http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 12.03.2017 | Última actualización | 20:27
20:21

Perfiles

Raúl Alfonsín, el nombre de la nueva democracia, hoy cumpliría 90 años

El ex presidente Raúl Ricardo Alfonsín, nació el 12 de marzo de 1927 en Chascomús.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Perfiles Raúl Alfonsín, el nombre de la nueva democracia, hoy cumpliría 90 años El ex presidente Raúl Ricardo Alfonsín, nació el 12 de marzo de 1927 en Chascomús. El ex presidente Raúl Ricardo Alfonsín, nació el 12 de marzo de 1927 en Chascomús.

Marcelo Franco -Télam


El ex presidente Raúl Ricardo Alfonsín, que hoy cumpliría 90 años, nació el 12 de marzo de 1927 en Chascomús, como el mayor de los seis hijos de Raúl Serafín, un comerciante de origen español, y de Ana María Foulkes, descendiente de alemanes, y tras su muerte a los 82 años, en marzo de 2009, su nombre quedó imortalizado como el precursor de la democracia moderna en la Argentina. 


Estudió en la Escuela Normal Regional de Chascomús y en el Liceo Militar General San Martín.


En 1949 se casó con María Lorenza Barreneche, con quien tendría seis hijos: Raúl Felipe, Ana María, Ricardo Luis, Marcela, María Inés y Javier Ignacio. Al año siguiente, en 1950, se recibió de abogado en la Universidad de La Plata y ese mismo año comenzó a militar en el Movimiento de Intransigencia y Renovación de la Unión Cívica Radical. 

 

Carrera política


En 1954 fue electo concejal por Chascomús, pero al año siguiente fue encarcelado por la llamada "Revolución Libertadora", el movimiento golpista que derrocó al presidente Juan Domingo Perón.


Pasó, primero, de diputado provincial a diputado nacional,y luego a vicepresidente de bloque para terminar presidiendo el Comité bonaerense de la Unión Cívica Radical del Pueblo (UCRP), que comandaba a nivel nacional Ricardo Balbín, una de las dos ramas en las que se dividió el radicalismo en 1956.


La otra rama, la Unión Cívica Radical Intransigente (UCRI), llevó entonces a Arturo Frondizi a la Presidencia de la Nación en 1958, que ganó las elecciones al propio Balbín, con el apoyo del proscripto peronismo.


Por reabrir el comité provincial en 1966, en plena dictadura de Juan Carlos Onganía, Alfonsín estuvo preso un breve tiempo.

 

Sin embargo, sólo comenzó a destacarse en política a principios de la década de 1970, cuando creó el Movimiento de Renovación y Cambio, una línea del radicalismo apoyada por la militancia universitaria, con una propuesta socialdemocráta, nacional y popular, pero alejada del peronismo y condenatoria de la violencia política.

 

Allí conoció a muchos radicales que luego adquirieron notoriedad, como Conrado Storani, Raúl Borrás, Germán López y Roque Carranza, todos ministros durante su gobierno, y, entre los jóvenes, iban adquiriendo notoriedad Federico Storani, Leopoldo Moreau, Enrique "Coti" Nosiglia y Marcelo Stubrin, entre otros.

 

Alfonsín perdió la interna con Ricardo Balbín, aunque consiguió la banca de diputado una vez más en 1973.

 

Miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos

 

Con el aumento de la violencia en el gobierno de Perón y el de su viuda y sucesora María Estela Martínez, fue uno de los miembros fundadores de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH). Desde allí, en su rol de abogado, y ya durante la dictadura militar, defendió a opositores políticos perseguidos y presentó habeas corpus por desaparecidos, lo que implicaba poner en riesgo su propia vida.

 

También fue uno de los pocos que se opuso a la Guerra de Malvinas, que marcó el principio del fin del último ciclo dictatorial, lo cual comenzó a cimentar su popularidad: Alfonsín arrasó primero en la interna contra Fernando De la Rua, y el 30 de octubre de 1983 se impuso al candidato peronista Ítalo Luder, con el 52 % de los votos, contra el 40% del PJ.

 

Presidencia

 

Ni bien comenzó su gobierno, como había prometido en campaña, anuló la autoamnistía dictada por los militares y creó la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (Conadep) con el fin de investigar los crímenes cometidos por las tres juntas de la dictadura.

 

En 1984 se publicó "Nunca Más", el informe de dicha investigación, y a fines del año siguiente se condenó a cinco mandatarios militares a penas que iban de cuatro años a la reclusión perpetua.

 


La amenaza de golpe de Estado de los militares era constante y terminó por firmar la ley de Punto Final, pero no fue suficiente: ante el levantamiento carapintada de Semana Santa de 1987 se vio sin apoyo militar alguno y para evitar nuevos enfrentamientos debió promover la ley de Obediencia Debida. Fue el "Felices Pascuas" y el comienzo del declive de su gobierno.
Fue la economía, sin embargo, la que terminó de sepultar a Alfonsín. Los buenos comienzos del Plan Austral quedaron opacados por la creciente inflación y la falta de fondos estatales. La oposición del peronismo y del propio radicalismo le impidieron emprender las modernizaciones que reclamaba un Estado obsoleto y estancado. 

 

El Plan Primavera fue un último manotazo de ahogado que terminó hundido entre la hiperinflación, la corrida contra el dólar, el aumento de la pobreza y saqueos. Las elecciones presidenciales se adelantaron al 14 de mayo de 1989 y Alfonsín renunció antes de tiempo, el 9 de julio, para ceder lugar al ganador, el peronista Carlos Saúl Menem. 

 

Luego fue actor central de la reforma constitucional de 1994. Desde entonces se dedicó a preservar su salud (sufrió un grave accidente automovilístico en 1999) y a bregar por la reconstrucción del radicalismo.

 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Opinión
    Lo más visto en
Ahora En Portada