http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Sábado 08.10.2016 | Última actualización | 18:24
17:34

Nueva modalidad delictiva

Ladrones utilizan tecnología para abrir autos frente a La Salle

La maniobra quedó registrada por una cámara del establecimiento educativo. Una ganzúa digital, una aplicación para celulares u otra herramienta sofisticada pone en crisis los sistemas de seguridad para el automotor.

Foto:Captura digital


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Nueva modalidad delictiva Ladrones utilizan tecnología para abrir autos frente a La Salle La maniobra quedó registrada por una cámara. Una herramienta sofisticada pone en crisis los sistemas de seguridad para el automotor. La maniobra quedó registrada por una cámara del establecimiento educativo. Una ganzúa digital, una aplicación para celulares u otra herramienta sofisticada pone en crisis los sistemas de seguridad para el automotor.

Juliano Salierno

jsalierno@ellitoral.com


El viernes fue el último caso y las cámaras de seguridad del colegio La Salle registraron la maniobra: dos personas dentro de un vehículo estacionado sobre la bici-senda de calle Ituzaingó accionan un dispositivo tecnológico mediante el cual anulan o descifran el sistema de seguridad de otro coche estacionado en la vereda de enfrente, a la altura de la parada de colectivos, casi en la esquina con Alberdi. Una vez abierto, uno de los delincuentes cruza la calle, abre la puerta sin forzarla, sustrae las pertenencias que encuentra en el habitáculo y abandona el auto sin dejar rastros.


El episodio no sólo preocupa y puso en alerta a las autoridades de la institución educativa de barrio Candioti, sino que además jaquea los sistemas de alarma y cierre centralizado del automotor. “Esto ha pasado varias veces antes, a mi señora ya le habían comentado de otros casos”, contó el papá que, como muchos otros, puso la baliza, accionó el control para cerrar su Renault Sandero Rip Curl edición limitada y bajó corriendo a buscar a sus hijos pasada la una de la tarde.


Las cámaras


Al darse cuenta de que le faltaban sus pertenencias -los asaltantes se llevaron documentación personal y una suma de dinero en efectivo-, la víctima solicitó ver las cámaras de seguridad de la escuela para luego radicar la denuncia en la comisaría 3ra.


La filmación es elocuente en cuanto a la veracidad de los hechos narrados y confirma otras historias similares que estaban circulando entre la comunidad educativa. Sin ir más lejos, tiempo atrás un vicedirector de La Salle sufrió en carne propia el accionar delictivo, cuando al llegar a su casa se dio cuenta de que le faltaba un bolso del baúl.
“Estamos preocupados y el martes vamos a evaluar con los otros directivos qué medidas tomar”, dijo María Eugenia Rosso, directora general del colegio La Salle Jobson. “Fue el viernes entre la una y las dos” de la tarde, reconoció.


“Entró un papá para ver las cámaras porque le habían abierto el auto”, dijo Rosso, que aventuró una hipótesis: “Es una camioneta con dos personas que están con los celulares, con una de esas aplicaciones para abrir los autos. Se ve a dos hombres, uno que se baja, saca un bolso y se van”, relató.



Varios casos


Lo preocupante del caso es que “no fue la primera vez. Ya nos pasó con un personal de la escuela, que llegó a la casa y se dio cuenta de que le habían robado un bolso del baúl. En esa oportunidad eran dos hombres en una moto”, refirió.


La propia víctima recuerda que “lo dejé (al auto) mal estacionado, con balizas” y que accionó el botón de cierre centralizado pero no revisó manualmente si las puertas estaban cerradas. Al regresar “apreté para abrir, pero nunca supe si lo abrí yo o me lo dejaron abierto” porque el sistema no tiene sonido ni luces. “Me hablaron de un inhibidor que hace que cuando uno cierra el auto, el sistema se acciona pero el auto queda abierto”, dijo la víctima en busca de una explicación razonable.


Una voz autorizada


Esta mañana El Litoral consultó a un especialista en la materia, para conocer cómo se realiza la maniobra delictiva y qué herramientas se necesitan para violentar los sistemas de seguridad de modernas unidades móviles.


“Digitalmente se puede pero teniendo referencias”, dijo el técnico electrónico Mario Bruno, que es asesor técnico en seguridad y lleva 43 años en el rubro como titular de la cerrajería Ituzaingó.


“Primero tenés que tener acceso al sistema de la fuente transmisora de la señal del vehículo”, explicó el especialista. Como ejemplo de seguridad puso el caso del Focus Titanium, que “en su línea de alta gama viene con un transmisor de presencia que te ubica sobre el coche para poder dar arranque. El inconveniente es cuando perdés el transmisor porque no podés acceder al vehículo, pero si uno tiene acceso al transmisor digitalmente se puede clonar”.


“Hay lectoras de radiofrecuencia que las clonan y las pueden transmitir por un pequeño transmisor universal”, pero es una tecnología demasiado cara para su uso comercial.


Otra alternativa es “la ganzúa digital” que “es como una llave”. “A través de una base de datos va tirando un formato” que después de un rato de trabajo puede acertar con la clave correcta y abrir el vehículo.


Pero “lo que se puede estar haciendo es un escaneo direccional de frecuencia”, arriesgó Bruno. “Es como si fuera una parábola, con una antena desde un vehículo pueden estar leyéndole la frecuencia” en el momento que se acciona el sistema. Pero “como no es la frecuencia justa, puede estar montado un equipo de frecuencia que trabaja hasta que da con la clave justa” y finalmente logran abrirlo sin dejar huellas.


>>> ¿Extravío o robo?


Llamativamente a la hora de hacer la denuncia en la comisaría 3ra. el personal de servicio le ofreció a la víctima hacer una “constancia de extravío” para poder reclamar por la documentación sustraída; pero en un primer momento se negaron a tomarle la denuncia por robo aduciendo que “no había nadie”. “Volvé dentro de 20 minutos”, le dijeron al damnificado, que hizo la constancia de extravío, pero luego radicó la denuncia.


>>> Ortodoxos


Anoche, pasadas las 21.10, el periodista local Diego “Turco” Vergara fue víctima de delincuentes que a la vieja usanza, le barretearon la puerta del acompañante de su vehículo estacionado frente a uno de los portones de acceso al estadio Ángel Malviccino, en el club Unión. “Bajé a dejar un papel en la cocina del club y cuando vuelvo me encuentro la puerta del acompañante doblada y forzada. Me sacaron la mochila con la computadora y un equipo de mate”, resumió el “Turco”. El auto -un Fiat Uno negro- estaba estacionado sobre calle Cándido Pujato. La víctima solicita a quien encuentre documentación a su nombre, que por favor se contacten al teléfono 4582327, puesto que entre lo sustraído había documentos, valioso material de trabajo, así como recuerdos familiares. La denuncia quedó radicada en la comisaría 4ta.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Sucesos
    Lo más visto en
Ahora En Portada