http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 18.06.2017 | Última actualización | 19.06.2017 | 10:19
10:57

Hay un puesto cada 3 mil habitantes

Santa Fe, una de las tres ciudades con menos venta ilegal del país

Según un relevamiento del Centro Comercial, hay 33 puntos de venta. Se concentran en dos grandes áreas: el microcentro y el norte. El 60 % comercializa alimentos y bebidas. La cifra no incluye a las 4 ferias del tipo “saladitas” que hay en la ciudad. Las entidades comerciales piden que se controle la legalidad de la mercadería.

En la calle. En el mes de mayo, el Centro Comercial relevó 19 puestos de venta de alimentos y bebidas en la vía pública, un 57 % de los puntos de venta ilegal relevados. Foto: Guillermo Di Salvatore


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Hay un puesto cada 3 mil habitantes Santa Fe, una de las tres ciudades con menos venta ilegal del país Hay 33 puntos de venta que se concentran en dos grandes áreas: el microcentro y el norte. Según un relevamiento del Centro Comercial, hay 33 puntos de venta. Se concentran en dos grandes áreas: el microcentro y el norte. El 60 % comercializa alimentos y bebidas. La cifra no incluye a las 4 ferias del tipo “saladitas” que hay en la ciudad. Las entidades comerciales piden que se controle la legalidad de la mercadería.

 

Florencia Arri
 

farri@ellitoral.com

 

El Centro Comercial de Santa Fe contó 33 puntos de venta ilegal en la ciudad. El dato surge del relevamiento que la entidad realiza todos los meses para detectar puestos en la vía pública atendidos por personas que no están inscriptas para la actividad y que comercializan mercadería sin documentación (sin factura) y sin entregar comprobante. “Por eso hablamos de venta ilegal además de venta informal, que también implica la falta de inscripción de la actividad y de quienes son parte de ella”, explicó Fabián Zanutigh, gerente de la entidad.

 

El relevamiento se realiza con una recorrida por la ciudad y se centra en puestos que ocupan la vía pública. Un detalle de su ubicación permite observar que están concentrados en dos grandes polos: en el microcentro que delinean los cuatro bulevares y en el norte de la ciudad, principalmente en las avenidas Aristóbulo del Valle desde el 6600, Blas Parera y Peñaloza. 

 

La gran mayoría (57 %) vende alimentos y bebidas —“y al no poder justificar su procedencia tampoco asegura las condiciones de consumo”, agregó Zanutigh—. El resto, vende plantas y flores (15%); indumentaria y calzado (10 %); construcción y ferretería (6 %), artículos de juguetería y esparcimiento (6 %) y de óptica, fotografía, relojería y joyería (6 %).

 

La entidad eleva estos datos a dos entidades nacionales: a la Cámara Argentina de Comercio y a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), pero no realiza denuncias en la justicia ni en el municipio porque esto requiere otro tipo de investigación. “Llegamos a la instancia de denuncia a la Municipalidad cuando notamos movimientos inusuales a lo habitual o cuando la venta toma grandes dimensiones, es decir cuando hay excesos”, sostuvo Zanutigh.

 

Foto: Fuente: Centro Comercial de Santa Fe

 

Los datos elaborados en Santa Fe condicen con análisis realizados por Came, que la ubican como una de las ciudades con menos presencia de venta ilegal: se encuentra en el lugar 108 de entre 110 ciudades, con 3.173 habitantes por puesto de venta ilegal. Sólo superan a Santa Fe la localidad bonaerense Merlo y Godoy Cruz en Mendoza. la nómina negativa es liderada por dos centros con perfil turístico: en la cordobesa Mina Clavero hay 23 habitantes por puesto ilegal, y en Río Hondo, Santiago del Estero, hay un punto de venta ilegal cada 26 habitantes.

 

Controles

 

A la hora de explicar lo que sucede en Santa Fe, el gerente del Centro Comercial destacó las acciones realizadas por la Secretaría de Producción de la Municipalidad en el marco del convenio firmado con la entidad “Comercio seguro y trabajo decente”. El documento compromete a ambas partes al custodiar que los espacios públicos no sean invadidos por vendedores ambulantes ni actividades con venta de productos de procedencia dudosa, y respeta a artesanos o ferias organizadas por asociaciones civiles u ONGs.

 

Consultado al respecto Ramiro Dall’ Aglio, secretario de Control municipal, recordó que el proceso comenzó hace una década cuando se desplazó a vendedores ambulantes y manteros de las plazas Alberdi y del Soldado, y del Parque Garay, entre otros espacios públicos. “Se realiza un fuerte control para que no se regenere este tipo de venta ambulante y para la remoción de los lugares donde ya había puestos instalados”, comentó el funcionario, y destacó que “el rol de los vecinos es fundamental, ya que muchas veces los desplazamientos se realizan por denuncia de particulares”.


