#Temas de HOY: Elecciones 2017 | Clima en Santa Fe | 
http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 23.01.2017
20:31

Informe final

Samsung apuntó a las baterías por los incendios en los Galaxy Note 7

La empresa Samsung reconoció el fracaso en el diseño de las baterías que provocaron recalentamiento y hasta el incendio de los celulares Galaxy Note 7. El problema estaba en la esquina superior derecha, en el electrodo negativo, donde se detectó una deformación.

Foto: DPA


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Informe final Samsung apuntó a las baterías por los incendios en los Galaxy Note 7 La empresa Samsung reconoció el fracaso en el diseño de las baterías que provocaron recalentamiento y hasta el incendio de los celulares Galaxy Note 7. El problema estaba en la esquina superior derecha, en el electrodo negativo, donde se detectó una deformación. La empresa Samsung reconoció el fracaso en el diseño de las baterías que provocaron recalentamiento y hasta el incendio de los celulares Galaxy Note 7. El problema estaba en la esquina superior derecha, en el electrodo negativo, donde se detectó una deformación.

Samsung presentó hoy un informe en el que atribuye a errores de diseño y producción en las baterías el problema con su modelo insignia Galaxy Note 7, que se prendía fuego y que tuvo que ser retirado del mercado.


La empresa surcoreana, líder del mercado mundial de smartphones, se tomó su tiempo para presentar las causas oficiales de la mayor crisis que ha enfrentado, y lo hace ahora después de que 700 expertos probaran más de 200.000 smartphones y más de 30.000 baterías.


La empresa indicó que Samsung asume la responsabilidad por su “fracaso al reconocer los problemas con el diseño de la batería y el proceso de producción antes de la introducción en el mercado del Note 7”, dijo en Seúl el director de la división de smartphones, Koh Dong-jin.


También destacó sin embargo que la crisis no se debió a defectos de hardware ni de software en los teléfonos.


La empresa vivió una crisis sin precedentes en el sector con sus teléfonos insignia, pensados para competir con el iPhone 7 de Apple. La compañía estima las pérdidas en el negocio operativo en 5.300 millones de dólares (unos 4.900 millones de euros).


Tras los primeros casos de explosiones e incendios de equipos en septiembre, Samsung organizó una acción de reemplazo de los teléfonos, pero también estos, fabricados con otra batería, se prendían fuego, por lo que finalmente suspendió por completo la producción del modelo. La firma enfrenta demandas de consumidores en Estados Unidos y Corea del Sur. Se ha retirado ya un 96 por ciento de los casi tres millones de “dispositivos vendidos y activados”, anunció hoy la empresa.


Confianza


Con la publicación del informe Samsung intenta recuperar la confianza perdida de sus clientes. Además del análisis interno de la propia compañía, realizaron reportes tres organizaciones industriales independientes, dos estadounidenses y una alemana. Los estudios mostraron que tanto las primeras baterías del Note 7 como las segundas, producidas por otro fabricante, tenían defectos, aunque distintos.


Según la compañía, en las primeras baterías se produjo un error en el diseño en la esquina superior derecha, que provocó deformaciones en el electrodo negativo, generando un cortocircuito en algunas de las celdas y un sobrecalentamiento que hacía que el dispositivo se prendiera fuego.


Pese a que las segundas baterías fueron producidas por otra firma, la china Amperex Technology Ltd (ATL), la prisa en la fabricación hizo que hubiera un defecto de soldadura que también generó cortocircuitos y el consiguiente sobrecalentamiento y fuego.


Koh anunció medidas para evitar que se puedan repetir errores de este tipo. Samsung reitera su fuerte apuesta por la seguridad, dijo. Las lecciones de los últimos meses servirán para mejorar los procedimientos y la cultura de la firma, por ejemplo con la introducción de un protocolo de seguridad de varios pasos ya en la fase de planificación, explicó.


Samsung espera poder recuperar la confianza de los consumidores en todo el mundo antes de lanzar su próximo modelo de alta gama, el Galaxy S8.


Los beneficios de la división de smartphones desaparecieron casi por completo debido a la debacle con el Note 7, pero pese a ello Samsung cree que las ventas de otros modelos premium como el Galaxy S7 y S7 Edge le permitirán recuperarse.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Información General
Lo más visto
Ahora En Portada