#Temas de HOY: Submarino ARA San Juan | Superliga Argentina | Colón | Unión | 
http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 24.03.2017 | Última actualización | 7:51
7:49

Ganar era el primer y gran objetivo, pero Argentina lo hizo a costa de nada…

Bauza vio lo que nadie vio

Para el entrenador de la selección, el equipo hizo un partido brillante. Jugando sin una idea clara de juego, ganó sin luces ni merecimientos. Para los amantes –y no amantes también- del resultadismo, no cabía otra. Es sólo lo único que sirve de justificativo. La propuesta futbolera fue escasa y ganamos con un penal dudoso.

Foto: Télam


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Ganar era el primer y gran objetivo, pero Argentina lo hizo a costa de nada… Bauza vio lo que nadie vio Para el entrenador de la selección, el equipo hizo un partido brillante. Jugando sin una idea clara de juego, ganó sin luces ni merecimientos. Para los amantes –y no amantes también- del resultadismo, no cabía otra. Es sólo lo único que sirve de justificativo. La propuesta futbolera fue escasa y ganamos con un penal dudoso. Para el entrenador de la selección, el equipo hizo un partido brillante. Jugando sin una idea clara de juego, ganó sin luces ni merecimientos. Para los amantes –y no amantes también- del resultadismo, no cabía otra. Es sólo lo único que sirve de justificativo. La propuesta futbolera fue escasa y ganamos con un penal dudoso.

Enrique Cruz (h)
(Enviado Especial a Buenos Aires)

 

Pareció más bien la reacción de alguien que caprichosamente se empecina con manifestar algo con vehemencia y firmeza, que ese concepto claro y lleno de autocrítica que siempre se espera de parte de un protagonista directo, en este caso un entrenador.


Bauza quiso hacernos creer a todos que el equipo había jugado un partido brillante. Y la pregunta es: ¿vio Bauza realmente a un equipo brillante, que hizo todo bien?, ¿o quiso sembrar confusión donde no la hay?. El único que vio jugar un partido brillante a la selección, fue el propio entrenador. Nadie más. Y ni siquiera se puede decir que fue bueno, meritorio o rescatable desde el planteo o desde la idea de juego. Y explicaré el por qué.


¿Alguien puede decir con certeza a qué juega Argentina?, es una pregunta de difícil respuesta. ¿Es un equipo ofensivo y que salga a buscar los partidos o a “comerse” crudos a los rivales?, no. ¿Es un equipo defensivo y contragolpeador?, casi nunca, o de ratos. ¿Es un equipo que muestre con claridad a qué intenta jugar cuando tiene la pelota?, tampoco. Por eso, verdaderamente cuesta justificar con hechos o realidades, la reacción caprichosa del técnico. O vio otro partido, o la mayoría vimos otro partido o hay cosas que, evidentemente, pasan sólo por la vista de Bauza y por eso dice lo que dice.


¿Qué hizo Argentina cuando tuvo la pelota?, casi nada. Tiró pelotazos profundos, muchas veces frontales o mediante cambios de frente. Y nada más. De a ratos se intentó la búsqueda desesperada de Messi para descansar en él y tirarle toda la responsabilidad. ¿Qué más se vio?, poco. Alguna subida esporádica y por sorpresa de Mercado; los ya apuntados pelotazos de Mascherano y Messi; una producción que fue de mayor a menor de Di María, un penal que Ricci vio claramente pero que no fue tan así y un equipo –el argentino- que terminó metido adentro de su área y pidiendo la hora.


Con estos jugadores, es imposible pensar en un equipo defensivo o contragolpeador. Creo que sería ir en contra de principios históricos y esa retórica futbolera que nos distinguió desde siempre. Entonces, no hay otra que buscar el protagonismo directo. ¿Cómo se consigue?, teniendo más la pelota que el rival, acelerando ritmos y tiempos o haciendo la pausa en los momentos necesarios. Argentina pareció que a la batalla la ganó en un cuarto de hora y luego se dedicó a dormirse en la gloria. Y por momentos, no jugó a nada. Así fue el segundo tiempo, de escaso valor futbolístico y causante de justificadas preocupaciones.


Es cierto lo que dijo Pizzi respecto de que Chile mereció algo más. Si el partido terminaba empatado, no iba a ser un resultado alejado de la realidad. Entonces, con más razón resultan injustificadas las apreciaciones de Bauza después del partido. ¡¿Un partido brillante?! No hay manera de jugarlo si no se tiene en cuenta que al fútbol se juega con la pelota. Y a la pelota la tuvo el rival durante buena parte del encuentro, no sólo en esos quince minutos finales de cada tiempo, que Bauza quiso explicar y lo hizo reiteradamente, como queriendo convencernos a todos de las limitaciones exhibidas por el equipo.


En lo único que se puede coincidir –y mucho- con el técnico, es en el valor indispensable que tenía el resultado. ¿Qué habría pasado si Argentina perdía jugando como jugó ayer?. Era una alternativa totalmente potable. Argentina no fue superior, golpeó primero y luego se dedicó, sobre todo en el segundo tiempo, a cuidar lo máximo posible la victoria parcial. Por lo tanto, podría haber pasado que si el tiro libre de Alexis Sánchez o la puntada final de Castillo luego del centro de Beausejour, entraban, ni Bauza habría hablado de un partido brillante ni tampoco la gente se hubiese ido contenta del Monumental.


Si la consigna era ganar cueste lo que cueste o a cualquier precio, la misión está cumplida. Pero al análisis futbolero hay que hacerlo y Bauza es el que debe entender que su equipo deja dudas en el funcionamiento. No se sabe a qué juega, cómo ataca y sólo se puede pensar en que la “idea” es juntar mucha gente de mitad de cancha para atrás a los efectos de defenderse. Escaso. Muy escaso para un equipo que tiene para jugar mejor y debe jugar mejor.

 


SÍNTESIS

Argentina….1
Chile………….0
Estadio: Monumental de River.
Arbitro: Sandro Ricci (Brasil).


Argentina: Romero; Mercado Otamendi, Rojo y Más; Biglia y Mascherano; Messi, Agüero, Di María e Higuaín. D.T.: Edgardo Bauza.


Chile: Bravo; Isla, Medel, Jara y Beausejour; Fuenzalida, Aranguiz, Silva y Hernández; Alexis Sánchez y Vargas. D.T: Juan Antonio Pizzi.


Gol: en el primer tiempo, a los 15 m Messi  (A) de penal.


Cambios: todos en el segundo tiempo, al comenzar, Musacchio (A) por Mas; a los 10 m Castillo (C) por Fuenzalida; a los 12 m Banega (A) por Agüero; a los 24 m Valdivia (C) por Silva; a los 31 m Roncaglia (A) por Mercado y a los 45 m Paredes (C) por Aranguiz.


Amonestados: en Argentina, Biglia, Otamendi, Mascherano e Higuaín.

Además tenés que leer:


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Eliminatorias Rusia 2018
Lo más visto
Ahora En Portada