http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 30.01.2017 | Última actualización | 03.02.2017 | 15:54
11:23

Diego Fernández Querejazu, CEO de TPR

"En 2016 fuimos el único puerto del país con cero conflictividad"

El gerente general del Terminal Puerto de Rosario destacó los logros alcanzados en el ano que concluyó. Puso de relieve la multiplicación de la actividad con contenedores. Asimismo, la creciente inclusión del puerto en la agenda social de la ciudad. Inversiones millonarias a la vista.

CRECIMIENTO. “Terminamos el año con Maersk y MSC con servicio semanales y funcionando en forma regular y ordenada, lo que nos hizo duplicar el volumen del año pasado”, precisó el gerente general del Terminal Puerto de Rosario. Foto: El Litoral



Diego Fernández Querejazu, CEO de TPR "En 2016 fuimos el único puerto del país con cero conflictividad" El gerente general del Terminal Puerto de Rosario destacó los logros alcanzados en el ano que concluyó. Puso de relieve la multiplicación de la actividad con contenedores.  El gerente general del Terminal Puerto de Rosario destacó los logros alcanzados en el ano que concluyó. Puso de relieve la multiplicación de la actividad con contenedores. Asimismo, la creciente inclusión del puerto en la agenda social de la ciudad. Inversiones millonarias a la vista.

GUSTAVO CAPELETTI
gcapeletti@miradorprovincial.com

 

En el tránsito a cumplir un lustro al frente del Terminal Puerto de Rosario, el CEO de la sociedad integrada por Vicentin SAIC y Ultramar SA, transmite optimismo respecto del presente y del futuro de la actividad portuaria en Rosario.


Diego Fernández Querejazu, de nacionalidad chilena aunque ya radicado definitivamente en nuestro país celebra que en 2016 la Terminal haya terminado sin ningún conflicto gremial ni laboral, a la vez que subraya lo valioso de haber incrementado el movimiento de contenedores. 


Así también, valora el esfuerzo de la sociedad empresaria que en 2017 prevé inversiones millonarias en dólares para tecnologizar y ampliar la capacidad de funcionamiento de TPR.


—¿En qué aspectos fue importante el año que pasó para el Terminal?


—El 2016 ha sido un año muy importante para TPR por diferentes aspectos y diferentes razones. Empezando por la actividad, este es el año que se empezó a consolidar los trabajos de los contenedores, duplicando y hasta triplicando al año 2015. Terminamos el año con Maersk y MSC con servicio semanales y funcionando en forma regular y ordenada, lo que nos hizo duplicar el volumen del año pasado, y este duplicado de volumen estaba apalancado también en la confianza que han tenido algunos clientes de algunos rubros, que antes no operaban como Rosario.


Hay algunas industrias que han hecho pruebas, siempre nos preguntan el ejemplo de la fruta de Tucumán, y con respecto a eso este año consolidamos el orden lo de los 300 contenedores de una actividad que es casi 10 veces mayor a ese volumen. Entonces son pruebas que se han realizado y salieron exitosas, y que nos hacen pensar que nos van a materializar más carga el día de mañana.


En esa actividad en particular de contenedores ha salido casi el doble del volumen, estamos terminando el año con más de casi 37 mil contenedores en el año versus los 20 mil del año pasado, así que nos ha ido muy bien. Ymás considerando que se trata de una actividad que en el país y en el mercado se viene contrayendo, quiere decir que el mercado se ha achicado, lo que habla de un TPR que ha sido una muy buena solución, una buena alternativa en el puerto de Rosario.


—¿El volumen de cargas acompañó el quantum de inversiones realizadas para atraerlas? 


—Hubo desarrollos nuevos como General Motors que es una carga nueva, y ha pasado por TPR. En este sentido ha sido un muy buen año que nos ha permitido también consolidar nuestra operación porque se realizaron inversiones importantes para consolidar esa operación: en equipamientos, en estructuras, ya recibimos un escáner de última generación que ya llegó a nuestro puesto fiscal, ya está en proceso la obra civil donde se va a instalar. O sea que esta acá, pero en el primer trimestre de este año que viene va a estar terminado, es un esfuerzo muy importante. 


En las actividades generales también fue un año dispar en los diferentes comodities. Se superaron las expectativas del azúcar que es una carga muy importante trasportada por TPR. Creo que es un año positivo, si alguna nota negativa podemos mencionar a nivel comercial o a nivel de la actividad es que el transporte mineral de hierro en esta última etapa del año experimentó una baja muy importante. Y no tenemos claridad de cómo va a ser el año 2017, eso viene de Brasil de la zona de Curumba. Pero es todo parte de una problemática que afecta a la industria mundial del mineral del hierro, que viene con precios muy bajos desde la industrial. 


—¿Se van cumpliendo los objetivos y expectativas trazadas al principio?


—Se cumplen, sí. A principio de un proceso como este y con un puerto como el de Rosario, con muchas variables primero fue necesario conocerlo para luego racionalizarlo y ordenarlo. Es el proceso que ha iniciado la gestión anterior, cuando estaba solamente el grupo Vicentin, y ahora terminando el cuarto año y empezando el quinto año de esta sociedad yo creo que se vislumbra que fue una gran decisión el haber realizado en el puerto de Rosario el cambio que se realizó, trabajando siempre con la gente, con los puntales de siempre, con los que están participando siempre de este proyecto.


