https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 05.10.2017 - Última actualización - 20:57
20:06

La obra arranca en enero con un plazo de 8 meses

Luz verde del Concejo a la obra de remodelación de la Peatonal

El Cuerpo autorizó al Ejecutivo a tomar deuda por $ 38 millones para financiar los trabajos de ocho cuadras en el tradicional paseo comercial de San Martín. Los propietarios de inmuebles para alquiler -no los que tienen casas y viven allí- deberán pagar el 90 % de la obra, prorrateada de acuerdo al sistema de contribución por mejoras.

Foto: Archivo El Litoral / Guillermo Di Salvatore




La obra arranca en enero con un plazo de 8 meses Luz verde del Concejo a la obra de remodelación de la Peatonal El Cuerpo autorizó al Ejecutivo a tomar deuda por $ 38 millones para financiar los trabajos de ocho cuadras en el tradicional paseo comercial. El Cuerpo autorizó al Ejecutivo a tomar deuda por $ 38 millones para financiar los trabajos de ocho cuadras en el tradicional paseo comercial de San Martín. Los propietarios de inmuebles para alquiler -no los que tienen casas y viven allí- deberán pagar el 90 % de la obra, prorrateada de acuerdo al sistema de contribución por mejoras.

Luciano Andreychuk

landreychuk@ellitoral.com
Twitter: @landreychuk


Finalmente, y luego de un largo proceso de trabajo en comisiones y reuniones con la Asociación Amigos de calle San Martín, el Concejo aprobó en forma unánime una ordenanza donde autoriza al Ejecutivo a tomar deuda o empréstito por $ 38.138.629. El objetivo: financiar la obra de remodelación de la Peatonal San Martín (Etapa 2) en su tramo central entre Lisandro de la Torre y Eva Perón.


Se incorporan a ese trayecto Pje. Falucho, entre San Martín y 25 de mayo; y 25 de mayo entre 1° Junta y Mendoza. También, la Plazoleta Blandengues y el entorno de veredas del edificio donde funcionaba el Liceo Municipal. 


Ese crédito que podrá tomar el municipio será para comenzar a financiar la mayor parte de la obra, que cuesta en total unos $ 42 millones, según supo El Litoral. Los frentistas deberán pagarla en un 90 % (el 10 % restante lo absorberá el Gobierno local), en forma prorrateada. La ordenanza sancionada poco tiene que ver con el mensaje original que había remitido el Ejecutivo: los concejales pulieron hasta el final el despacho definitivo. 


Sobre los trabajos


La obra se hará a partir de enero de 2018, con un plazo de ejecución de 8 meses. La remodelación consiste en tareas de demolición y remoción de pisos, tapas, cordones y otros elementos, para realizar una correcto despeje y nivelación ante de la colocación del nuevo piso, que será de losetas graníticas antideslizantes, color gris claro. En las bocacalles se utilizará pavimento articulado de adoquines de hormigón.


También, se unificarán solados, y se harán tareas de adecuación y mantenimiento en las instalaciones sanitarias de desagües pluviales y eléctricas. La instalación eléctrica contempla el reemplazo de los artefactos y columnas de iluminación existente por un nuevo tipo de iluminación LED.


Respecto del mobiliario, se colocarán bancos de madera y acero galvanizado, cestos diferenciales para residuos, bolardos o pretiles para delimitación de los espacios vehiculares, y se hará un soterramiento de todo el cableado en uso, con el retiro de los cables aéreos en desuso en el área a intervenir. “La obra de remodelación mantendrá los puestos de ventas existentes”, dice el despacho final que se sancionó.


En la Plazoleta Blandengues se arreglarán los canteros, el espacio verde y se mejorarán las especies arbóreas; también la tradicional fuente ubicada en la esquina de calle Mendoza. Se generarán nuevos espacios de permanencia y descanso. 


