https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 26.12.2017 - Última actualización - 20:39
20:38

Mirada desde el sur (por Raúl Emilio Acosta)

La intifada de Kicillof y Charlie



Mirada desde el sur (por Raúl Emilio Acosta) La intifada de Kicillof y Charlie

por Raúl Emilio Acosta

 

Dice Clarín el 23 de marzo de 1997 al recordarla para referirse a un tumulto popular de esos días: “Fue un movimiento (la intifada) de desobediencia de los jóvenes palestinos contra la ocupación israelí. Comenzó en 1987 en Gaza. Les lanzaban piedras a los soldados. La revuelta actual copia ese estilo de enfrentamiento...”.

 

La televisión argentina, mayoritariamente recortada sobre la Plaza de los dos Congresos, registraba en directo las piedras provenientes de grupos organizados, lanzadas contra policías que estaban sin armas por una decisión judicial. Justo a 30 años de aquel levantamiento de jóvenes palestinos que, por la diferencia entre una y otra fuerza, tuvo una adhesión importante en el mundo. Después menos adhesión. Finalmente un conflicto político aún en marcha. Desde entonces, toda manifestación a pedradas alude a aquella de la que, casualidad, en este diciembre se cumplieron 30 años.

 

El 18 de diciembre Argentina filmó otro capítulo de su larga serie televisada. Aún para la pesadilla de una “intifada” somos particularísimos. Era raro el suceso televisivo. Tinelli terminaba su temporada y colectaba 20 puntos y chirolas en la medición de Baires y Suburbano. El resto de los canales estaba bastante comprometido con piedras y palos, bombas y rostros tapados. Las cámaras, a pantalla dividida, mostraban el Congreso de la Nación. El vaivén de pedradas y policías jugaban un minué de quorum sí, quorum no. Con más o menos piedras y más o menos repliegue policial. Raro. Había más cosas en la pantalla. El horario, la temperatura y la humedad, alguna declaración y la repetición jadeante de los cronistas de calle, claramente... atosigados. Con toses de gas y agitación de la corrida hasta algún parapeto tranquilo. Había pocos sitios para guarecerse.

 

En la semana previa, tanto Susana Giménez como Mirtha Legrand, tal vez las dos divas con mayor teléfono blanco y clase media en el bolsillo, se declaraban macristas pero, caramba, el tema de los jubilados no les gustaba, no estaba bien. Transversalidad de las estrellas. Argentina es de un modo que los demás no entienden.

 

Cómo entender un país con los líos de PBI, Lebacs y jornales demorados, convenios atravesados, entreverados. En Argentina, no se gana lo mismo por el mismo trabajo y el 40% de los que trabajan lo resuelven (al jornal) de un modo particular o, si quiere la palabreja: en negro, fuera de la ley y, por tanto, fuera de los impuestos.

 

La macro y la microeconomía explicadas en dos minutos de televisión matutina son un primor, pero nadie entiende. A Mirtha y Susana sí. CFK casi no habló del tema, ya que por lo pronto y por lo demás el asunto estaba en Diputados y la ex reina es senadora de la Nación por la provincia que la vió nacer: Buenos Aires.

 

Nada de cuanto se diga escapa a CFK. Las cuestiones económicas refieren, todas, a quien fue su último ministro de economía: Axel Kicillof. Un joven estudiante brillante, un jovencísimo profesor, un estudioso del tema economía con pasado familiar intelectual y con libros sobre el tema. La función pública lo puso en el timón, que entregó el 10 de diciembre de 2015. Ayer. Hasta entonces, el modo que entraban y cómo se distribuían los dineros públicos lo tiene como responsable real, legal y visible.

 

Una división simplista, pero inapelable, indica que quienes protestaban ese día por decisiones económicas del actual grupo administrador de Argentina adherían al sistema anterior. Las piedras contra el actual sistema eran, en rigor, aplausos contra el modo anterior de administrar la cosa pública. Somos raros en Argentina.

 

En octubre de 2015, como en octubre de 2017, “ayer nomás” diría la canción de Moris, el total del pueblo argentino votó para que quienes deliberen y gobiernen lo hagan en su nombre, en nuestro nombre, en el mío. La cercanía de octubre de 2019 pone las cosas en este punto. No son piedras para rever una ley del Congreso, son votos dentro de dos años. La posición enfrentada de todos los votos puestos en el Congreso contra dos mil arrojadores de piedra quita épica, honestidad y limpieza a la “intifada paga” de este diciembre frente a la Legislatura nacional.

