http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png Diario El Litoral
Diario El Litoral
Sábado 05.11.2016
20:09

La política en foco (por Germán de los Santos)

Faltan los rostros del dinero narco

Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


La política en foco (por Germán de los Santos) Faltan los rostros del dinero narco

 

Germán de los Santos

politica@ellitoral.com

Hasta ahora, las flechas apuntaban para el mismo lado. Nunca se cruzaban. La cara visible del universo narco en Rosario era ese mundo marginal, recargado de violencia y sangre, con la banda de Los Monos como ejemplo más paradigmático. Ese clan familiar que surgió escondido entre la extrema pobreza a fines de los 90 en La Granada, y que a partir del crecimiento de la organización, a plomo y droga, logró conmover al poder, apareció de golpe en una historia en la que no había muertos, sino estafados.

La causa conocida como la “megaestafa” muestra un costado novedoso al entrelazar dos mundos, el marginal, el periférico, con el aparentemente opuesto, aquel en el que conviven un agente de bolsa, un gerente de medios, contadores y escribanos, que jamás estuvieron ni cerca de un búnker sucio con olor a orina. ¿Cómo lograron juntarse esos mundos? Los hermanó el dinero sucio, un actor ausente hasta ahora en las investigaciones en las que el narcotráfico es el que genera las divisas, que nunca aparecen.

La semana que viene, el fiscal Sebastián Narvaja va a pedir a la jueza Mónica Lamperti que eleve la causa de la megaestafa a juicio oral, en la que hay once imputados por seis casos de estafa y fraude con propiedades.

El caso se ceñirá por ahora a media docena de historias y dejará para una segunda etapa la acusación por asociación ilícita, un proceso que será mucho más largo y que aún tiene un destino difuso. Es allí donde, según la visión del fiscal, se entrecruzan las flechas y los universos de aquellos que manejan dinero del narcotráfico. Pero ese capítulo quedará para más tarde si se llega a algún puerto. Los indicios que aparecen en la causa que investiga Narvaja apuntan a dos personas que fueron puentes entre esos universos. Uno es Leandro David Pérez, un hombre de la noche y los negocios oscuros de compra y venta de autos, y el otro Maximiliano González de Gaetano, que figura como titular del gremio de los Monteros, un sindicato extraño con una plantilla de 62 afiliados que nunca hicieron un solo aporte.

Lelo Pérez estaba marcado desde junio pasado cuando el entonces titular de la Procelac Carlos Gonella presentó una denuncia en conjunto con la Unidad de Información Financiera (UIF) que planteaba investigar a los resortes de lavado de dinero de tres grupos narcos: Luis Medina, los Monos y Delfín Zacarías. La causa nunca avanzó.

En el fuero federal en Rosario no hay una sola condena por lavado de dinero vinculado con la venta de drogas. Es un terreno desconocido hasta ahora. Están más nítidos los rostros de aquellos que están ubicados en el último eslabón del narcotráfico, que en su mayoría son jóvenes sin porvenir que colman las cárceles y los cementerios.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Otras Noticias de Opinión
    Lo más visto en
Ahora En Portada