http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 22.01.2017
18:14

Memorias de pista y campo

Nombres que dejaron huellas

Elvio y Liliana Schneider, junto a Nora Blazer, la dirigente que prolongó la fecunda tarea de Arcuri y Veniselo. El registro es el Card, donde desde 1983 se trasladó la actividad. Uno de los atletas del grupo es Carlos Naput, quien fuera uno de los grandes fondistas del historial sabalero Foto: gentileza Flia. Schneider


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Memorias de pista y campo Nombres que dejaron huellas

César Miño

cmino@ellitoral.com

 

Señalando ante todo, que seguramente olvidaremos algunos, intentamos nominar a los deportistas que con el paso de los años hicieron grande al atletismo del Club Atlético Colón; a quienes por supuesto deben sumarse quienes multiplicaron entusiasmo y dedicación, más allá de no haber alcanzado sitiales de privilegio en este hermoso deporte.

 

La vallista Lucía Liria; el garrochista Félix Woelflin, primero en superar 4 metros en Santa Fe (obviamente, con pértiga rígida); la pentatleta Sonia Blazer; el vallista Rodolfo Iturraspe, quien permaneció una década en la cúspide nacional; Guillermo Chiaraviglio, múltiple campeón nacional y subcampeón sudamericano de salto con garrocha.

 

También irrumpieron figuras desde escuelas o colegios, como Juan Carlos Cardozo, un gran lanzador de jabalina que provenía del Instituto Nuestra Señora de Lourdes (como tantos otros alumnos de “Pilo” Cantoia) y que se proyectó inmediatamente a un nivel muy importante.

D6_IMG330.jpg

Zulma Ortiz, con la camiseta argentina, festejando en un podio internacional. Fue una de las grandes fondistas del C. A. Colón.

Foto: gentileza Flia. Schneider

 

Además...

La nómina podría continuar con una de las más destacadas referentes del historial del atletismo santafesino: Susana Perizzotti, extraordinaria velocista que poseyó el récord sudamericano de 200 metros llanos durante años.

 

Y qué decir de Hugo Tanino, un vallista notable, que representó al país en los Juegos Panamericanos de México en 400 metros con vallas, marcando una notoria supremacía a nivel nacional durante largo tiempo.

 

Después llegarían generaciones posteriores, cercanas a los últimos años de vigencia de Colón en el atletismo argentino, con figuras como la lanzadora de jabalina Patricia Echagüe; o sus pares masculinos Mariano Monzón, Aldo Vicentín y Eduardo Bianchi; como así también María Gamboa.

 

También Teresita Dusso, multilanzadora de nutrida actividad internacional; Luis Spahn, recordman nacional de lanzamiento de martillo y campeón sudamericano; o Alberto Nuñez, destacado en la misma prueba y Carlos Cavallero, excelente lanzador de jabalina.

 

Cómo olvidar a Inés Jerabek, una chaqueña que se lució a nivel nacional e internacional en la prueba combinada femenina; a Fernando Gubinelli (jabalina); José Luis Iguri (garrocha); Carlos Naput y Oscar Amaya (fondo); la rosarina Anabella Dal Lago (velocista y vallista) y Marcela Medina (salto en alto).

 

Luego, en la última etapa del atletismo rojinegro, surgen lanzadoras de la talla de Carina Moya; o una gran fondista como Zulma Ortíz; una saltadora como Carola Lovera; o las hermanas Vanina y Lorena Rivolta, de destacadas performances en 400 metros con vallas y velocidad, respectivamente.

 
D6_DIA54048.jpg

Carina Moya, una excelente lanzadora de martillo, con el uniforme de la Confederación Argentina de Atletismo, en una de sus tantas participaciones internacionales. Foto: Alejandro Villar

Colon.pdf

Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Deportes
Lo más visto
Ahora En Portada