http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 11.01.2017 | Última actualización | 6:36
6:27

El Litoral en la pretemporada de Unión

"No necesito a nadie más, tengo el plantel completo"

Juan Pablo Pumpido ni piensa en sumar otro refuerzo (el que le permite el reglamento luego de incorporar al “Pitu” Cejas). En el predio de San Lorenzo, hubo “biaba” a pesar de que habían llegado a la mañana a la Feliz.

Foto: El Litoral


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


El Litoral en la pretemporada de Unión "No necesito a nadie más, tengo el plantel completo" Juan Pablo Pumpido ni piensa en sumar otro refuerzo (el que le permite el reglamento luego de incorporar al “Pitu” Cejas).  Juan Pablo Pumpido ni piensa en sumar otro refuerzo (el que le permite el reglamento luego de incorporar al “Pitu” Cejas). En el predio de San Lorenzo, hubo “biaba” a pesar de que habían llegado a la mañana a la Feliz.

Enrique Cruz (h)
(Enviado Especial a Mar del Plata)

 

Los 28 grados de temperatura a las 5 de la tarde en el predio de San Lorenzo de Mar del Plata tornaban a la tarde como típica de verano. No era de las habituales en esta ciudad, aunque habrá que admitir que ha cambiado bastante el clima y que ahora, por ejemplo, ya no se necesita imprescindiblemente el saco o el pulóver para salir a la noche. Mar del Plata se ha tornado muy cálida en estos últimos tiempos, aunque lejos de las temperaturas insoportables de nuestra ciudad.


Y El Litoral, como único testigo del inicio de esta pretemporada tatengue, comenzó a anotar conclusiones. Y la primera de ellas llegó de la mano de su propio entrenador, Juan Pablo Pumpido, cuando al término del extenuante trabajo de más de dos horas fue tajante en su apreciación: “No necesito a nadie, con lo que tengo me doy por satisfecho”.


Es raro que un entrenador hable de esa forma, cuando casi todos piden. “Fijáte que el mercado no se mueve. Yo tengo un buen plantel, mucha competencia y si no se va nadie, estoy satisfecho. ¿Para qué me voy a apurar en buscar algún refuerzo?. ¿Y si se me va Gamba o algún otro jugador en otro puesto?. Mi deseo es que se queden todos, pero no puedo cortarle la carrera a nadie”, dijo claramente un Pumpido que, por ejemplo, ya empieza a admitir el “lindo problema” que va a tener cuando deba armar el mediocampo con los dos “5”. Acevedo y Mauro Pittón ya andaban bien, pero después aparecieron De Iriondo y Rivero, que terminaron jugando y en gran forma. Y así armó las dos duplas en el trabajo táctico de la víspera. Acevedo-Pittón por un lado y De Iriondo-Rivero por el otro, con un mediocampo que repitió con Algozino y Godoy, tal como se armó en el final del torneo.


El primer amistoso está confirmado para el sábado que viene en la cancha de Aldosivi, en la salida del puerto marplatense y la entrada al monumental predio de Punta Mogotes, donde Unión tiene previsto realizar mañana por la mañana el trabajo físico en la arena. Por lo pronto, ayer se trabajó en la cancha de San Lorenzo (es más grande que el mundialista José María Minella en sus dimensiones, con 110 metros de largo por 75 de ancho), un predio que está ubicado en el comienzo de la ruta 88 que une a esta ciudad con Necochea y que Unión ya conoce porque allí se entrenó hace un par de años con Leo Madelón a cargo del plantel.

 

Pretemporada Unión en Mar del Plata

 

 

 


La labor futbolística se va a realizar allí, mientras que por la mañana, el trabajo alternará mucho gimnasio (esta mañana y el viernes), más la fuerza en la arena (mañana), para terminar el trabajo de esta primera semana con el partido ante el equipo de Darío Franco, que pugna por quedarse con Vismara para reforzar el plantel y que también está trabajando intensamente en esta ciudad que, de a poco, empieza a recibir a los planteles que se reúnen en una vieja e inextinguible tradición: la de aprovechar las bondades del clima y las posibilidades que ofrece Mar del Plata para realizar una buena pretemporada.


Uno de los más contentos y activos fue Rodrigo Llinas, el flamante entrenador de arqueros de Unión, que trabajó a un costado del campo con Nereo Fernández, Matías Castro y Marcos Peano. En el caso del primero, titular y referente del plantel, sólo hizo los trabajos físicos y luego trotó alrededor del campo en compañía del propio Llinas y también de Sergio Magnín, el “histórico” kinesiólogo del plantel, uno de los apellidos ilustres en Unión junto al del doctor Calvo, en este caso con Juan Manuel presente en esta pretemporada.


Y hablando de participación, uno de los que se “prendió” al trabajo físico, aunque por un ratito nada más, fue Ariel Donnet. El “Perro”, a la hora del duro final de intermitencia, se sumó al grupo que tuvo en el “Pipa” Villar al más activo no sólo para correr sino también para tirar chanzas y bromas, aunque de a poquito se fueron callando para terminar con la “lengua afuera” y “eso que llegamos esta mañana después de viajar toda la noche, pero igual decidimos darle con todo”, dijo un integrante del cuerpo técnico, tras un trabajo que, de liviano, tuvo poco y nada.


Por ahora los chicos que debutan en la pretemporada tienen su cabellera intacta, algo que seguramente desaparecerá en los próximos días, cuando Nereo, Brítez y compañía lo decidan, mientras que Pumpido ya tiene acordado el partido con Aldosivi para el sábado, contra Quilmes para el 20, antes de volverse a Santa Fe y, ya de regreso, dos o tres partidos más por lo menos (Atlético de Rafaela, Newell’s y posiblemente Patronato), para ponerle punto final a la preparación, aún con el inicio del torneo en ascuas, aunque nadie apuesta a que se mantendrá la fecha inicial del 5 de febrero y ya se piensa en el 12 como la alternativa de mínima para que comience a rodar la pelota en este bendito fútbol argentino que no termina de sumar problemas.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Actualidad Tatengue
    Lo más visto en
Ahora En Portada