http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 12.12.2017 | Última actualización | 15:53
13:31

Crimen del taxista

Injusto final de un hombre bueno

Familiares y amigos de Fernando Rodríguez lo despidieron en medio de profundas muestras de dolor y congoja.

Fernando en un retrato de familia. Foto: Danilo Chiapello


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Crimen del taxista Injusto final de un hombre bueno Familiares y amigos de Fernando Rodríguez lo despidieron en medio de profundas muestras de dolor y congoja. Familiares y amigos de Fernando Rodríguez lo despidieron en medio de profundas muestras de dolor y congoja.

Danilo Chiapello
dchiapello@ellitoral.com

 

“La vida es eso que pasa mientras tú haces otros planes”, dijo hace tiempo John Lennon. La reflexión del genio musical bien se ajusta a lo que pasó anoche en barrio Roma.


Ayer cuando Fernando Javier Rodríguez (39) abordó el taxi 095 con el que trabajaba todos los días, jamás pensó que iba ser su última vez. Al contrario, tenía todo dispuesto para terminar a la medianoche, porque “quería ser el primero en saludar a su hijita Mía, en su cumpleaños”, recordó hoy su esposa Andrea. Pero en segundo todo se volvió tragedia. 


Sin saberlo, el drama comenzó a gestarse un rato antes, cuando Fernando tomó como pasajeros a dos hombres en plena zona céntrica, más precisamente en la esquina de 9 de Julio y Crespo. Desde allí se dirigió hacia el oeste.


La escena siguiente se consumó en Juan Díaz de Solís y Crespo donde el taxi se detuvo abruptamente. Los vecinos aseguran haber escuchado una frenada. Y tras ello el estruendo de un disparo de arma de fuego.

 

Anoche frente al hospital Cullen, se congregaron taxistas, remiseros y allegados a la víctima para reclamar por lo sucedido. Foto: Danilo Chiapello

 


No alcanzó a decir nada

 


Quien resultó un ocasional testigo de la tragedia es Ángel, un carnicero que tiene su negocio en la citada esquina. Lo que sigue es su testimonio.

 

* “Yo estaba sentado con mi nene y un hombre que arreglaba la heladera cuando de repente escuchamos una frenada. Después veo que bajan unos tipos bruscamente del taxi. El chofer sale corriendo como para manotear a uno, pero éste se da vuelta y le mete un tiro en el pecho. Al ver la escaramuza metí a mi nene adentro.


El taxista quedó parado. Como vimos que le pegó un tiro el hombre que estaba acá lo sentó en un banco. Yo entro para sacar una silla y cuando salgo ya estaba desmayado. No alcanzó a decir nada. se desvaneció y quedó tirado en la vereda”, relató.

 

Investigadores de la PDI peritan el taxi en el lugar en el que se produjo el trágico suceso.Foto: Danilo Chiapello

 

Conmoción

 


Poco después llegó al lugar un patrullero y los uniformados advirtieron en el acto la gravedad del asunto, por lo que solicitaron urgente una ambulancia.


Fernando fue trasladado a toda velocidad hasta el hospital José M. Cullen donde, pese a los esfuerzos realizados, llegó sin vida. 


El proyectil que impactó en su cuerpo se incrustó en el tórax y en su recorrida afectó órganos vitales que en cuestión de minutos provocaron su deceso.


A medida que los compañeros de trabajo y los familiares de víctima se iban enterando de la penosa novedad, se fueron congregando en la puerta del Hospital Cullen, donde se vivieron momentos de profunda congoja.


Hubo muestras de dolor, expresiones de indignación por la falta de seguridad con la que éstos choferes realizan su tarea diaria. 


En esos momentos, hubo intentos de cortar Avenida Freyre, los que finalmente no prosperaron. Aunque tuvo que intervenir personal policial para poner control.


“Era un tipazo”


* “Fernando era un ‘tipazo’. No había un solo día que no trabaje. Una excelente persona que vivía para su familia y que no merecía terminar así”, narró hoy Marisa, su cuñada, en diálogo con El Litoral. 


La mujer se quebró en lágrimas cuando recordó la trágica jugada que deparó el destino, de llevárselo justo el día del cumpleaños de su hija. 


Las palabras de Marisa fueron compartidas por numerosos vecinos del barrio Ciudadela donde Fernando vivía junto a su esposa Andrea, los hijos de ambos, Mía, de 8 años y Nacho, de 13. 

 

Drogas en un cesto y en la cabina del gas

 

Quienes viven en la zona próxima donde fue asesinado el taxista, hoy se mostraron altamente indignados por la situación del barrio.


Como causa de todos los males señalaron a un tal “Gordo”, a otro de nombre Iván y a un tercer sujeto apodado “Camiseta”


Los vecinos aseguran que desde la llegada del “Gordo” (hace 3 o 4 años) la zona ha entrado en un cono de sombras producto de la comercialización de drogas que ejerce este individuo. 

 

* “Primero dejaba los ‘paquetitos’ con drogas en una cabina de gas. La gente buscaba la droga y le dejaba la plata. Como los vecinos empezamos a quejarnos, se corrió unos metros. Ahora deja las ‘bolsitas’ en un cesto para la basura. Nosotros le decimos que eso es ‘la oficina’. Es una vergüenza que todos los vecinos sepamos esto, lo vemos todos los días y la policía no hace nada”, se quejaron.

 

* Hay dos hipótesis en el crimen del taxista. Una encuadra el hecho como consecuencia de un asalto. La restante sostiene que todo se desencadenó cuando los “pasajeros” quisieron irse sin pagar el viaje. 


Dos detenidos


Los pesquisas abocados a este asunto confirmaron la detención de dos personas. Se trata de un hombre, de 34 años y un adolescente, de 17. Ambos fueron apresados esta madrugada en el interior de una finca ubicada en Suipacha al 4500. La situación de estos individuos es sumamente comprometida. 


También se confirmó el secuestro de un arma de fuego que habría sido “descartada” no muy lejos del lugar del hecho. Se han ordenado una serie de cotejos balísticos, para determinar si dicha arma fue la utilizada para ultimar al taxista.

Además tenés que leer:

Es un hombre de 34 años a quien le atribuyen la autoría de los delitos de homicidio calificado y doblemente agravado; tentativa de robo calificado y agravado; y portación de arma de fuego de uso civil. También hay un menor de edad de 17 años que está detenido a disposición de la Justicia de Menores y que está sindicado como el autor del disparo que mató al chofer.

“Una sociedad que grita no nos maten”, escribió en la lápida del taxista asesinado el padrino de los hijos del matrimonio. 

Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Sucesos
Lo más visto
Ahora En Portada