http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 07.02.2017 | Última actualización | 14:44
14:40

Vivencias de un santafesino en Parque Sarmiento

Italia llegaba mejor que nosotros

El análisis desde la óptica de alguien que lo vivió desde el lugar de los hechos. Argentina pasó, en menos de tres meses, de la gloria a pelear por defender su lugar en un repechaje en la Copa Davis.

Foto: Facebook Copa Davis



Vivencias de un santafesino en Parque Sarmiento Italia llegaba mejor que nosotros El análisis desde la óptica de alguien que lo vivió desde el lugar de los hechos. Argentina pasó, en menos de tres meses, de la gloria a pelear por defender su lugar en un repechaje en la Copa Davis.   El análisis desde la óptica de alguien que lo vivió desde el lugar de los hechos. Argentina pasó, en menos de tres meses, de la gloria a pelear por defender su lugar en un repechaje en la Copa Davis.

Agustín Ricardo Porta
(Especial para El Litoral)

 

En los días previos al comienzo de la serie, discutiendo sobre lo probable con colegas en zona de prensa, coincidíamos en que Italia llegaba mejor que Argentina para disputar la serie de primera ronda de Copa Davis 2017. Vale aclarar que esta ventaja que se intuía de los europeos no era demasiada, pero sí lo suficiente para preocupar al conjunto argentino que tenía como premisa comenzar a defender en casa el título obtenido en Croacia meses atrás.


Con un equipo diezmado, sin los protagonistas principales de la hazaña en Zagreb y con dos bajas en la semana previa a la competencia, Orsanic movió las fichas para intentar batir a un durísimo rival que venía con toda su artillería. Los integrantes del equipo comandado por Barazzutti, llegaban con una experiencia muchísimo más amplia que la de los argentinos en Copa Davis: Fognini con un record de 23 ganados y 10 perdidos, y en el caso de Andreas Seppi, 38 encuentros disputados con record a favor.


Sumado a esto, también influía la diferencia de ranking de los europeos, aunque en Copa Davis este detalle es mucho menos determinante que en el circuito abierto. Argentina achicaba la brecha de los tanos por ser local y reciente campeón del certamen en disputa. La sede fue Parque Sarmiento (Buenos Aires), con una capacidad para 7200 espectadores en un estadio tubular armado para la ocasión.


La serie


El día viernes fue la jornada en la cual se perdió el rumbo de la serie. Guido Pella salió desconcertado a jugar el primer punto ante la mejor raqueta italiana, Paolo Lorenzi. El bahiense que está pasando su peor momento anímico en lo que va de su carrera, cedió en sets corridos el match ante la prolijidad y consistencia de juego del romano. 


El público que se acercó a Parque Sarmiento, pudo entrar en contacto con la mística copera recién cuando Carlos Berlocq comenzó a levantar el segundo punto ante Andreas Seppi. Este último fue participe del primer día de competencia por un cuadro de gastroenteritis que sufrió Fognini. Pese a la garra del “Gladiador” oriundo de Chascomús, el tano nacido en Bolzano decretó el 2-0 para Italia.


Tras una primera jornada para el olvido, el equipo nacional salió a jugar el dobles del Sábado con el correntino Leonardo Mayer y Carlos Berloqc. El capitán italiano, puso en cancha a sus dos mejores doblistas: Fabio Fognini y Simone Bolelli. Ambos con amplio record a favor en Copa Davis.


Con la destacada actuación de Berlocq y el acompañamiento del “Yacaré”, los elegidos por Orsanic lograron un agónico triunfo en el tiebreak del quinto set con un match point en contra incluido. De esta manera, el contexto y el ambiente de la serie le quedaba a tono al “Gladiador” para intentar empardar la serie el día domingo ante Lorenzi.


Berlocq terminó siendo el jugador más valioso de la serie para Argentina, ingresando al equipo debido a la baja de Zeballos en la semana previa por problemas físicos. Así fue como el Domingo, el gran “Charly”, pudo doblegar a Lorenzi en un partido que se interrumpió 3 veces y se jugó a 5 sets. 


Con la serie empatada en dos, y la chance de dar vuelta un 0-2 por primera vez en las participaciones argentinas de Copa Davis, Orsanic se vio obligado a decidir por Mayer o Pella para jugar el Lunes al mediodía ante Fognini. El capitán se decidió por el segundo, debido a algunas molestias físicas que presentaba el “Yacaré” tras el dobles.


Con un excelente marco de público, y un escenario inmejorable para salir a jugar al estadio montado en Parque Sarmiento, el bahiense entró imparable a disputar el quinto punto ante el italiano. Guido Pella se adelantó rápidamente 6-2 y 6-4 en el marcador en tan solo una hora y media.


Los fantasmas del partido sufrido el viernes ante Lorenzi aparecieron en el zurdo argentino. Mediaba el tercer set cuando Fabio Fognini logró quebrar el saque de Pella para ponerse 5-3 y saque. De allí en más, el argentino no volvió a quebrar en todo el encuentro el servicio de su rival e incrementó su porcentaje de errores no forzados. Sumado a esto la excelente reacción de Fognini que estuvo fuera de sí durante los primeros dos parciales.


El match se definió en el quinto a favor del tenista nacido en San Remo. Fue con un contundente 6-2, bien fundamentado por la precisión y variedad de golpes del italiano.


La consecuencia


El último campeón de Copa Davis, tendrá que esperar hasta el mes de abril para conocer el rival que tendrá en la serie de repechaje a disputarse entre el 13 y 15 de septiembre del corriente año.


De esta manera se vuelve a repetir lo acontecido en Mar del Plata en el 2014. Italia elimina a la Argentina en primera ronda, obligando al equipo nacional a disputar el repechaje por la permanencia en el grupo mundial.
El historial entre argentinos e italianos queda igualado en dos, con la particularidad de que todas las victorias fueron de visitante.

 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Otras Noticias de Deportes
    Lo más visto en
Ahora En Portada