http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 15.03.2017 | Última actualización | 6:50
6:43

Cayó ante Botafogo

Copa Libertadores: Estudiantes perdió en Brasil

El "Pincha" fue superado por 2-1 en Río de Janeiro. Verón no pudo  jugar por cumplir una sanción disciplinaria que arrastraba de 2011. 

Foto: Prensa Estudiantes La Plata



Cayó ante Botafogo Copa Libertadores: Estudiantes perdió en Brasil El "Pincha" fue superado por 2-1 en Río de Janeiro. Verón no pudo  jugar por cumplir una sanción disciplinaria que arrastraba de 2011.  El "Pincha" fue superado por 2-1 en Río de Janeiro. Verón no pudo  jugar por cumplir una sanción disciplinaria que arrastraba de 2011. 

El Litoral

Télam

 

Estudiantes comenzó con el pie izquierdo su participación en el grupo 1 de la Copa Libertadores, ya que perdió esta noche por 2 a 1 ante Botafogo, en el estadio Olímpico 'Nilton Santos', de Río de Janeiro, donde no pudo contar con el retorno a la actividad oficial de su presidente, Juan Sebastián Verón, suspendido por tres jornadas en 2011, al cabo de un partido por Copa Sudamericana. 


Desde su llegada a Brasil que a Estudiantes le empezaron a salir mal las cosas, porque a su arribo ya empezaron las malas noticias, siendo la primera justamente esa de Verón, que adeudaba tres jornadas de inhabilitación a nivel internacional al haber sido informado por el ya ex árbitro Pablo Lunati luego de un encuentro frente a Arsenal, de Sarandí, por haber dicho "algo muy grave", según el informe del juez.


El segundo mal momento lo pasó hoy mismo, cuando el zaguero Leandro Desábato fue informado de que debía presentarse ante la justicia de la ciudad de San Pablo por una causa pendiente de 2005, cuando según lo denunciado por el jugador del equipo homónimo, Grafite, el por entonces futbolista de Quilmes lo había discriminado con un insulto por ser de raza negra.


Por ese hecho Desábato permaneció 40 horas detenido en Brasil y la intervención del consulado argentino le permitió finalmente salir del país, una gestión que debió repetirse en las últimas horas para que el defensor estudiantil pueda regresar a Buenos Aires con el resto de sus compañeros.


Y el tercer mal augurio llegó a minutos de que comenzara el partido en forma de una copiosa lluvia que dejó maltrecho el campo de juego, algo que por su forma de juego terminó perjudicando más al 'pincha' que al conjunto 'blanquinegro'.


Y de hecho fue el local quien llegó a la primera ventaja apenas superada la media hora del primer tiempo, luego de un centro que generó un rebote y una media chilena de Roger que terminó incrustando la pelota contra el ángulo superior izquierdo del arco defendido por Mariano Andújar.

 

 


Los defensores albirrojos no hicieron pie en su área y facilitaron los movimientos acrobáticos de los atacantes locales, que aprovecharon al máximo esa facilidad cuando el partido había tenido hasta allí un desarrollo bastante equilibrado.


Y siguió siendo así el segundo período, porque esencialmente Botafogo no es un gran equipo ni nada que se le parezca, cuenta con dos argentinos como el ex zaguero de Quilmes Joel Carli y el volante ex San Lorenzo Walter Montillo, pero poco más, y entró a la fase de grupos prácticamente por la ventana, tras eliminar en tanda de penales a Olimpia, de Paraguay, luego de una gran performance en esa definición de un arquero guaraní como Roberto 'Gatito' Fernández, cuyo padre, el 'Gato' Fernández, fuera ídolo de los 'franjeados'.


Dentro de esa paridad entonces, que al momento de superarse el cuarto de hora de la etapa final llegara la igualdad estudiantil a través de un tiro libre del delantero colombiano Juan Ferney Otero no era de extrañar, pero sí lo fue que a los 33 minutos se generaran nuevamente una serie de rebotes dentro del área del equipo argentino y finalmente Rodrigo Pimpao lograra doblegar por segunda vez a Andújar, lo que provocó un estallido de bronca de Verón, que se levantó y se fue del palco que ocupaba.


"Nos da bronca porque parecía que el partido estaba controlado y de un rebote nos vienen a ganar. No es fácil jugar acá y el partido se planteó bien, pero nos marcaron dos tantos por desborde, centro y rebote", se lamentó el capitán Desábato al término del cotejo.


Es que quizás Desábato pueda encontrar mejor explicación a esta derrota si busca más por los designios del destino antes que por lo estrictamente futbolístico. Es que si todo empezó mal y siguió igual, no podía terminar bien.


De cualquier manera el conjunto 'pincharrata' podrá redimirse en su próximo compromiso, cuando reciba en La Plata a Barcelona, que hoy venció en Ecuador al vigente campeón de la Libertadores, el colombiano Atlético Nacional, de Medellín (después de 10 meses volvió a perder en este certamen), también por 2 a 1.


En realidad, observando el grupo que le tocó, tal vez las razones de su actual mala suerte deba buscarlas también por allí, pero sin olvidarse que en lo futbolístico su declive ya viene del año anterior, porque entre el campeonato argentino y la Copa Libertadores en la que debutó hoy, suma cinco derrotas y apenas un empate en sus últimas seis presentaciones. Y eso no es adjudicable solamente a la fortuna. 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Otras Noticias de Deportes
    Lo más visto en
Ahora En Portada