 

El juego de quienes ocasionalmente gobiernan que, al modo de CFK, sostienen criterios personales, con mucho de circunstancia y poco de distancia, hace que debamos defender el sistema de elección, de mandatos y de responsabilidades pese a no estar de acuerdo con las decisiones. No hay quien, dentro de la democracia, sostenga su afecto por los revoltosos de la plaza para presionar a los legítimos representantes populares. Ésa es la pregunta a los legisladores que especulaban con las piedras, los canales de televisión, los heridos que no eran tantos y los muertos que se anunciaron pero no llegaron. Gracias a Dios, que de vez en cuando desvía la piedra más inconveniente y el delirante más suicida.

 

La provincia de Santa Fe, con sus 19 representantes, votó según dos criterios; mandato partidario versus responsabilidad popular con la intifada y la coyuntura.

 

La provincia, convengamos, está en escorzo con el gobierno nacional, el Congreso no tiene tantos representantes propios del actual gobierno provincial. El socialismo no tiene senadores. En Diputados sólo el proyecto individual que representa Luis Contigiani, que aún no mostró públicamente la ficha de afiliación al socialismo y sí el abrazo con Kicillof. Rarísimo también. Bonfatti y Lifschitz, en ese orden, avalan al joven. El carácter transitivo diría...

 

La ciudad de Rosario estrenaba un peronismo “a la Charlie García” con la diputada avalada por los senadores provinciales, Alejandra Rodenas, quien fuera jueza de sonados casos aún en estrados judiciales. Sonadísimos casos. También un retorno: Agustín Rossi que, como es lógico, se abrazaba con Kicillof. Marcos Cleri como el joven representante de una “Cámpora en retirada” presentaba la típica “moción de orden” para contar los porotos.

 

La provincia, además, desde “el Leche” Gonzalo del Cerro al “Niky” Cantard también estaba de estreno. Eran 9 sobre 19 votando las decisiones de Mauricio. Incluida Astrid Hummel. Primera presencia del bloque. Lamentos en el Inaes por parte de algunos amigos que deberán reubicar expedientes a la firma. Ojo, 9 sobre 19 es un montonazo.

 

La diputada, ex jueza de causas inconclusas, abrió el camino con su discurso. “Tribulaciones, lamento y ocaso de un tonto rey imaginario, o no”. (No está mal recurrir a Carlos García Moreno).“Yo era el rey/ De este lugar/ Vivía en la cima/ De la colina / Desde el palacio/ Se veía el mar/ Y en el jardín/ La corte reía...”. Charlie tiene más provisiones en stock: “Y por fin veo tus ojos/ que lloran desde el fondo/ y empiezo a amarte con toda mi piel/ y escarbo hasta abrazarte/ y me sangran las manos/ pero qué libres vamos a crecer.// Y rasguña las piedras,/ y rasguña las piedras,/ y rasguña las piedras hasta mí...”. Pero , ya que estamos con el último filósofo popular: “No cuentes lo que hay detrás de aquel espejo,/ no tendrás poder,/ ni abogados, ni testigos./ Enciende los candiles que los brujos/ piensan en volver a nublarnos el camino./ Estamos en la tierra de todos, en la vida./ Sobre el pasado y sobre el futuro,/ ruinas sobre ruinas...”. Todas estas canciones, por cuestiones etarias, Kicillof, Rodenas y Contigiani deberían saberlas, tal vez las cantaron mucho antes de soñarse votando en el Congreso ( y para el mismo lado).

 

Aún para la pesadilla de una “intifada” somos particularísimos. Era raro el suceso televisivo. Tinelli terminaba su temporada y colectaba 20 puntos y chirolas en la medición de Baires y Suburbano.

 

No son piedras para rever una ley del Congreso, son votos dentro de dos años. La posición enfrentada de todos los votos puestos en el Congreso contra dos mil arrojadores de piedra quita épica, honestidad y limpieza a la “intifada paga” de este diciembre frente a la Legislatura nacional.




Más Noticias de Opinión

Mirada desde el sur (por Raúl Emilio Acosta)
Crónica de la historia (por Rogelio Alaniz)
Lo más visto
Falleció la anciana golpeada y pedirían perpetua para su agresor - Isaías Gómez, de 22 años, durante la audiencia imputativa relizada este viernes. -
Sucesos
Confirmado: Unión enfrentará a River el miércoles 23 de enero -  -
Actualidad Tatengue
Así continúa el clima en Santa Fe - La tormenta pasó, pero quedan algunas nubes en el cielo santafesinos -
Secuestraron 40 gatos en mal estado en una vivienda del sur de la ciudad -  -

Recomendadas