Fueron años de inicio complicado porque había muchas cosas para resolver pero hoy estamos en una muy buena situación, en un muy buen pie para proyectar a muy largo plazo como siempre estuvo considerado el proyecto. Tal es así que se están haciendo inversiones importantes de infraestructura y estamos pensando que en el 2017 rearmar uno de los muelles de Terminal, estamos hablando de una inversión de gran envergadura para el puerto. Los inversionistas están dispuestos a trabajar en este proyecto, porque varios tienen el compromiso de largo plazo ya que a esta actividad no hay otra forma de enfrentarla.


—¿De qué nivel de inversión estamos hablando para el nuevo muelle?


—Para la idea de construir un muelle estamos hablando de 50 millones de dólares. Eso para llevar un muelle como los que tiene TPR, con tecnología de algunas décadas de antigüedad, a una tecnología de punta de última generación, adecuada para recibir todo tipo de equipamientos de alta productividad. Y es un poco lo que el mercado empieza a demandar, a un puerto que empieza a tener otra visibilidad. Estamos hablando de traer buques de varias toneladas, con muchos contenidos de mayor altura, porque en definitiva al puerto tenemos que ir adaptándolo.


—¿En lugar se ubica hoy TPR dentro de los terminales de región?


—Hoy en día es difícil posicionar o estar en un ranking porque una de las realidades que tiene TPR es que participa en muchas actividades. Por ejemplo nuestros competidores son diferentes dependiendo del tipo de carga que estemos hablando, de los contenedores estamos hablando de Buenos Aires, Zárate: cuando hablamos de cargas generales hablamos de San Nicolás, San Pedro. La importancia está dada es que es una de las actividades económicas que recibe Rosario, y estamos hoy día en menos de 20% del potencial que puede alcanzar TPR. 


Entonces hay que poder imaginarse, nosotros tenemos un Máster Plan para el desarrollo del puerto, que es un plan director que nos marca la visión, a largo plazo principalmente. Cuando uno empieza a invertir en infraestructura, en 70 hectáreas como estas, el riesgo de equivocarse es grande. Pero al tener un plan director, uno tiene bastante claro qué hacer y de ahí surge que el puerto tiene capacidad para hacer diez veces más.


—¿Cómo los afecta la realidad nacional y mundial?  


—La realidad nacional diría que nos afecta, todas las problemáticas, el puerto creo que es el reflejo de la realidad del país, es uno de los ingredientes de la economía nacional, doméstica o internacional. Yo lo veo como un laboratorio donde se ve lo que pasa en el país o lo que puede pasar. Creo que en este escenario de normalización, que se está dando para tener acceso libre a manejarse en el mercado financiero y algunas restricciones que se han ido disminuyendo para cualquier actividad económica que ahora requiere financiarse, que requiere mucho capital para poder trabajar y poder ser eficiente, son buenas noticias.


Estamos hablando de hacer inversiones muy importantes, que en el mundo son inversiones que se financian a largo plazo y se financian a bajo costo porque sobra liquidez. Y ese es un beneficio para nuestros competidores de otros países y siempre es bueno y sano que otro puerto local obtenga ese financiamiento porque al final del día las actividades sustentables son las que están basadas en infraestructura moderna, en tecnología actualizada. Los montos de inversión son cada vez más grande y mayores, solamente son viables con financiación a largo plazo.


—¿Qué mensaje les daría a clientes y proveedores con vistas a 2017?


—El mensaje principal es que sigan confiando en nosotros, que van a encontrar siempre un socio comercial. Nos gusta entender la necesidad de los clientes, y ejercer soluciones, no solamente dar el servicio. Un aspecto que destaco y no me canso de destacar es que hoy en día esto no es una declaración sino que es una realidad palpable que la viven y la ven.


Contamos con un equipo de trabajo altamente capacitado y muy comprometido, y finalizamos el 2016 como el único puerto del país con cero conflictividad, sin un solo minuto de inconvenientes por razones de conflictos laborables. Es un gran mérito del liderazgo de los trabajadores y de la empresa, por supuesto, porque trabajamos en conjunto. Hay que hay que destacar eso, tenemos un sindicato maduro que entiende que los clientes son de la empresa y trabajamos juntos para ellos, y si tenemos diferencias las discutimos en la mesa y no ponemos a los clientes en el medio como siempre se ha hecho, es la gran diferencia que tiene TPR con las otras empresas.


—Durante 2016 utilizaron mucho las redes sociales para interactuar con la sociedad, ¿van a profundizar esa estrategia en 2017?


—Hoy día TPR está participando más de la vida social de Rosario. Nos propusimos como meta, más allá de lo operativo o lo comercial y lo del negocio de sí mismo, que la actividad del puerto se conozca, que no sea desconocida para la ciudad. Es una actividad muy importante para el avance de la ciudad, pero desconocida para muchos, se desconoce qué tipos de productos se maneja, cómo se maneja, el nivel de tecnología que hay, el nivel de entrenamiento que tienen los trabajadores.


El puerto siempre fue una caja negra, algo desconocido que nadie sabía lo que pasaba, se habla mucho de otros temas como la inseguridad, narcotráfico etcétera, y se habla del puerto de Rosario con mucha ligereza, esa es la razón por la que nos interesa que la gente conozca el nivel de control de las personas, de los trabajadores.


Hay un alto nivel de tecnología, hay gente que desconoce eso y que cree que está inseguro, con trabajo precarizado, gente sin equipamiento, que son los viejos paradigmas que se comentan en las redes sociales. Lo que buscamos de manera simple es abrir las puertas del puerto para quienes están alejados, y probablemente en el 2017 hagamos otro tipo de iniciativas para un acercamiento más profundo y más personificado, con eventos dentro del puerto, como ya estamos haciendo con las familias portuarias que se acercan.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Economía
    Lo más visto en
Ahora En Portada