http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 21.02.2017 | Última actualización | 20:33
14:36

Esta mañana

Robó y se fue caminando tranquilo

Ocurrió en una librería de E. Zeballos y San José. Actuó un sujeto armado. Se llevó una mochila con mercaderías.

 

Estanislao Zeballos y San José. “Creo que la zona está liberada, porque la cantidad de robos que se producen es impresionante”, opinó Adriana. Foto: Danilo Chiapello


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Esta mañana Robó y se fue caminando tranquilo Ocurrió en una librería de E. Zeballos y San José. Actuó un sujeto armado. Se llevó una mochila con mercaderías.   Ocurrió en una librería de E. Zeballos y San José. Actuó un sujeto armado. Se llevó una mochila con mercaderías.  

Danilo Chiapello

dchiapello@ellitoral.com

 

Armado con una poderosa pistola y actuando a cara descubierta, un malviviente asaltó esta mañana una librería, ubicada en E. Zeballos y San José.

 

Fue minutos después de las 9.30, cuando al citado local ingresó un muchacho, de unos 25 años. “Estaba muy bien vestido y su aspecto no hacía levantar ninguna sospecha”, dijeron hoy las víctimas en diálogo con El Litoral.

 

Al momento de su aparición en el comercio, estaba Adriana, la encargada, junto a un adolescente 14 años y una clienta.

 

Tras aguardar algunos segundos, el recién llegado decidió dar paso a la acción. Entonces, sacó relucir una pistola 9 milímetros “plateada” y dio a conocer el verdadero motivo de su presencia. “¡Denme la plata y los celulares!”, fue la primera orden.

 

 

Confundida por la situación, la clienta pensó que se trataba de una broma. No obstante, cuando “le cayó la ficha” y advirtió que el tema venía en serio, dirigió sus pasos hasta la puerta y se retiró presurosa. 
Poco le importó al ladrón la presencia de un menor en el lugar. Es más, con su arma le apuntó al chico y le indicó que pusiera todos los elementos dentro de una mochila. La imposición fue cumplida sin vacilaciones.

 

"Paso todos los días”

 

Logrado su objetivo, el delincuente se colgó la mochila y comenzó a preparar su salida. Claro que antes hasta tuvo tiempo de lanzar algunas amenazas. “¡ Mucho cuidado con llamar a la policía... porque yo ando siempre caminando por acá!”, remarcó.

 

Si alguien piensa que el rufián escapó a la carrera, se equivoca. Terminada su faena el sujeto salió al exterior y se retiró caminando con pasmosa tranquilidad, en dirección hacia el este.

 

Con el precio colgado

 

“No le importó nada. Se fue caminando lo más tranquilo llevando la mochila al hombro, que hasta tenía colgado el precio”, señaló Adriana con asombro. 

 

“Esto te da la pauta de cómo es la situación del barrio”, agregó. “Acá, se producen robos todos los días. Incluso, este mismo tipo, un rato antes había intentado asaltar una tienda cercana. La situación acá es muy preocupante. Nosotros creemos que esta zona está liberada”, sentenció.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Sucesos
Lo más visto
Ahora En Portada