Dall’ Aglio explicó que los controles se realizan en dos instancias: “Cuando nos avisan de la presencia de puestos los desplazamos de los lugares prohibidos para la actividad, la primera vez con infracción y la segunda con incautación de la mercadería”.

Flores y plantas. Es el segundo rubro en importancia de los artículos que se venden en la vía pública: detectaron 5 puestos fijos de venta, un 15% del total.Foto: Flavio Raina

 

 

 

Preocupación por las “saladitas”
 

El relevamiento realizado por el Centro Comercial tiene un punto flaco: no incluye las ferias del centro y del norte de la ciudad que, más allá de su nombre comercial, son popularmente conocidas como “saladitas” porque se caracterizan por la venta informal de indumentaria, accesorios y todo tipo de artículos que no pueden acreditar su procedencia.

 

En la capital provincial, el Centro Comercial detectó 4 ferias de venta ilegal en distintos puntos de la ciudad, y estimó que dentro de ellas funcionan unos 170 puestos. “Son grandes espacios en los que se genera venta informal y se comercializa mercadería sin documentación. Los conocemos todos y están controlados parcialmente por la Municipalidad porque fueron habilitados como galpón para feria y si bien los puestos interiores cuentan con monotributo social no condicen con la actividad que realizan. Tenemos una mirada crítica de esas decisiones municipales porque no se cumplen con las reglas como se debe”, dijo Zanutigh.

 

Consultado al respecto, Dall’ Aglio detalló que las secretarías de Control y de Producción del municipio habilitan y controlan las instalaciones con premisas de seguridad: se constatan pasillos de circulación, luces de emergencia, conexión eléctrica, matafuegos, entre otras cuestiones. Desde Producción especificaron que estos grandes espacios se habilitan como “Galerías de venta”. “En inspecciones posteriores vamos y constatamos que los elementos de seguridad estén vigentes, pero no es competencia municipal verificar la legalidad de la mercadería ni cuestiones impositivas. Estos espacios no son clausurados porque no están en la vía pública y están habilitados”, destacó el funcionario.

 

El control de la mercadería y de las correspondientes cuestiones fiscales son competencia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

 

Adrián Schuck, presidente de la Federación de Centros Comerciales de la Provincia de Santa Fe (Fe.Ce.Co), reprochó la falta de controles de las “saladitas” a los tres estratos del Estado. “Es algo que corresponde a la Administración Provincial de Impuestos (API) y a AFIP, pero creemos que deberían controlar todos porque son parte interesada: la facturación le compete al municipio que se ve beneficiado con el cobro del DREI, a la Provincia que cobra Ingresos Brutos, y al estado nacional que percibe el IVA, todos impuestos que se basan en lo facturado”, explicó Schuck. Al respecto, anticipó que la Federación elabora junto a la Mesa de Entidades Productivas un proyecto de ley que busca intensificar controles y habilitar al municipio a controlar estos aspectos fiscales.

 

En la provincia

 

El “Mapa de la Argentina ilegal” elaborado por Came a partir de datos del segundo semestre de 2016 detalla que en la Provincia de Santa Fe hay 10 saladitas con 365 puestos en su interior y 180 manteros.

 

La venta ilegal es una de las preocupaciones de la Federación de Centros Comerciales de la Provincia de Santa Fe (Fe.Ce.Co). La entidad no realiza relevamientos propios, sino que toma los datos generados por el Centro Comercial de cada ciudad. “A diferencia de otras épocas, en la actualidad la actividad informal o ilegal no sólo está en las grandes ciudades, sino que alcanza a todas las localidades en diferentes formatos”, dijo a este medio Lionel García, coordinador de Fe.Ce.Co. El detalle incluye vendedores ambulantes, distribuidores regionales provenientes de otras zonas, saladitas, ferias internadas, ferias o puestos itinerantes, muestras o exposiciones con puestos de ventas, ferias americanas, ventas domiciliarias, entre otras formas.

 

En el país
 

El Centro Comercial detectó 4 ferias de este tipo en la ciudad, y lo informó a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came). Con este dato, la entidad detalla que hay 10 “saladitas” en la Provincia de Santa Fe y la incluyó en su Mapa de la Argentina ilegal. El informe, que se presentó esta semana, detalla que hay 662 saladitas y 86.728 vendedores informales en el país.

 

 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Área Metropolitana
Lo más visto
Ahora En Portada