https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 07.08.2017
19:26

Publicaciones (Por A. M. Cecchini de Dallo)

"El ebanista" (*)



Publicaciones (Por A. M. Cecchini de Dallo) "El ebanista" (*)

Por A. M. Cecchini de Dallo

 

En el prólogo, están las pistas para conocer cómo se concretó este libro. Allí Oscar Alfredo Di Dio cuenta que su padre, Alfredo Domingo, el autor, en cierto momento de su vida “se dejó atrapar por los brazos de la historia”, para inmortalizar la vida de sus padres, sus lugares y la obra que dejaron. Fue reuniendo borradores y le pidió él, Oscar, que los ordenara. Éste recogió el guante y llegó a publicar este libro en homenaje a su abuelo.

 

El recorrido al que se invita al lector tiene un principio en Acerenza, un pequeño poblado inmerso en bosques de robles en la cima de un monte y rodeado por las montañas Dolomíticas, hasta él llegaron griegos, romanos y, en el Medioevo, los templarios, dejando vestigios patrimoniales que enriquecen su presente. Allí nació, en 1896, Antonio Saverio Di Dio, protagonista de esta historia. El otro lugar de origen, en este caso de la abuela Miranda, es Porto Azzurro en la isla de Elba.

 

Mientras relata los amores, trabajo, vivencias, entrelaza con ellos sucesos difíciles de la humanidad, como la Primera Guerra Mundial que tuvieron que vivir, o tragedias que sortearon, como la catástrofe del Principessa Mafalda. Asimismo comentarios sobre filmes o lecturas que impresionaron al autor y al contarlos deja su voz personal.

 

Ocurrió un día que Antonio recibió una carta desde el Plata, fechada en Esperanza. En ella, había un comentario fundamental, aquí “nadie se descubre para hablar con los ricos y se puede hablar con cualquiera”. Ése fue el acicate para dejar su rutina e intentar otra vida. Llegó a Santa Fe “con 15 ctvs. y sus herramientas bien afiladas para tallar su futuro”. Su trabajo de carpintero artesanal lo desarrolló en la Mueblería Castagnola Hnos. y Ateau; y mientras tanto, habitaba en conventillos y aguardaba, ansioso, que Miranda y su hijo mayor afrontaran el desafío de dejar a la familia italiana y vinieran a formar la familia argentina. A esta altura, el libro desgaja anécdotas y recuerdos, a la vez que recorre la obra del ebanista de Antonio, legado que lo hará perdurable en la memoria santafesina: el camarín de la Virgen de Guadalupe, confesionarios y bancos de múltiples iglesias.

 

Se cierra el libro con los árboles genealógicos de ambas familias, las de Antonio y Miranda. Se trata de un relato ameno y encantador, que trasunta una tarea entrañable que muchos nos debemos; reconstruir las raíces familiares, para que quienes nos sucedan conozcan de dónde, por qué y cómo llegamos hasta aquí.

 

(*) De Alfredo Domingo Di Dio; Editorial Ciudad Gótica, 2017




Más Noticias de Opinión

Peisadillas (por Carlos Mario Peisojovich)
Tribuna política (por Alejandro Boscarol)
Lo más visto
El municipio intervino en una obra provincial para evitar anegamientos - El desagüe entubado de Peñaloza y Gorriti estaba anulado. Esta situación, ante las lluvias copiosas de estos días, generó acumulación de agua que afectó principalmente el acceso a la Escuela Jardín de la Esperanza. -
Área Metropolitana
Finalizó el alerta meteorológico pero continuarán las lluvias -  -
Área Metropolitana
Temporal en Santa Fe: Cayeron más de 175mm en algunas zonas - El norte de la ciudad presentaba inconvenientes por agua acumulada -

Recomendadas