http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 01.02.2017
8:36

Stephen King y las películas

El embajador del miedo

En julio se estrenará “La torre oscura: El pistolero”, basada en la obra del escritor norteamericano. Con esa excusa, proponemos un buceo por las adaptaciones más recordadas de sus novelas a la pantalla grande.

Jack Nicholson en “El resplandor”, dirigida por Stanley Kubrick en 1980.  Archivo El Litoral

+3

Foto:Archivo El Litoral
Jack Nicholson en “El resplandor”, dirigida por Stanley Kubrick en 1980.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Stephen King y las películas El embajador del miedo En julio se estrenará “La torre oscura: El pistolero”, basada en la obra del escritor norteamericano. Con esa excusa, proponemos un buceo por las adaptaciones más recordadas de sus novelas a la pantalla grande. En julio se estrenará “La torre oscura: El pistolero”, basada en la obra del escritor norteamericano. Con esa excusa, proponemos un buceo por las adaptaciones más recordadas de sus novelas a la pantalla grande.

 

 

 

Juan Ignacio Novak

jnovak@ellitoral.com

 

 

Para fines de julio, está prevista la llegada a los cines nacionales de “La torre oscura: El pistolero”, dirigida por Nikolaj Arcel y protagonizada por Idris Elba. Se trata de la adaptación cinematográfica de la popular saga literaria de Stephen King, que tiene millones de seguidores por todo el mundo. Un escritor cuya obra fue llevada en reiteradas oportunidades al cine, inclusive por maestros como Brian De Palma, Stanley Kubrick y David Cronenberg. En los párrafos que siguen, proponemos un buceo por las películas más recordadas que se basaron en los relatos del maestro del terror.

 

 

“Carrie” (1976): La escalofriante historia de una adolescente con poderes telequinésicos que se descontrolan por el bullying y el fanatismo religioso de su mamá fue llevada al cine por Brian De Palma. La película, llena de ideas visuales creativas, se sostiene en las actuación de Sissy Spacek, que se mueve del patetismo al horror en un gesto. 

 

“El resplandor” (1980): Las películas de Stanley Kubrick no suelen dar lugar a la tibieza: gustan o no gustan. Pero lo irrefutable es que acá logra meter mucho miedo, en especial en el plano secuencia del nene en triciclo por los pasillos del hotel y los cameos fantasmales de las gemelas. El tiempo le dio jerarquía de filme de culto.

 

“La zona muerta” (1983): Tras un accidente y cinco años de coma, un joven despierta con el poder de predecir el futuro. David Cronenberg reclutó a Christopher Walken y Martin Sheen para los papeles centrales, puso énfasis en la angustia que le produce al protagonista su habilidad extrasensorial no deseada y logró un thriller tenso, amargo y lleno de suspenso. 

 

“Christine” (1983): Un coche modelo 1958 que posee diabólica vida propia siente celos de su dueño, un adolescente conflictuado y deseoso de venganza. En este filme, entretenido y fácil de consumir, el cineasta John Carpenter se mantiene fiel a su estilo (expresado ya en “Escape de Nueva York”) y logra una joyita de clase B. 

 

“Cuenta conmigo” (1986): Entre los relatos no terroríficos de King, éste es el que tuvo mejor destino cinematográfico. Rob Reiner tomó el material con afectuoso respeto y le confirió un aura de melancolía. La evocación de un tiempo dorado, el ritmo narrativo y las magníficas actuaciones ubicaron al filme en un lugar entrañable. 

 

“Cementerio de Animales” (1989): El propio King tomó como base su novela para modelar el guión de este filme desparejo y angustiante. Tiene buenos actores y momentos aislados de auténtico terror. Pero está algo lastrado por el patetismo de la historia. Remite al popular cuento “La pata de mono”, de W. W. Jacobs. 

 

“Misery” (1990): Otra vez Rob Reiner adapta a King con buenos resultados. La agonía de un escritor atrapado en la casa de una psicópata no es sólo una historia terrorífica, sino también una reflexión sobre la creación artística. El guión maneja de modo excelente la progresión dramática, pero el motor de la película es la caracterización de Kathy Bates.

 

“Sueños de libertad” (1994): Un hombre injustamente condenado a cadena perpetua se gana el respeto y amistad de sus compañeros del presidio.Esta sencilla trama originó el drama carcelario más logrado de los ‘90, con sobrios trabajos de Tim Robbins y Morgan Freeman, inspirada dirección de Frank Darabont y gran banda sonora de Thomas Newman. 

 

“Eclipse total” (1995): Taylor Hackford, conocido por “Reto al destino” y “El abogado del diablo”, filmó a Kathy Bates y Jennifer Jason Leigh en este potente drama sobre los traumas y las relaciones familiares. Dolores Claiborne es acusada del asesinato y su hija Selena intentar probar su inocencia. Pero deberá afrontar un complejo pasado.

 

“El aprendiz” (1998): El pausado viaje a las tinieblas de un adolescente a partir de su amistad con un antiguo nazi que, bajo una falsa identidad, vive en su barrio, contiene una actuación sutil de Ian McKellen, bien dirigido por Bryan Singer. La escena en la que el joven chantajea al profesor, sugiere el triunfo del mal.
 

 

“Milagros inesperados” (1999): Frank Darabont intentó reeditar el logro artístico de “Sueños de libertad” y lo logró a medias. Tom Hanks y Michael Clarke Duncan bordan sus papeles, pero el film es demasiado largo. Sin embargo, es tan cuidada la ambientación y es tal el respeto del director por la novela, que la película es digna de verse.

 

“La niebla” (2007): La tercera adaptación de Frank Darabont sobre la obra de King es la menos lograda, lo cual no la convierte en una película desdeñable. Es cierto que los personajes son de cartón piedra (en especial el de Marcia Gay Harden), pero acumula mucha tensión desde los primeros minutos. El final es tan reprobable como inesperado.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Escenarios & Sociedad
Lo más visto
Ahora En Portada