http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Viernes 21.10.2016 | Última actualización | 18:18
18:16

Comenzó a implementarse en julio

Comerciantes de calle Mendoza plantean dificultades por la semipeatonalización

En los negocios ubicados entre San Jerónimo y 25 de Mayo el impacto de la medida es dispar. Plantean dificultades en el momento de la descarga de mercadería. Desde la Municipalidad afirman que hasta ahora, la evaluación “es positiva”. 

Foto: Flavio Raina


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Comenzó a implementarse en julio Comerciantes de calle Mendoza plantean dificultades por la semipeatonalización En los negocios ubicados entre San Jerónimo y 25 de Mayo el impacto de la medida es dispar. Plantean dificultades en el momento de la descarga de mercadería. Desde la Municipalidad afirman que hasta ahora, la evaluación “es positiva”.  En los negocios ubicados entre San Jerónimo y 25 de Mayo el impacto de la medida es dispar. Plantean dificultades en el momento de la descarga de mercadería. Desde la Municipalidad afirman que hasta ahora, la evaluación “es positiva”. 

De la Redacción de El Litoral

area@ellitoral.com 


A tres meses de la semipeatonalización de dos cuadras de calle Mendoza, entre San Jerónimo y 25 de Mayo, algunos comerciantes plantean diversos inconvenientes. Si bien reconocen que el proyecto “es bueno”, reclaman la revisión del impacto hasta acá y solicitan “ajustes”. 


Para la Municipalidad, la evaluación de la reducción de la calzada para darle prioridad a la circulación de peatones “es positiva”, tal como explicó el secretario de Control Municipal, Ramiro Dall’Aglio. 


La carga y descarga de mercadería es un problema. Al haber sólo dos dársenas habilitadas para los camiones, cuando están ocupadas los proveedores se van sin entregar los pedidos. “Te dicen que pasan más tarde y eso nos perjudica con las ventas”, afirmó Marcelo Ventura, comerciante de calle Mendoza al 2591. Y a veces, obstruyen el tránsito y ocasionan demoras a los automovilistas. 


Otro de los inconvenientes tiene que ver con el achicamiento de la calzada. “Los colectivos pasan pegados contra la vereda del sur. El otro día, un cole chupó a una señora y cayó sentada en la vereda. Es muy peligroso”, comentó Marta Rosemberg, titular de una joyería en Mendoza al 2559. Según afirmó, desde la semipeatonalización sus ventas cayeron un 70 %. 

 

Problemas en calle Mendoza por semipeatonalización

 

“Falta control porque hay muchos problemas con el tránsito, entonces la gente elige ir a comprar a otros sectores, como las avenidas del norte, donde no se controla nada, o al shopping”, consideró Marta. 

 


Sin cambios 


Para Marcelo Toniollo, de “Todo Termo” -Mendoza 2558- es pronto para hacer evaluaciones. Su comercio está sobre la vereda norte peatonalizada. “No tenemos un impacto en las ventas, hay que esperar un tiempo prudencial. Tampoco sabemos si va a continuar. Lo que sí veo es mucha mugre, sabemos que nos favorece el proyecto, pero ahora es difícil la circulación, sobre todo de personas mayores y niños”, consideró. 


Para la titular de la joyería Pierina -Mendoza 2594-, Josefina Valdez, “es positivo que los autos no pasen tan encima del comercio, pero después no cambió en nada”. 


En etapa de prueba


La semipeatonalización de la vereda norte de calle Mendoza comenzó a funcionar el miércoles 13 de julio. Como todo cambio de este tipo, fue sometido a una etapa de prueba, que aún perdura. 


La iniciativa se desarrolla en el marco de las acciones previstas en el Plan de Movilidad Urbana desarrollado por el Municipio local. El reordenamiento del macrocentro santafesino tiene como objetivo priorizar la circulación de los peatones.


Los estudios previos al proyecto arrojaron que por el tramo en cuestión circulaban unas 2.500 personas por hora (el 80% de la circulación general por la zona). Del espacio disponible en la calle, el área para peatones era del 34 % y el 66 % restante para vehículos. Desde la peatonalización eso se modificó: 59 % para personas y el 41 % para coches. 


“Ahora la gente en vez de ir ajustada, camina sin problemas. A partir de los datos objetivos no hubo modificaciones significativas en la circulación: un 7 % más de peatones, 8 % más de taxis y remises y casi sin cambios en el transporte liviano”, aportó Dall’Aglio. 


En consideración del municipio “la semipeatonalización está funcionando muy bien y si sigue así, se va a considerar dejar firme la iniciativa como en calle Hipólito Yrigoyen”, señaló el funcionario. 


Respecto de la cantidad de dársenas para la descarga de mercadería, el secretario de Control consideró que es necesario “que se organicen los horarios para que no haya dificultades”. 
Lo que sí podría modificarse de lo implementado hasta acá es la disminución de la velocidad para el transporte público. 


“Hay que esperar por lo menos un año para ver cómo se resuelve. La Secretaría de Planeamiento Urbano determinará cuál es la mejor alternativa, en base a los datos que nosotros le aportamos. Las tres posibilidades son: calle manda peatón con circulación de vehículos y transporte público, la peatonalización definitiva o el emparejamiento de veredas”, adelantó el secretario de Control. 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Área Metropolitana
    Lo más visto en
Ahora En Portada