http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Jueves 20.10.2016
16:58

Conclusiones que aún se dejan escuchar

Los 10 "mandamientos" sabaleros

Quizás Montero vuelva a la línea de cuatro para recuperar el orden y la solidez defensiva. Los números han sido muy buenos hasta ahora. El desafío es depurar el nivel de juego, encontrar precisión con la pelota y mayores variantes ofensivas.

Foto: Archivo El Litoral


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Conclusiones que aún se dejan escuchar Los 10 "mandamientos" sabaleros Quizás Montero vuelva a la línea de cuatro para recuperar el orden y la solidez defensiva. Los números han sido muy buenos hasta ahora. El desafío es depurar el nivel de juego, encontrar precisión con la pelota y mayores variantes ofensivas. Quizás Montero vuelva a la línea de cuatro para recuperar el orden y la solidez defensiva. Los números han sido muy buenos hasta ahora. El desafío es depurar el nivel de juego, encontrar precisión con la pelota y mayores variantes ofensivas.

Enrique Cruz (h)


Hay que ir gastando a cuenta de algunas cuestiones. Por ejemplo, la vuelta del “Sungui” Blanco al equipo titular. Y después, el retorno a una línea de cuatro que le permita recuperar la solidez y el orden de los primeros partidos, que se perdió en buena parte el sábado pasado en el Fortín, producto del cambio de esquema.


Montero insistirá en algún momento con la línea de tres, pero la realidad indica que es un sistema que se debe ensayar mucho, que necesita algunos movimientos que no están aceitados —al menos por lo que se vio en cancha— y que lejos de disminuir el nivel individual de los jugadores, los debe potenciar.


* 1) Si la idea de cambiar de cuatro a tres fue para agregar un jugador y ganar alguno de los otros sectores de la cancha, no lo consiguió.


* 2) Si fue para poner a Olivera de titular y no sacar a Conti y a Ortiz, se trata de uno de esos “lindos problemas” que muchas veces tienen los entrenadores. Olivera demostró que puede ser tranquilamente titular en el equipo (una de las figuras ante Defensa y el mejor de la defensa ante Vélez). En consecuencia, debe elegir dos entre tres. O bien apostar a que alguno de los otros pueda jugar por el costado, cosa que no parece aconsejable ni con Conti ni con Ortiz.


* 3) En este último análisis, agregar que Conti-Ortiz anduvieron bien (individual y colectivamente) cuando fueron los zagueros de la línea de cuatro que no había recibido goles en cuatro partidos.


* 4) Si la idea es terminar defendiendo con cinco, lejos de sumar un jugador en otro sector, lo está restando. Ceballos es marcador de punta y sabe qué es lo que debe hacer cuando el equipo retrocede. Por el otro costado, ¿lo puede hacer Torres?, quedó demostrado que no. ¿Lo puede hacer Iberbia?, posiblemente, porque es marcador de punta, pero no lo consiguió el sábado porque quedó en una posición intermedia que lo confundió.


* 5) Si al retroceso para no quedar mano a mano o desequilibrado en el fondo —como ocurrió con el costado izquierdo de la defensa en el encuentro con Vélez— lo tiene que hacer uno de los “5”, metiéndose en el sector central de la defensa ante el corrimiento de uno de los “stopper” hacia el lateral, no es adecuado que sea Poblete. Hoy, en Colón los roles están invertidos en el medio. Poblete es el que juega más retrasado y Bastía el que sale a apretar arriba. ¿No es mejor que sea al revés?


* 6) Poblete tiene más capacidad que Bastía —por manejo y por ritmo físico— de romper líneas defensivas del rival. Pasó en la última jugada del partido, cuando pudo empatarlo con el mano a mano que le tapó Assman.


* 7) Insisto en la necesidad imperiosa que Poblete y Ledesma aparezcan con mayor continuidad y manejen la pelota. Al ser tapados, se termina casi todo lo que el equipo puede generar. Colón es demasiado previsible en el manejo de la pelota y en la creación de situaciones. Lo dijo Silva —con razón— luego del partido. Y si no, veamos cuántas veces un volante dejó a Blanco en situación de gol. Una, en el primer gol contra Aldosivi y punto.


* 8) Esta falta de manejo y las imprecisiones, hacen que todavía el equipo no haya adquirido una línea de juego, que no tenga clara una idea. Aún así, consiguió muy buenos resultados. Y eso fue producto del orden defensivo y también de una dosis a veces necesaria de fortuna.


* 9) La previsibilidad desnuda la falta de sorpresa. No hay desbordes claros por afuera, volantes que se desprendan para aparecer en posiciones impensadas o marcadores de punta que le traigan problemas defensivos al rival, como le pasó a Colón con Caire. Quizás, Ceballos no tenga esa característica porque es más defensivo que ofensivo, pero habría que pensarlo por el otro sector. Y ahí, Iberbia y Clemente ofrecen otras alternativas.


* 10) Hay un punto que no se puede desconocer y que también ayuda: los números de Colón (11 puntos sobre 18) son muy buenos, recién perdió el invicto en la sexta fecha, tiene una sola derrota y este panorama le da aire y tranquilidad para pensar en mejorar.


¿Repite equipo?


La única duda del Yagui Forestello es la presencia del chileno Vargas en el ataque. En caso de no estar en condiciones, quien tendría las mayores chances de ocupar su lugar, es el delantero Lautaro Comas.


Suponiendo que el atacante chileno estará presente, el once inicial de Patronato sería el mismo que superó por 2 a 1 al conjunto de Marcelo Gallardo el pasado fin de semana. El dibujo táctico también se repetiría. Es decir que el Santo saldría con el esquema 4-4-2 y el once inicial sería con: Sebastián Bértoli en el arco; en la defensa aparecerán Lautaro Geminiani, Walter Andrade, Renzo Vera y Lucas Márquez; en la zona de volantes, Marcelo Guzmán, Gonzalo Espinoza, Damián Lemos y Arnaldo González; mientras que Vargas o Comas y Fernando Telechea serían los delanteros.


¿Con Iberbia y Blanco?


Ayer, no hubo posibilidades de ver cuál es la idea que tiene Montero respecto de la formación del equipo por las malas condiciones climáticas, aunque es posible que vuelva a la línea de cuatro y habrá que ver si Iberbia tiene la chance de ser titular.


El que seguramente estará desde el arranque del partido es “el Sungui” Blanco, ya recuperado de la lumbalgia que lo marginó por completo del encuentro en cancha de Vélez.


Diego Mayora concentró para ese partido pero jugó el de reserva y marcó un gol. No habría que descartar que el peruano, esta vez, integre la formación principal, posiblemente en el banco de suplentes.


El plantel rojinegro atenderá mañana a la prensa y luego quedará concentrado para esperar el encuentro del sábado a las 17.30 en el Brigadier López. Luego, está confirmado que el partido con Atlético de Rafaela irá el sábado 29, casi con seguridad desde las 14 y que está en duda que sea con hinchas visitantes debido a un pedido de la Municipalidad rafaelina.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Actualidad Sabalera
    Lo más visto en
Ahora En Portada