http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 22.01.2017 | Última actualización | 11:35
11:32

Daniela Qüesta

"Vamos a intervenir más del 50% de las calles de tierra de la ciudad"

Lo aseguró la intendente de Santo Tomé en una entrevista con El Litoral. Son obras de mejorado pétreo, pavimento flexible y hormigón, cuya financiación ya está acordada. El balance del primer año de gestión.

 

“Prevemos que durante nuestra gestión trabajemos sobre 881 cuadras, de las alrededor de 1.700 de tierra que hay en la ciudad”, contó Qüesta. Foto: El Litoral


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Daniela Qüesta "Vamos a intervenir más del 50% de las calles de tierra de la ciudad" Lo aseguró la intendente de Santo Tomé en una entrevista con El Litoral. Son obras de mejorado pétreo, pavimento flexible y hormigón, cuya financiación ya está acordada.   Lo aseguró la intendente de Santo Tomé en una entrevista con El Litoral. Son obras de mejorado pétreo, pavimento flexible y hormigón, cuya financiación ya está acordada. El balance del primer año de gestión.  

Luis Amsler

lamsler@ellitoral.com

 

El comienzo de la gestión de Daniela Qüesta en la intendencia santotomesina se enmarcó en un 2016 que arrancó con intensas precipitaciones y la crecida del río Salado. A esta conjunción de fenómenos se le sumó un contexto epidemiológico complicado, que dejó seis casos de dengue positivo en la ciudad. En el otoño más de veinte días de lluvia consecutivos tuvieron un fuerte impacto en el estado de las calles, uno de los principales reclamos de los vecinos.


— ¿Qué es lo que se está haciendo para mejorar la situación de las calles?

— Frente a la emergencia climática, lo único que quería el vecino era entrar bien a su casa y que el municipio responda a sus necesidades. En julio, el nivel de enojo era muy grande, pero ya para fin de año era mucho menor, puesto que la gente empezó a percibir lo que se hacía para restituir la ciudad. Era tal el nivel de deterioro que tenían las calles después de las lluvias, que parecía no notarse el esfuerzo que hacíamos por recuperarlas. Son problemas difíciles de entender. A mí me llevó un tiempo poder comprender las explicaciones que me daban los ingenieros y arquitectos sobre lo difícil que es reponer las calles; imaginate al vecino, que es el que más lo padece. Sin embargo estamos muy conformes con el plan de mejoramiento de calles que seguimos encarando. 

 

—¿Qué obras se impulsaron en este primer año en la intendencia?

—En trece meses de gestión, ya están licitadas dos obras muy importantes: las 50 cuadras de pavimento flexible y el canal Roverano. Este último emprendimiento es neurálgico, incluso estuvo en la agenda de los tres intendentes que gobernaron la ciudad. Por suerte se podrá hacer durante mi gestión. Esto quiere decir que es una obra sumamente necesaria y que hoy va a ser una realidad gracias al Acuerdo Capital que firmamos con el ahora gobernador Miguel Lifschitz durante su campaña electoral. Estos dos son emprendimientos muy caros que no podríamos concretar con fondos propios. Por ejemplo, el Canal Roverano demandará una inversión de 180 millones de pesos, y nuestro presupuesto municipal de obras para este año alcanza los 107 millones.

 

—Más allá de los problemas generados por las emergencias hídricas, ¿qué balance se puede hacer de la respuesta brindada por el municipio?

—Nosotros en la campaña electoral, lo primero que planteamos como prioridad fueron las calles. Obviamente que la emergencia puso mucho más a la luz el problema de infraestructura que tiene Santo Tomé, ya que hoy cuenta con más calles de tierra que asfaltadas. Sin embargo creo pertinente repasar lo ejecutado en esta materia. En 2016 trabajamos con vistas a abarcar un paquete de 600 cuadras, pero lo cierto es que toda la primera etapa se volcó a darle transitabilidad nuevamente a la ciudad, porque la gente tiene que circular. Por ello emprendimos un intenso trabajo de recuperación. Durante el año pasado, también hicimos 122 nuevas cuadras de mejorado pétreo, y tenemos previsto que en febrero de este año se liciten 80 más, las que se enmarcan dentro del citado Acuerdo Capital. A su vez está el compromiso de sumar otras 80 que realizaremos por administración municipal. En cuanto a las 50 cuadras de material flexible que hará la provincia, en estos días se estaría adjudicando la obra y probablemente comenzará en marzo. 

 

—¿En qué etapa están los programas de pavimento de hormigón armado?

—Ni bien se reintegren las cuadrillas, terminaríamos el sector que falta del plan de 52 cuadras, ubicado en la zona donde se culminó el canal Roque Sáenz Peña -situado en el norte de la ciudad-, donde también pasó la obra de cloacas de barrio Lourdes. Allí sólo restarían completar 5 cuadras. Sobre el plan de 67 cuadras, comenzaría sobre Lisandro de la Torre, entre Azcuénaga y Av. Luján. Pero como este lugar está sumamente deteriorado y hay unos pozos terribles, tapamos los baches con un poco de mejorado para que aguante hasta que realicemos su pavimentación definitiva. Paralelamente, estamos haciendo bacheo de calles por 3 millones de pesos.

