https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 21.02.2017
20:30

Política internacional

Putin atiende en Washington

En 2010, el FBI descubrió una red de 10 agentes encubiertos del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia que se habían apropiado de identidades falsas de norteamericanos comunes. Provocaron confusión, más que temor. El incidente inspiró a los guionistas de la serie de televisión The Americans. Foto: Captura digital




Política internacional Putin atiende en Washington

En diciembre, mientras funcionarios de Rusia, Turquía e Irán evaluaban en Moscú la situación de Siria tras la caída de Alepo, Michael Flynn mantuvo contactos con el embajador ruso en Washington, Sergei Kislyak. Hablaron de las sanciones de Barack Obama contra el gobierno de Vladimir Putin por los ciberataques que perjudicaron a la candidata demócrata en las elecciones de noviembre, Hillary Clinton.


Flynn asumió en enero como consejero de Seguridad Nacional del gobierno de Donald Trump. Duró 24 días. El FBI descubrió que su versión de los diálogos con el embajador ruso distaba de la que le había brindado al vicepresidente Mike Pence y a otros altos cargos.


El Acta de Ley Logan, aprobada durante la presidencia de John Adams en 1799, dice que es ilegal que “ciudadanos no autorizados” negocien con gobiernos extranjeros. De haber quebrantado “las medidas de los Estados Unidos”, el general retirado Flynn, condecorado por desmantelar redes insurgentes en Afganistán e Irak, debería haber sido “multado bajo este título o puesto en prisión por no más de tres años, o ambas”. No ha lugar, en este caso, para una ley aplicada pocas veces y por la cual nunca hubo condenas. La súbita salida de Flynn del círculo dorado de la Casa Blanca, atribuida a su deshonestidad, iba más allá del episodio en sí.


En la reunión trilateral con Turquía e Irán tras la victoria en Alepo, Rusia demostró que podía inmiscuirse con éxito en conflictos internacionales y prescindir de los Estados Unidos. Obama había perdido crédito en Medio Oriente tras amenazar con represalias a su par sirio, Bashar al Assad, si usaba armas químicas contra su pueblo. Las usó. No hubo intervención militar norteamericana, desalentada por su socio principal, Gran Bretaña. El triunfo de Putin contra el autoproclamado Estado Islámico o Daesh coronó su afán de crear un nuevo equilibrio de poder mientras Trump saboreaba las mieles de haber derrotado a Hillary bajo la sospecha de beneficiarse de los ciberataques rusos.


Ciberseguridad y espionaje


El robo de correos electrónicos de la cuenta de Hillary dejó mal parados a los demócratas. Los difundió WikiLeaks. Exponían la bendición de la dirección de partido frente a su rival en las primarias, Bernie Sanders, y la buena relación de la candidata con Wall Street, demonizado por Trump. A finales de 2016, cuando concluyeron las investigaciones, el daño estaba hecho. Trump era el presidente electo. Sabía, aparentemente, que Flynn y otros miembros de su equipo negociaban con diplomáticos y funcionarios rusos el retiro de las sanciones. Obama había expulsado a 35 diplomáticos rusos. En respuesta, Putin invitó a los diplomáticos norteamericanos a celebrar el año nuevo en el Kremlin.


Era una burla o, quizá, la confirmación de aquello que los norteamericanos siempre temieron que iba a ocurrir. Durante la Guerra Fría, el espionaje mutuo apuntaba a reclutar voluntades y apropiarse de tecnología de última generación. En 2010, el FBI descubrió una red de 10 agentes encubiertos del Servicio de Inteligencia Exterior de Rusia que se habían apropiado de identidades falsas de norteamericanos comunes. Provocaron confusión, más que temor. Terminaron siendo despachados a su país. El incidente inspiró a los guionistas de la serie de televisión The Americans.


El FBI quedó ahora perplejo frente a la conducta de Flynn. Sobre todo, porque no se trataba




Más Noticias de Opinión

Por Rogelio Alaniz
Tribuna literaria (por Alejo Román París)
Lo más visto
Cómo dejará la ciudad que recibió - El intendente destacó las obras que realizó en estos siete años que ayudan a “combatir la pobreza, porque pobreza no es solamente la plata que ingresa a las familias”, afirmó. -
Área Metropolitana
Advertencia del SMN: Lunes y martes podría llover el promedio mensual de diciembre -  -
Área Metropolitana
"Vignatti también tiene 70 años y es brillante" - Un 2018 increíble. Alejandro Comesaña (44 años), hijo y confidente del entrenador del Junior de Barranquilla que está en el radar de Colón, aparece en el centro de la foto. A un costado (de pelo blanco) el entrenador; en el otro extremo el PF uruguayo Luis Grau. “En menos de cinco días jugamos dos finales, estamos muy felices por lo que logró mi padre”, dijo el hijo del DT a El Litoral.  -
Extraño crimen en Santo Tomé - Personal policial inspecciona la zona donde se produjo el cruento suceso -

Recomendadas