https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 08.01.2018 - Última actualización - 19:02
18:54

Investigación, premiación y desarrollo sustentable

Ingenieros santafesinos desarrollaron una turbina eólica para vientos locales

Fueron distinguidos en el Centro Argentino de Ingenieros. El prototipo será instalado en la UTN. Cuenta con un rendimiento elevado según las características de la ciudad y está pensado en el marco de las energías renovables, uno de los desafíos planteados desde el gobierno nacional.

“Lo importante de este tipo de fuentes es que ayudan a disminuir el consumo eléctrico externo”, comentó Tacca. La turbina eólica premiada será instalada en la UTN. Foto: Flavio Raina




Investigación, premiación y desarrollo sustentable Ingenieros santafesinos desarrollaron una turbina eólica para vientos locales Fueron distinguidos en el Centro Argentino de Ingenieros. El prototipo será instalado en la UTN. Fueron distinguidos en el Centro Argentino de Ingenieros. El prototipo será instalado en la UTN. Cuenta con un rendimiento elevado según las características de la ciudad y está pensado en el marco de las energías renovables, uno de los desafíos planteados desde el gobierno nacional.

Mauro L. Muñoz

maurom@ellitoral.com

 

Demostrado está que el conocimiento científico y tecnológico, aplicado al desarrollo energético, forma parte de las claves a las que deben apostar los países, en vistas de fomentar su progreso y desarrollo. Sin embargo, cuando pensamos en energías renovables, solemos imaginar fuentes basadas en el uso del sol, agua o viento; y no hacer foco en la participación ciudadana producto del estudio y la preparación de quienes concentran esfuerzos para que ello suceda.

 

Respecto de esta temática trata el trabajo realizado por Esteban Tacca y Lucas Spies, dos recientes ingenieros en mecánica que desarrollaron una turbina eólica para los vientos propios de esta región, lo que les valió el primer puesto en la 18ª edición del concurso del Centro Argentino de Ingenieros a fines de 2017.

 

El proyecto, que contó con la dirección del profesor Alejandro Albanesi, está en proceso de construcción e instalación en la torre del edificio administrativo de la UTN Facultad Regional de Santa Fe. “Quedamos muy contentos con el resultado obtenido que, además, nos dio la posibilidad de realizar un primer prototipo, que decidimos ceder a la UTN”, explica Tacca, en diálogo con El Litoral.

 

En Argentina, el mercado de energías renovables es relativamente nuevo, sin embargo desde el gobierno nacional pareciera haber mucho empeño por incorporar al país en el universo de las energías alternativas y no contaminantes. Ejemplo de ello fue la aprobación de la Ley de generación distribuida de energía renovable, el pasado 30 de noviembre. “Todos los argentinos estamos participando en conjunto en esto que es un desafío del mundo entero: reducir el nivel de contaminación y garantizar un planeta para nuestros hijos y nuestros nietos”, aseguró el presidente Mauricio Macri durante su intervención en un acto por las obras de ampliación del Parque Eólico Rawson, a principios de este mes.

 

En consonancia, Tacca explicó que “con las energías renovables viene la parte de eficiencia, consumir menos y que a su vez la generación se dé en el lugar que se va a aprovechar; ahorrar recursos en la distribución”, mientras ahondó en que “lo importante de este tipo de fuentes es que ayudan a disminuir el consumo eléctrico externo que proveen las distribuidoras eléctricas oficiales, como la EPE en nuestra ciudad”.

 

Innovación tecnológica y tecnología aplicada

 

La Ley 27.191, recientemente sancionada, establece que todos los usuarios de la red tendrán derecho a instalar equipamiento para la generación de energía con fuentes renovables, hasta una potencia equivalente a la que ésta tiene contratada para su demanda; cuestión que no estaba regulada hasta el momento.

 

Ateniéndose a este nuevo marco regulatorio, la Argentina deberá contar entonces con el 8% del consumo de energía eléctrica de fuentes renovables para diciembre de 2017 -que se fiscalizaría en diciembre de 2018- y deberá alcanzar al 20% para 2025, teniendo en cuenta que hasta el momento sólo el 2% de la generación eléctrica proviene de recursos renovables. “Las dos bases en las que se trabaja radican en la generación de conocimiento y luego en aplicarlo a resolver un problema en particular. Es la clave de todo ingeniero”, interpreta el joven relacionando inconvenientes y calidad de vida.