 

—¿Hubo otras obras gestionadas y que efectivamente se lograron?

—En el marco del plan provincial Abre, se hizo un pavimento flexible en barrio Sargento Cabral. Ahora gestionamos una segunda etapa compuesta por siete cuadras más. También realizaremos 15 cuadras de mejorado pétreo sobre Adelina Oeste y Adelina Este, obra que ya está licitada. Además logramos que la provincia pavimente tres de las cuadras que circundan la obra de las nuevas aulas y talleres de la Escuela Técnica Nº 614, que se realiza sobre calle Alberdi, entre Salta y Maciá, como para cerrar el circuito. Asimismo tenemos aprobada la ejecución de 20 cuadras de mejorado pétreo sobre calle San Martín, que permitirán mejorar la transitabilidad hasta la escuelita de barrio Los Hornos. En este mes, la provincia también firmaría con el gobierno nacional el acuerdo para encarar un plan de mejoramiento barrial en Libertad y parte de Santo Tomás de Aquino, el que permitirá que en 76 cuadras de estas jurisdicciones se hagan cloacas, cordón cuneta, mejorado, desagües y el entubado del canal de República de Chile, desde Pueyrredón hasta J.J. Paso, entre otras tareas. El proyecto original rondaba los 108 millones de pesos, pero se agregaron algunas modificaciones más que se aportaron desde Nación, siempre para sumar. Es decir que entre 2016 y 2017 estaríamos completando un total de 523 cuadras que se reacondicionarían con mejorado pétreo, pavimento flexible o de hormigón, de acuerdo a las característica de cada plan.

 

—¿Ese es el cierre del proyecto o es mucho más ambicioso?

—Si seguimos recorriendo lo acordado y lo que nosotros podemos gestionar y aportar, entre 2018 y 2019 nos quedarían abarcar 94 cuadras más de mejorado pétreo que están contempladas en el Acuerdo Capital, además de otras 100 de pavimento flexible. A esto se suman 100 cuadras más de mejorado pétreo efectuadas por la Municipalidad. Creemos que con la adquisición de una motoniveladora, una retroexcavadora y algunas maquinarias más que incorporaremos gracias al plan provincial Equipar, lograremos sumar algunas cuadras más de pavimento. También se sumarían otras 20 cuadras más de mejorado pétreo que se harían gracias al Fondo de Obras Menores, lo que da un total de 358 cuadras más para estos dos últimos años mencionados. Prevemos que durante nuestra gestión trabajemos sobre 881 cuadras, de las alrededor de 1.700 de tierra que hay en la ciudad. Esto es lo que podemos confirmar hoy, puesto que es lo que estamos en condiciones de financiar. 

 

 


La relación con el gobierno nacional

 

En otro tramo del diálogo con este medio, Daniela Qüesta se refirió a la relación que mantiene con el gobierno nacional. En este sentido, sostuvo que “no me han cerrado las puertas” y hasta fue invitada a participar de varias actividades y reuniones organizadas por la actual administración superior.

 

"Nosotros vamos a construir un jardín de infantes en Adelina Centro, el que será encarado con dinero proveniente del Fondo provincial de Obras Menores. En este sentido, desde Nación hay un programa relacionado a este tipo de cuestiones, pero no puedo ir a solicitar ser favorecidos por el mismo y recibir fondos sólo con la ordenanza municipal que aprueba la construcción del edificio. Apenas tengamos iniciada la obra, requeriremos ser incluidos dentro del citado programa, el cual provee un amoblamiento que es brutal, muy bueno para darle contenido a ese jardincito. Estoy segura que no tendremos problemas para conseguir el subsidio. 

 

—¿Qué diferencia hay entre la relación que mantiene el gobierno de la ciudad de Santa Fe con Nación y el vínculo que posee Santo Tomé?

—A ver, hay algo que está claro: el intendente santafesino José Corral es presidente de la UCR y tiene una relación estrecha con Cambiemos. Es por ello que va a tener una accesibilidad distinta a la que puedo tener yo, que no formo parte de ese partido. Sin embargo, tenemos un buen contacto con Nación. 

 

Por ejemplo en materia de Salud, hay un vínculo sumamente fuerte tanto con el gobierno nacional como con el provincial. Un ejemplo de ello es el programa nacional Municipios y Comunas Saludables, que tiene muy identificado a Santo Tomé por el cumplimiento que tenemos año a año. 

 

La verdad, no me puedo quejar de nada. Es más, desde Nación recibimos un aporte de 600 mil pesos para adquirir más cámaras de seguridad y de estas manera fortalecer el sistema de vigilancia. Como equipo, siempre intentamos gestionar en todos los lugares que podamos, ya que necesitamos abrir todas las ventanas posibles para poder emprender la mayor cantidad de acciones.

 

 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Área Metropolitana
Lo más visto
Ahora En Portada