http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Miércoles 26.10.2016
21:13

Miguel Lifschitz en los estudios de C&D

"No tenemos una situación crítica de empleo en Santa Fe"

Si bien todavía hay un escenario recesivo, el gobernador se mostró optimista en el mediano plazo. Aseguró que en 2017 habrá obra pública como nunca en los últimos 30 ó 40 años en la provincia.

Foto:Pablo Aguirre


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Miguel Lifschitz en los estudios de C&D "No tenemos una situación crítica de empleo en Santa Fe" Si bien todavía hay un escenario recesivo, el gobernador se mostró optimista en el mediano plazo. Aseguró que en 2017 habrá obra pública como nunca en los últimos 30 ó 40 años en la provincia. Si bien todavía hay un escenario recesivo, el gobernador se mostró optimista en el mediano plazo. Aseguró que en 2017 habrá obra pública como nunca en los últimos 30 ó 40 años en la provincia.

 

 

De la redacción de El Litoral

politica@ellitoral.com

El gobernador Miguel Lifschitz dijo ser optimista en el mediano plazo en materia económica; afirmó que hoy no hay graves problemas en el empleo registrado; vaticinó una gran ejecución de obra pública tanto provincial como nacional el año próximo y anunció que en días más presentará un nuevo programa de la política social para focalizarla en los sectores más vulnerables.

El mandatario provincial participó anoche en los estudios de C&D del programa “Mensaje directo” que conducen Teresa Pandolfo y Mario Cáffaro, en el que donde reconoció que han logrado encauzar la relación con el presidente Mauricio Macri. “Quizás con el presidente se generó algún desencuentro pero no en lo personal, nunca tuvimos un entredicho personal; a veces cuando hay demasiados intermediarios en el camino que llevan y traen se generan ruidos innecesarios. A partir de la primera reunión que tuvimos y luego otra a solas en Olivos, pudimos avanzar en poner los temas arriba de la mesa, ponernos de acuerdo en criterios sobre encarar distintos temas. Hemos encontrado un cauce de diálogo directo, que creo que es muy bueno y por otro lado la posibilidad de avanzar en temas de seguridad, obra pública, de infraestructura. Esto es positivo”, aseguró.

Reconoció la voluntad del gobierno central de trabajar con todos los gobernadores “y nuestra vocación de encontrar puntos de contacto y trabajo en común. Cuando hablamos de obra pública, no hay mucha ideología y cuando abordamos los recursos de la Nación y de las provincias puede haber alguna discusión porque estamos en diferentes lugares, pero tiene que primar el bien común, el interés general y la voluntad de sacar el país adelante”. En este marco valorizó los acuerdos en materia de seguridad y no dudó en que son ejemplo para otras provincias.

En gobernador destacó la tarea realizada por los fiscales y la Secretaría de Delitos Complejos del Ministerio de Seguridad para desarticular una banda en Rosario de lavado de activos. “La investigación es sólida, tenemos expectativas de que avance lo más rápido posible la causa para esta y otras posibles organizaciones de características parecidas, que sospechamos, con metodología muy similar, están actuando en la provincia. Hay varias investigaciones en marcha muy vinculadas a inmuebles”, añadió.

Bono y fin de año

En otro tramo de la entrevista, habló el gobernador sobre el reclamo de sectores sociales más postergados ante el fin de año, pero también del reclamo de un bono de sectores estatales. La respuesta fue muy diferente: “Hay que poner todo en la balanza y como responsable del gobierno debo priorizar a los sectores más vulnerables. Si tengo que hacer un refuerzo lo tengo que hacer donde más se necesita”, aclaró.

Sobre los sectores más vulnerables, insistió en la situación de pobreza estructural que tiene la Argentina desde hace décadas. “Prestar atención y generar políticas activas de inclusión social es el gran desafío. Lo ha planteado el gobierno nacional y nosotros lo tenemos acá. En diez días vamos a estar presentando un nuevo enfoque de la política social. La idea es focalizar y fortalecer el trabajo en los sectores más vulnerables, con una inversión mucho más focalizada, familia por familia, tratando de llegar con el Estado a aquellos resquicios donde aún no estamos llegando y esto va a requerir un esfuerzo importante. No vemos una situación crítica, no estamos viendo una situación de conflicto para fin de año. Hemos incrementado las partidas de ayuda social”.

