http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 08.02.2017
7:59

Señal de Ajuste

La moda, cosa de hombres

El mundo de la alta costura resurge ya superados los días oscuros y el vidrioso Paul Sabine intenta reconstruir el negocio familiar. Foto: Amazon


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Señal de Ajuste La moda, cosa de hombres

 

 

 

Roberto Maurer

 

 

Amazon debutó vendiendo libros on line y hoy en algunos países hasta ofrece delivery de pizza. No sorprendió que en algún momento comenzara a producir series de televisión como “Transparent” y “The Man in the High Castle” y que creara su propia plataforma de ficciones on demand vía streaming. Desde hace unos meses, su servicio Amazon Prime Video se encuentra disponible en la Argentina a un abono inferior al de su competencia Netflix y con un catálogo aún pobre.

 

El próximo viernes 10 ofrecerá “The Collection”, un producto propio recomendable a paladares delicados que solamente toleran bocados europeos: fue la primera ficción encomendada a su filial británica, que se asoció la BBC con la concurrencia de la televisión francesa y otras productoras.

 

Se trata de un suntuoso drama de época situado en el París de la inmediata posguerra, 1947, donde aún persisten las sombras de la ocupación alemana y la cacería de colaboracionistas en un clima de sospecha donde son demasiado numerosos los ciudadanos preocupados por su pasado y los esqueletos del nazismo guardados en el armario.

 

 

Cuestión de Estado

 

 

El mundo de la alta costura resurge ya superados los días oscuros y el vidrioso Paul Sabine (Richard Coyle) intenta reconstruir el negocio familiar, cuando recibe la visita de un enviado del presidente francés con una propuesta: asociar su casa de modas con Jules Trouvier (James Cosmo), un magnate textil, para que París vuelva a ser la capital de la moda. “Me han pedido que restaure la vieja gloria”, dice el enviado. Es una política de Estado, la industria de la moda fue históricamente importante en aquellos momentos críticos y quedó el dicho “Dior salvó París”.

 

El empresario textil teme perder el mercado internacional ante Nueva York y han buscado a Paul Sabine porque “no tiene historia y eso juega a su favor”, en tanto que descartaron a su competidor porque “pasó demasiados años vistiendo a las esposas de los oficiales alemanes”. Así, en la conversación se deslizan frases con una cuota de cinismo como “en esos tiempos hicimos muchos negocios detestables que quisiéramos olvidar, ¿no?”.

 

Se intuye que en la vida de Paul Sabine existen cosas del pasado que prefiere ocultar, y en especial ahora que está por concretar el gran negocio. Por ejemplo, esa lapicera alemana que decide esconder en un cajón cuando alguien le observa que no es el modelo anterior a la guerra. Paul Sabine tiene estigmas y los oculta.

 

“Paul no cose, sólo levanta la aguja y los esclavos hacen todo el trabajo”, se oye. El éxito de la marca son los diseños de Claude (Tom Riley), su talentoso hermano homosexual cuya volátil vida bohemia es un obstáculo para la alianza con el poderoso empresario textil conservador, “hombre de familia” y católico devoto.

 

 

Fotos de París

 

 

A la vez, en las subtramas se destacan Nina (Jenna Thiam), hija de la jefa del atelier, que vuelve de Bélgica muy traumatizada porque entregó a su recién nacido de padre incógnito, y el joven Billy (Max Deacon), un joven y entusiasta fotógrafo norteamericano de la revista Life que se enamora de la muchacha a primera vista. Lo acompaña un veterano periodista enviado a París para hacer una nota sobre el mundo de la moda, y es un castigo: “Pisé los pies del senador equivocado y ahora estoy en el banquillo escribiendo sobre vestidos de baile”, se queja, amargado, y su nota será rechazada. Volverá a Nueva York dejando en París a su compañero, a quien sólo le interesa fotografiar escenas callejeras obviamente inspiradas en Cartier Bresson, aunque al final de primer capítulo acepta ser contratado por Paul Sabine.

 

En la entrevista con el empresario textil que le pregunta por su nueva colección, Paul ofrece su idea acerca de la moda: “Nuestra próxima colección permitirá que los hombres vuelvan de nuevo a ser hombres dejando que las mujeres sean mujeres...femeninas, como ellas quieren”.

 

Por su subsuelo de secretos, traiciones y mezquindad, “The Collection” sería una “fábula empresarial” comparada a “Mad Men” y con un protagonista enigmático y de moral flexible como el inolvidable Don Drapper.

 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Escenarios & Sociedad
    Lo más visto en
Ahora En Portada