http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 28.01.2017
20:14

La política en foco (por Luis Rodrigo)

Todo funcionario es un futuro ex


La política en foco (por Luis Rodrigo) Todo funcionario es un futuro ex

Luis Rodrigo

lrodrigo@ellitoral.com


Saltan de despacho en despacho, de cargo en cargo, y hasta de poder en poder. Son ágiles y están siempre prontos a colaborar con la gestión, más allá de que ésta cambie de manos, ideas o fidelidades.


Son dúctiles y condescendientes en todo cuanto sea necesario. Y saben que van a poder subsistir, en tanto sean lo suficientemente hábiles en lo más importante: pertenecer.
Se convierten en especialistas de lo que nunca supieron y presentan su ignorancia como virtudes por el deseo de aprender. Si son sorprendidos en un grave error, muestran su arrepentimiento como valor tan alto que suponen que así quedará en segundo plano su incompetencia. Y en caso de desastre vuelcan sus culpas fuera de su órbita de decisión.


Con las facilidades que dan los escritorios del poder (propio o por carácter transitivo), en general cuentan con la comodidad de no recibir preguntas periodísticas que incomoden, ésas que el lector quisiera poder tener alguna vez la oportunidad de hacer.


* * *


Abundan donde se mire. Son quienes dicen que han dejado sus cargos “para poder volver por fin a mi actividad particular”, pero nada quieren saber de conseguirse un empleo, de volver a competir con sus profesiones sin más cartel que su propio nombre y apellido, o de poner en riesgo con una empresa su capital.


Es cierto que todo funcionario político es un futuro ex. Que es parte de su naturaleza el llevar un título que les pertenecerá hasta que sus jefes los remuevan. Que junto con la asunción del cargo de ministro, de secretario, subsecretario (y ahora también coordinador) dejan listas sus renuncias. Lo malo es que para algunos a esa situación de futuros ex, le sucede otra igual, en la que otra vez son esos futuros ex.


La gente simplifica y dice que son “los políticos”. O que son quienes “viven de la política” y así se completa un recorrido triste que desprestigia -a veces con razón- a los partidos políticos y a las instituciones democráticas.


El atajo de la generalización deja -injustamente- bajo esos rótulos a funcionarios que procuran no poner su promoción personal por encima de todo y que saben de lo que hablan.


* * *


El gobierno provincial lleva más de diez días sin un secretario y un subsecretario de Recursos Hídricos, en plena emergencia hídrica.


Es de esperar que quienes lleguen a esos cargos tengan lo necesario -además del consenso político y partidario- que aún parece dañado en el Frente que gobierna la Provincia con la salida de los especialistas desplazados.


Está claro que por ahora los reemplazos no están. Que se han hecho ofrecimientos a técnicos que cuando comenzaba la gestión del gobernador Miguel Lifschitz estuvieron en su consideración, antes de diciembre de 2015. Y que las maneras traumáticas de la ruptura (con polémicas públicas y acusaciones cruzadas) complicaron un recambio que se conocía desde mediados de diciembre y se hizo inevitablemente en el peor momento.


Hace una semana, la Casa Gris exploró un nombre cercano a un concejal de Santa Fe. Pero la respuesta fue no, ahora no. Era la forma de dejar a un radical -un técnico con conocimientos en temas hídricos- por otro hombre de la UCR.


Ya se piensa en salir de ese esquema de equilibrios con el intendente y titular de ese partido José Corral, y en buscar donde haga falta. El ministro de Infraestructura, José Garibay, ha dicho que los perfiles técnicos van a ser la prioridad. Es de esperar que efectivamente no se improvise con cazadores de cargos y escritorios en áreas tan complejas y sensibles para la población y la producción.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Otras Noticias de Opinión
    Lo más visto en
Ahora En Portada