En cuanto a los agentes públicos, dijo entender la demanda, pero recordó el acuerdo salarial alcanzado para todo el año. “Estamos llegando al fin del ejercicio con muy pocas posibilidades de transferir partidas desde otro lugar a personal, a sueldos. No tenemos factibilidad práctica de acordar incrementos salvo ir a un déficit mayor, auxilio del gobierno nacional o generar endeudamiento. No quisiéramos generar endeudamiento para gasto corriente”, e hizo notar que el resto de las provincias está igual que Santa Fe y los municipios, en peor situación.

No obstante, Lifschitz marcó muy claramente que hoy en Santa Fe “no tenemos una situación crítica de empleo en la provincia. Lo que es el empleo registrado no marca descensos significativos, hay movimientos, hay rubros que han bajado, otros que han subido, pero se compensan. Es probable que el empleo precario, en el cuentapropismo haya sí una reducción, pero es difícil de mensurarla. Hay sectores de la industria y del comercio que dependen fundamentalmente del mercado interno, que están en meses de retracción, de caída de ventas, pero los empresarios están haciendo esfuerzos para mantener a sus trabajadores. Vemos una lenta recuperación de la economía, fundamentalmente todo lo relativo al sector agropecuario. No se puede tener siempre una mirada apocalíptica sobre la realidad. Hay cosas que se pueden mejorar, corregir y hay cosas positivas que tenemos que aprovechar y más en una provincia como la nuestra con mucha potencialidad productiva más la obra pública que tiene una inversión sin precedentes en la provincia y donde la Nación se ha comprometido con obras muy importantes”.

Por último, dijo ser optimista para el mediano plazo aunque admitió que todavía quedan meses complicados por delante. “Hay que tener un poco de paciencia. El Estado nacional y el provincial deben estar atentos para concurrir en apoyo a los sectores con más dificultades, tanto sociales como economías regionales más complicadas. A mediano plazo tengo una mirada positiva. Vamos a estar mejorando, ponemos el esfuerzo para eso, porque si al gobierno nacional le va bien, todos también vamos a aprovechar esa bonanza. No tenemos que especular con que las cosas vayan mal porque eso es negativo para todos. Tenemos que ayudar desde la provincia a que las cosas vayan bien. A veces tenemos discrepancias con temas puntuales, que tienen que ver con defender los intereses de los santafesinos, hacerle ver al gobierno algunos problemas que son puntuales de nuestra realidad. Estas cosas hacen a encontrar equilibrios y a que las políticas beneficien a todos”.

"No vemos una situación de desborde social en la provincia”.

Miguel Lifschitz

Corrupción

  • El mandatario dijo anoche que “la corrupción en la Argentina es como una mancha de aceite, se ha extendido a todos los intersticios de la sociedad, no solamente en el Estado, sino en otros ámbitos económicos, sociales. Si no somos capaces de erradicar la corrupción, de combatirla en todas sus formas, lugares, no tenemos destino como país. Si no logramos erradicar la corrupción de la obra pública, del Estado, de la Justicia, de la Policía y de la sociedad, difícilmente podamos tener un país diferente como el que queremos”.

"En 2017, vamos a tener obra pública en Santa Fe como no tuvimos en los últimos 30 ó 40 años”.

Miguel Lifschitz

 

Obras

  • El gobernador se mostró satisfecho con los precios acordados en las licitaciones que está realizando su gestión; saludó la presencia de empresas de otras provincias y definió como saludable a la competencia. “Estamos conformes y trabajando mucho para que las empresas cumplan los plazos. Tenemos que volver a la idea de una obra pública que cueste lo que debe costar, sin sobreprecios, donde se hacen los plazos normales, donde los presupuestos públicos tienen partidas y la obra pública no es variable de ajuste. Si entramos en ese camino de mayor normalidad será bueno para todos”, aseguró.

Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Otras Noticias de Política
    Lo más visto en
Ahora En Portada