#Temas de HOY: Clima en Santa Fe | Colón | Unión | Aumentos 2018 | 
http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 10.07.2017 | Última actualización | 8:52
8:46

Santo Tomé

Museo Arqueológico: el lugar que resguarda una cultura milenaria

A diez años de los descubrimientos precolombinos de Adelina Este, la directora del establecimiento recordó los primeros hallazgos realizados y todo el trabajo posterior. 

Vista interior. En el MAST están expuestos una gran cantidad de elementos encontrados en el sitio arqueológico santotomesino.  Luis Cetraro

+2

Foto:Luis Cetraro
Vista interior. En el MAST están expuestos una gran cantidad de elementos encontrados en el sitio arqueológico santotomesino.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Santo Tomé Museo Arqueológico: el lugar que resguarda una cultura milenaria A diez años de los descubrimientos precolombinos de Adelina Este, la directora del establecimiento recordó los primeros hallazgos realizados y todo el trabajo posterior.  A diez años de los descubrimientos precolombinos de Adelina Este, la directora del establecimiento recordó los primeros hallazgos realizados y todo el trabajo posterior. 

Sergio Ferrer
area@ellitoral.com

 

El Museo Arqueológico de Santo Tomé (MAST) está ubicado en Roverano 555, en el barrio de Adelina Este. Fue inaugurado el 25 de mayo de 2013, como resultado de la necesidad de proteger y difundir el patrimonio cultural milenario hallado en la zona de Roverano al 300 desde principios de 2007 en adelante. 


A diez años de esos primeros descubrimientos, la directora del MAST, María Rosario Feuillet, se refirió a la actualidad del establecimiento con una mirada retrospectiva, que sirve para valorar y dimensionar aquellos hallazgos, que se fueron completando con los realizados en 2008, 2012, 2013 y 2014. Entre otros conceptos, la arqueóloga destacó que la comunidad santotomesina “va conociendo poco a poco la forma de vida de las personas que hace más de 3.000 años pisaron el mismo suelo que hoy transitamos nosotros”. 


Para Feuillet, pensar en el decenio transcurrido significa “recordar muchísimas cosas”, en especial la solidaridad de los vecinos, la ayuda de mucha gente desinteresada, el empeño de un grupo de estudiantes y de profesionales que trabajó denodadamente (a pesar de los obstáculos y contratiempos surgidos), las primeras suposiciones en relación al pasado del área investigada, el análisis de la antigüedad de los esqueletos encontrados y las dataciones en el exterior. 


Sin embargo, dijo que lo más significativo han sido los avances y las acciones realizadas a favor de la salvaguarda del patrimonio cultural recuperado, como ser los restos humanos, los elementos óseos de yaguareté (encontrados en 2012) y las diversas piezas de cerámicas. 

 

Recinto especial. El MAST está situado unos doscientos metros al oeste de los enterratorios descubiertos el 30 de marzo 2007. Fue construido para albergar y difundir los hallazgos del sitio Río Salado-Coronda. Foto: Luis Cetraro

 

Restos humanos

 


“Hoy sabemos que Adelina Este fue abrigo de poblaciones en los últimos 3.500 años y que esas poblaciones dejaron sus huellas, llegando hasta nuestros días fragmentos de utensilios cerámicos, de fauna, de roca y hasta restos de individuos que lo testimonian”, señaló Feuillet. 


Además, remarcó que tan importante fue el área de la actual Adelina Este para nuestros antepasados, que en ella descansan, aún hoy, los restos de pobladores que la transitaron hace muchos siglos. De allí la transcendencia de los enterratorios encontrados a partir del 30 de marzo de 2007, si bien estaban trabajando en el sector desde 2003. Al principio se hallaron 26 esqueletos, pero luego se llegó a 36 (se supone que existen más). Todos los entierros presentaban un patrón ordenado y orientado en su disposición. 


No todos estos restos humanos están completos, pero ya se sabe que 3 son femeninos, 5 masculinos y que 2 pertenecen a niños. Los 36 están a resguardo en el museo. Son vestigios que reflejan que la zona fue relevante como sector vinculado a la esfera de las creencias y la espiritualidad, un hecho demostrado por la existencia de un sector del cementerio que fue utilizado ininterrumpidamente por lo menos durante quinientos años. 


De todas formas, el esqueleto más antiguo no apareció en el área del cementerio, sino fuera del mismo, en un entierro individual mucho más profundo. “Hace diez años, pensar en un museo que albergue y difunda el patrimonio arqueológico sólo era un sueño; ahora es una realidad concreta, producto del enorme esfuerzo de muchas personas”, completó Feuillet.

 

Costumbres y creencias


La propuesta general del MAST está basada en la idea de aprovechar el paisaje costero como conector a través del tiempo y a la tierra de nuestros antepasados como contenedora de historias de vida, ya que resguarda el legado de las culturas prehispánicas. 


Así, objetos recuperados por los arqueólogos, se transforman en hechos y datos que hablan de la cotidianeidad de las sociedades que habitaron este territorio hace por lo menos 3.200 años. Allí están, por ejemplo, los cuencos cerámicos que servían para cocinar, contener líquidos y almacenar alimentos, como la vasija que se preserva impecable y en la que probablemente se cocinó pescado hace más de mil años.


Otros elementos cumplían funciones específicas o estaban ligados al sistema de creencias espirituales de los primeros pobladores de estas tierras. Se trata de objetos santuarios, cuentas de collares de cerámica, falanges de guanacos ornamentadas. También aparecen huesos de animales, provenientes de los que se utilizaban para la alimentación, pero también de casos de actividades vinculadas al mundo espiritual. Así como fragmentos líticos que fueron el producto del desecho de la talla de herramientas de roca, como puntas de proyectil. 

 

Los restos humanos encontrados son vestigios que reflejan que la zona fue relevante como sector vinculado a la esfera de las creencias y la espiritualidad, un hecho demostrado por la existencia de un sector del cementerio que fue utilizado ininterrumpidamente por lo menos durante quinientos años. 

 

En los trabajos relacionados con el Sitio Arqueológico Río Salado-Coronda participaron estudiantes de la Universidad Nacional de Rosario y de la Universidad de Buenos Aires, además de profesionales de la Universidad Nacional de La Plata y de la Escuela Superior de Museología de Rosario. También brindaron su aporte la Fundación Arqueología del Litoral, la Bolsa de Comercio de Santa Fe, el Rotary Club, la Asociación de Cooperadora Escolares de Santo Tomé y, luego de la primera excavación, la Municipalidad de Santo Tomé.

 

Horarios


El Museo Arqueológico de Santo Tomé es una institución municipal, de entrada libre y gratuita. En su interior se refleja el pasado remoto de una parte importante de la región Litoral. Está abierto al público de lunes a viernes, de 8.30 a 12.30 y 14 a 18. Los turnos para visitas escolares y consultas pueden solicitarse al teléfono 4801853. Para el público en general no es necesario la visita programada. En la actualidad, en su interior puede apreciarse una muestra de tecnología cerámica.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Área Metropolitana
Lo más visto
Ahora En Portada