http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 19.05.2017
10:18

Cuando conseguir una oportunidad laboral es la meta

Fernando Vega se anotó en el Curso UTTA de peones de turf con el panorama de una futura fuente de trabajo. “Hago changas como electricista, pero me encantaría estar vinculado a la industria del caballo”, sostiene con ilusión y muchas expectativas.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Cuando conseguir una oportunidad laboral es la meta Fernando Vega se anotó en el Curso UTTA de peones de turf con el panorama de una futura fuente de trabajo. “Hago changas como electricista, pero me encantaría estar vinculado a la industria del caballo”, sostiene con ilusión y muchas expectativas. Fernando Vega se anotó en el Curso UTTA de peones de turf con el panorama de una futura fuente de trabajo. “Hago changas como electricista, pero me encantaría estar vinculado a la industria del caballo”, sostiene con ilusión y muchas expectativas.

Barranquitas es uno de los barrios más tradicionales de la ciudad de Santa Fe y es el lugar donde reside Fernando Vega, uno de los asistentes del curso UTTA, que por segundo año consecutivo se desarrolla en el Nuevo Hipódromo de Las Flores. Tiene 23 años y es padre de Bastián y Alán; sus dos motores para emprender nuevos desafíos en esta etapa de su vida.


 
“Me enteré de la existencia de esta capacitación porque leí un folleto que me dieron en la Municipalidad. Vengo a cada una de las clases con ganas de aprender este oficio y la verdad que me interesa. El cuidado del caballo tiene muchos secretos”, dice en el parate que hay entre la clase teórica y práctica en la que Gustavo Fuentes, cuidador y herrero se encarga al detalle de especificar.


 
Realizar instalaciones eléctricas es lo suyo, aunque sumar conocimientos sobre un empleo diferente es lo que lo atrapa a Fernando. Sin vueltas y con un discurso que sirve de ejemplo, confiesa que “me las rebusco para conseguir el dinero y así poder salir adelante con mi familia. Hago changas como electricista, aunque se podría decir que realizo diferentes tareas, pero me encantaría estar vinculado a la industria del caballo”.


 
Se nota que es un muchacho optimista, de esas personas que ponen todo su esmero con el objetivo de progresar. “Me veo como peón de turf. Tengo el apoyo de mi familia, ellos me alentaron para que me anoté y acá estoy”. Las casi quince cuadras que separan su hogar con el Centro de Formación del Hipódromo, Fernando Vega las recorre a pie y a firme marcha, con el afán de aprender.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Edición Online
Lo más visto
Ahora En Portada