Se habla tanto de la tolerancia cero y yo digo que debe haber tolerancia cero con la falta de respeto hacia el otro. No puede pasar eso. Porque acá no hay códigos. Da lo mismo un varón, que una mujer, o un anciano o una embarazada. 

 


Ya no hay valoración de lo que es comunitario, lo que es de todos. Tampoco hay valoración de lo sagrado. Es como que vale todo, no hay códigos y no importa el otro. Sólo importo yo. Y a esa persona que roba también se le robaron los valores cuando no se la educó. Eso tenemos que fijarnos. Porque ahora se habla que va a venir la Gendarmería. Y sí... si hay un número mayor de uniformados podremos estar un poco más cuidados, pero si seguimos así no va alcanzar un policía por persona...”, sentenció.

 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Sucesos

    Lo más visto en