http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Domingo 18.09.2016 | Última actualización | 13:43
9:21

Sábado sangriento

Dos crímenes en seis horas

A la siesta un hombre murió acribillado a tiros en barrio Cabal. A la noche, un menor fue asesinado de un disparo en la Bajada Di Stéfano.

Barrio Cabal. Cinco tiros a quemarropa terminaron con la vida de Raúl Matterson. El Litoral

+1

Foto:El Litoral
Barrio Cabal. Cinco tiros a quemarropa terminaron con la vida de Raúl Matterson.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Sábado sangriento Dos crímenes en seis horas A la siesta un hombre murió acribillado a tiros en barrio Cabal. A la noche, un menor fue asesinado de un disparo en la Bajada Di Stéfano. A la siesta un hombre murió acribillado a tiros en barrio Cabal. A la noche, un menor fue asesinado de un disparo en la Bajada Di Stéfano.

Danilo Chiapello
dchiapello@ellitoral.com

 

Entre “puchos”, cervezas y plantas de marihuana. Así fue el final de Raúl Matterson (31), el hombre asesinado ayer en barrio Cabal. Eran cerca de las 15 y “el Rauli” (como todos lo llamaban en la zona) se encontraba dentro de una modesta finca ubicada en Estanislao Zeballos 5400, casi esquina con pasaje público. Sentado en un sillón, buscaba algo de sosiego para la calurosa siesta santafesina tomando unas cervezas y “quemando” unos Philips Morris junto a un amigo. 

 


Pero esta tranquila escena tuvo un abrupto final cuando al lugar arribaron dos sujetos los que, sin pérdida de tiempo, fueron a increpar a “Rauli”. Según algunas versiones, los recién llegados le habrían reclamado por algunos objetos robados.

 


El intercambio de palabras fue violento y resultó la antesala del desastre que se desató segundos después. Uno de estos últimos sacó de entre sus ropas un arma de fuego y, sin más, descargó una andanada de tiros. 

 


En medio de una “lluvia” de balas, Matterson intentó escapar. En vano. Los balazos que recibió en el pecho, en abdomen y en sus piernas provocaron su muerte prácticamente en el acto. 

 


Concretada la ejecución, sus autores se alejaron.

 


Los primeros en llegar al lugar fueron los agentes del Comando Radioeléctrico, quienes se toparon con un escenario dramático, con allegados al infortunado pidiendo auxilio. 

 


No sería raro suponer que lo acontecido sea el cobro de alguna vieja “factura” entre elementos de mal vivir. Esto se entiende así, debido a los numerosos antecedentes en materia delictiva que tenía el ultimado.

 


En este sentido, voceros allegados a la pesquisa indicaron que no sería ajeno a este suceso un tal “Mono”; tenebroso individuo que lidera una banda dedicada a cometer usurpaciones, robos y hasta homicidios, y que actualmente goza de libertad.

 

Un tiro al pecho

 

Horas después a este hecho, se tuvo noticias sobre un nuevo hecho de sangre, ocurrido en la zona de la costa.

 

 
Minutos después de las 21, ingresó sin vida al hospital Cullen un joven, de 17 años, el que venía procedente de la zona conocida como Bajada Di Stéfano. 

 


La víctima resultó ser Julián Enrique Guzman. Su cuerpo presentaba un impacto de bala en la zona del tórax.

 


Según trascendió, momentos antes, el nombrado se encontraba junto a una mujer en una zona de construcciones precarias, cuando fue abordado por un sujeto que le disparó a quemarropa.

 


Con la urgencia del caso el chico fue trasladado hasta el hospital Cullen donde, pese a los esfuerzos realizados, arribo ya fallecido. 

 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Sucesos

    Lo más visto en