#Temas de HOY: Submarino ARA San Juan | Unión | Tribuneros Unión | 
http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 03.11.2017 | Última actualización | 17:24
17:20

Apple está de estreno

La fiebre por el nuevo iPhone se apoderó de las capitales del mundo

Largas colas en las casas oficiales de la empresa para conseguir un dispositivo.

Foto: Wall Street Journal


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Apple está de estreno La fiebre por el nuevo iPhone se apoderó de las capitales del mundo Largas colas en las casas oficiales de la empresa para conseguir un dispositivo. Largas colas en las casas oficiales de la empresa para conseguir un dispositivo.

El Litoral

Télam

 

Los cinco grados bajo cero que se registraron anoche en Moscú no fueron obstáculo para los cientos de personas que acamparon frente a la única sede de Apple en la capital rusa, a la espera de que se abrieran las puertas para comprar el flamante iPhone X, en una escena que se repitió en decenas de ciudades del mundo.


La municipalidad de Moscú dispuso una flota de colectivos en las inmediaciones de la tienda, ubicada en la céntrica calle Tverskaya, para ofrecer traslados en casos de hipotermia.


En Internet llegaron a ofrecerse puestos en la fila a cambio de elevadas sumas de dinero, incluso comparables con el precio del flamante smartphone, según un cable de la agencia EFE.


Situaciones similares se vivieron en decenas de ciudades de los 55 países en los que hoy salió a la venta el teléfono denominado con una X, un homenaje de Apple al décimo aniversario de la llegada del primer iPhone, que con su pantalla táctil marcó un antes y un después en la industria de la tecnología de consumo.


Dado que en muchos lugares no hacía falta tener un turno previo para lograr el acceso a las Apple Stores, la única recomendación de la empresa de la manzana era "llegar temprano" a las sucursales para hacer con uno de estos equipos, cuya demanda se espera que sea mayor a la de las unidades disponibles.

 

Foto: Internet



Así, las ya tradicionales colas se extendieron por Europa, Estados Unidos y Asia. 


En Pekín, por ejemplo, donde sí era requisito una reserva online previa para adquirir el nuevo objeto de deseo, tras más de dos horas de cola el primer comprador chino salió de la principal tienda de la capital ovacionado y en medio de un cerrado aplauso, vestido con una remera en la que se veía la imagen del nuevo teléfono.


"(Estos teléfonos) son parte de mi vida. Quizás es ya solo un hábito o algo familiar lo de cambiar cada año de iPhone", dijo el hombre, que se siente "afortunado" de haber sido el primero en conseguir este modelo.


"Ha sido muy emocionante conseguir el nuevo diseño del iPhone", sostuvo el pekinés Tao, y pronunció las palabras que suelen motivar el fanatismo de los cosumidores de Apple: "Amo esta compañía, su diseño, sus ideas, Steve Jobs...".


Las ideas de Steve Jobs, según destacan sitios web especializados, están volcadas como nunca antes en este nuevo smartphone, con una pantalla de 5,8 pulgadas que llega casi hasta los bordes y elimina así los marcos frontales, siguiendo una tendencia inaugurada este años por fabricantes de la competencia. 


También eliminó esta versión el tradicional botón físico de inicio, reemplazado por un botón digital, e introdujo el Face ID, un sistema de reconocimiento facial para desbloquear el aparato, entre otras particularidades.


La locura por esta versión del iPhone explotó también en Australia, donde cerca de 400 personas hicieron cola fuera de la principal Apple Store de Sidney, un número mucho mayor de los solo 30 fans que hicieron lo mismo cuando en septiembre llegó él iPhone 8.


"Es hermoso hermano, qué sentimiento, estoy emocionado", manifestó Bishoy Behman, de 18 años, el primer australiano en hacerse con el iPhone X.


El joven contó a los medios de prensa que se agolpaban fuera de la tienda que había acampado ahí durante una semana, y que incluso pagó para mejorar su lugar en la fila.


Más personas todavía se registraron en Tokio, fuera de la tienda Omotesando, donde habían 550 fans de Apple en una fila que se extendía alrededor de 600 metros.


Yamaura, una estudiante de 21 años, pasó seis días en la cola esperando su turno para comprar el teléfono: "Me voy a casa y, después de descansar, me gustaría divertirme (con el teléfono)", relató a la prensa.


Varios cientos de personas esperaron también en las tiendas de las europeas Amsterdam, Berlin, Londres, Madrid o Frankfurt.


Pese a la demanda inicial, analistas advirtieron que la oferta de unidades podría verse mermada debido a una serie de problemas en el suministro de las partes, como las cámaras, un modelo que que nunca antes había sido producido en la escala que requiere la gigante tecnológica.


Como sea, el primer día de ventas del iPhone X le significó a Apple una subida de 3%, lo que hizo que la empresa cruzara por primera vez en su historia los 900.000 millones de dólares de valoración bursátil.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Ranking de noticias
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Internet y Tecnología
Lo más visto
Ahora En Portada