Respecto de la “cuadra testigo” ya remodelada en 2015 entre Juan de Garay y Lisandro de la Torre, el Ejecutivo deberá, previo llamado a licitación, “determinar la inversión actualizada y la obligación que hubiese correspondido ser solventada por los beneficiarios, adicionando estos montos al resultante del cálculo de cada contribución de mejoras” en ocasión de la segunda etapa. Los fondos recuperados por esa cuadra se ingresarán a la cuenta especial del Fondo Municipal de Obras Públicas.


Consenso


“Éste ha sido un trabajo que todos llevamos en este tiempo, y era una demanda de toda la sociedad. Votamos una herramienta que permitirá intervenir la mayor parte de un paseo que es único por sus características. Si se suma a la cuadra testigo, sumado a la Peatonal Norte en su primera etapa y la semipeatonalización de San Martín Sur, conformamos un gran área peatonal y comercial”, declaró el edil oficialista Carlos Suárez. 


Se tomará como modelo el diseño de la cuadra testigo, pero también se corrigieron algunos puntos flacos que el funcionamiento de ese tramo demostró. “Esto implica modificaciones en infraestructura y la redefinición de equipamiento, que surgió del aporte de los propios comerciantes y usuarios”, agregó. 


Para el edil justicialista Ignacio Martínez Kerz, “el tiempo que demandó el despacho es producto del trabajo, el diálogo de todas las fuerzas políticas, de los vecinos y de los comerciantes”. Aseguró que fue “muy arduo” definir la ordenanza final “porque había que contemplar a la gente que vive en la peatonal San Martín pero no desarrollan una actividad comercial, y que quedaron exceptuados de abonar la obra”.


“Incorporamos la ampliación del plazo del registro de oposición para que los futuros beneficiarios puedan expresarse, con más garantías para que la contribución por mejoras sea mucho más transparente y democrática”. En este caso puntual, “la autorización del crédito se vuelve un círculo virtuoso, porque es un apalancamiento, ya al Estado local le permitirá encarar la obra en forma más rápida y efectiva la obra”, dijo Martínez Kerz. Se ajustaron los mecanismos de control, agregó.


Leandro González (FPCyS) destacó que después de casi tres décadas “se iniciará un proceso de rejerarquización de la peatonal. Hablamos de un motor comercial y productivo para la economía local y de la región. Esto es producto de consenso, hay que destacarlo”. 


Contribución por mejoras


Serán beneficiarios de la obra y obligados a pagarla — también con derecho a oponerse a su ejecución— los titulares de derecho real de dominio o titulares de derechos y acciones a título de dueño de inmuebles. Se excluye como beneficiarios a propietarios de inmuebles destinados a vivienda, sus cocheras, bauleras o tendederos.


El costo total de la obra será afrontado en un 10 % por la Municipalidad, y el 90 % restante será prorrateado entre los beneficiarios. Su pago exigible y obligatorio, según el régimen de contribución de mejoras. La Municipalidad afrontará la parte que le corresponde por sus propios inmuebles. Se abrirá un registro de oposición.


Habrá planes de pago con beneficios si se abona antes de su ejecución, y financiaciones de 12, 18, 24 y 36 cuotas mensuales, iguales y consecutivas. En este último caso, será “para aquellos beneficiarios cuyas contribuciones superen el monto de $ 250.000 y que adhieran al pago hasta 30 días posteriores a la notificación de los montos adeudados”.


El Ejecutivo realizará una tarea conjunta con la Asociación de Amigos de Calle San Martín y el Centro Comercial, “a los fines de evitar que los beneficiarios de la obra que ofrezcan sus inmuebles en alquiler trasladen el costo de la misma al valor de las locaciones”, dice el despacho.


Consultado por El Litoral sobre si se trasladará el costo de la obra a quienes actualmente alquilen en el sector con fines comerciales, el referente de la Asociación, Miguel García Adise, negó que eso ocurra. “Hay contratos firmados que deben respetarse”. Aunque pensando a futuro, “si se va a remodelar la peatonal, el inquilino venderá más. Eso hay que evaluarlo, hablamos de una contraprestación”, dijo. Ésta es “la obra queremos, por una peatonal para toda la ciudad”.


Además tenés que leer:



Más Noticias de Área Metropolitana

Lo más visto
Sucesos

Recomendadas