http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 17.02.2017
20:42

Madrid

La muestra por los 25 años del Museo Thyssen

Foto:Archivo El Litoral
Una de las obras destacadas es el retrato de Manuela Camas, de Francisco Goya.



Madrid La muestra por los 25 años del Museo Thyssen

Por Sara Barderas


El Museo Thyssen-Bormenisza presentó en Madrid “Obras maestras de Budapest. Del Renacimiento a las vanguardias”, que reúne 90 piezas procedentes del Museo de Bellas Artes y de la Galería Nacional de Hungría y que se podrá visitar del 18 de febrero al 28 de mayo.


La muestra busca reflejar el perfil de los fondos de ambas instituciones a través de pinturas, esculturas y dibujos de las escuelas italiana, alemana, flamenca y española, con grandes artistas como Durero, Rafael, Annibale Carracci, Leonardo da Vinci, Rubens, Velázquez y Murillo, señaló el Thyssen.


Y también incluirá una magnífica selección de obras de artistas húngaros de la colección de la Galería Nacional de Hungría como Károly Ferenczy y Sándor Bortnyik.


Entre los tesoros que alberga la capital húngara, está la considerada como mejor colección de pintura española en el extranjero, con cuadros de Velázquez, Goya, Zurbarán o Murillo que ahora se verán en Madrid por primera vez junto con otros de Leonardo da Vinci, Durero, Rubens o Cézanne. La exposición, que sirve, además, para celebrar simultáneamente los 25 años de historia del Museo Thyssen, será inaugurada mañana por los reyes de España, Felipe VI y Letizia, acompañados por el presidente de Hungría, János Áder.


El motivo de que se organice ahora esta exposición, que también se trasladará a otras partes del mundo, es que los dos museos húngaros están siendo reformados. Tamás Végvári, subdirector del proyecto de transformación museística de Budapest, explicó durante un reciente encuentro con periodistas españoles en la capital húngara que el Thyssen no era el único centro interesado en acoger la muestra, pero que al final fue el escogido “por los orígenes del barón (Thyssen, creador de la colección) y porque antes de que la comprara España, en 1985, 47 obras de su colección estuvieron expuestas en nuestro museo”.


Por su parte, el Museo Thyssen señaló que no ha habido contraprestación económica, sino solo un compromiso de prestar una serie de obras a Hungría en los próximos 10 años.


El recorrido por las obras está dividido en siete apartados ordenados de manera cronológica desde el Renacimiento en el norte y el sur de Europa hasta la Primera Guerra Mundial. Incluye en su primera parte entre otras una escultura atribuida a Leonardo, “Salomé con la cabeza de San Juan Bautista”, de Lucas Cranach, el Viejo (hacia 1526-1530) y “La Virgen con el Niño y San Juanito”, una tabla pintada por Rafael.


Sigue con el Barroco en Flandes y Holanda con una sala protagonizada por obras de gran formato de Rubens y Anton van Dyck. Del Barroco en Italia y en España se exhiben obras de Annibale Carracci junto a Alonso Cano y Velázquez.


Le siguen en el espacio dedicado al siglo XVIII, los venecianos Sebastiano Ricci y Giambattista Tiepolo y tres cuadros de Goya, el más destacado un retrato de Manuela Camas (1793), la esposa de Cea Bermúdez.


También incluye una sala monográfica dedicada a la nueva imagen de la mujer, con obras de Manet o Kokoschka, y concluye en la Modernidad de la mano de Pissarro y Bortnyik.


El Museo de Bellas Artes de Budapest, fundado en el siglo XIX, cuenta con extensas colecciones de pintura antigua y moderna, obra sobre papel y escultura. Por su parte, la Galería Nacional de Hungría es un museo nacional oficialmente establecido en 1957, aunque en realidad data de 1802, y está dedicado a obras de arte húngaras. Los dos forman parte de un enorme proyecto de renovación que creará un parque de los museos en Budapest, a un coste de 1.000 millones de euros (unos 1.063 millones de dólares) y que deberá estar terminado para 2022.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Otras Noticias de Opinión
    Lo más visto en
Ahora En Portada