 

Aunque la energía solar que se obtiene en los paneles que funcionan en la ciudad es muy buena, los ingenieros defendieron la generación eléctrica a partir de los vientos, que si bien no son intensos, se pueden aprovechar. “Nos enfocamos en que la tecnología sea la más eficiente para los vientos bajos característicos de la ciudad e independientes de la dirección que lleven, mejorando así el rendimiento de las clásicas turbinas de eje horizontal -tipo ventilador- que necesitan reorientarse cuando cambia el frente de aire”, sostuvo Tacca.

 

Haciendo referencia al proyecto “de los dos”, del que también es parte autora Spies -quien se encuentra realizando una maestría en EE.UU.-, Tacca contó que la idea surgió sobre la base de la inquietud de una empresa que estaba analizando utilizar energía alternativa para abastecer una parte de su edificio. “En total, llevó un tiempo de alrededor de tres años. Uno, de investigación pura; otro, dedicado a la mejora de los diseños ya existentes y el tercero, para la propuesta del prototipo que ahora se está haciendo”.

 

Puesta a punto

 

El último informe de la consultora financiera Moody’s señala que si bien la energía hidroeléctrica es la fuente dominante de generación de energía en algunos países de Latinoamérica, son las energías renovables (eólica, terrestre, solar, geotérmica y de biomasa) las que permitirán incrementar la porción de energía libre de carbono en los países que tienen un objetivo de reducción de emisiones. Mientras, en Argentina una mayor disponibilidad de fondeo privado permitirá el desarrollo de una mayor cantidad de proyectos.

 

En el plano local y respecto de la turbina eólica en cuestión, con casi todas las partes ya construidas -turbina, rodete, generador eléctrico, transmisión-, el ingeniero comentó que sólo resta definir la fase de instalación por cuestiones de seguridad, pero no quieren estipular un lapso definido para no condicionar a nadie: “El proceso sigue, aunque se dificulta para nosotros seguir el avance al encontrarnos lejos. Igual, no queremos apurarnos ya que al ser un prototipo encontramos mejoras continuas que permiten mayor eficiencia”.

 

Provincia

 

Santa Fe cuenta con uno de los pocos programas de incentivo sobre generación distribuida existentes en el país. “Prosumidores” otorga un reconocimiento económico a los usuarios, disminuyendo su factura al inyectar energía a la red.

 

Momentos de elección

 

Confesiones aparte, el entrevistado comentó en un momento de la charla que al salir de la escuela sabía que quería estudiar una ingeniería, aunque aclara que estaba “un poco perdido” con respecto a las propuestas que existen. Esteban realizó sus estudios secundarios en “la Industrial”, por lo que se tornaba evidente su relación con el área técnica. “Tenía claro que la tarea principal de la profesión es buscar el ingenio para un problema, darle la vuelta, buscarle la salida, para poder solucionarlo. Pero no conocía a qué se correspondía cada especialidad”, se sinceró.

 

Teniendo en cuenta que estamos en época de elección de carreras, desde El Litoral lo consultamos sobre qué recomendaciones les daría a quienes están atravesando una situación de similares características.

 

Con respecto a la Ingeniería consideró necesario “desterrar el mito de que es una ciencia dura, difícil”. Y valoró “necesaria la constancia y la dedicación”. Además destacó que “por suerte, existen cada vez más herramientas que te hacen sentir más acompañado, por ejemplo las becas, como las que tuvimos nosotros en el laboratorio. Aunque el hecho de que la educación sea gratuita es ya mucho decir”

 

“Lo principal es hacer lo que a uno le gusta y después informarse de qué se trata lo que quieren hacer para no llevarse una desilusión. Sobre todo porque la primera parte de las ingenierías es un poco más abstracta, donde no se ven resultados rápidos”. De todos modos, aclara: “No hay que desanimarse” porque la perseverancia hace que los estudios den sus frutos ya que “los conocimientos básicos son fundamentales para luego hacer la parte técnica”.

 

Por último, se refirió a la salida laboral y mencionó que “trabajo hay, se consigue; el asunto es que se vuelve complicado porque todos exigen tener experiencia previa y muchas veces no se cuenta con eso ya sea por tiempo o por falta de ofertas. Por eso, es valioso que se ofrezcan ámbitos de capacitación más allá de las materias que se estudian”, concluyó.




Más Noticias de Educación

Lo más visto
Un niño de 9 años murió tras  el incendio en una vivienda - La vivienda quedó con custodia policial hasta tanto se terminen de realizar los peritajes. -
Sucesos
Rosario: balearon una escuela y una capilla donde el cura había denunciado a narcos -  -
Sucesos
Turismo Carretera: el piloto santafesino Juan Marcos Angelini murió en un accidente aéreo -  -
La exitosa carrera de Juan Marcos Angelini -  -

Recomendadas