https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 01.02.2018 - Última actualización - 7:58
7:56

Están a “resguardo” en la Subsecretaría de la Niñez

Una madre quiere recuperar a sus hijos

Patricia es mamá de siete chicos. Desde hace varios meses está intentando -sin resultados- recuperar su tenencia. La historia de una mujer oriunda de San Javier, que denunció violencia de género y que se quedó sin sus hijos.

En El Litoral, Patricia no pudo contener la emoción al evocar todos los padecimientos que le han tocado vivir desde hace meses. Foto: Guillermo Di Salvatore




Están a “resguardo” en la Subsecretaría de la Niñez Una madre quiere recuperar a sus hijos Patricia es mamá de siete chicos. Desde hace varios meses está intentando -sin resultados- recuperar su tenencia. La historia de una mujer oriunda de San Javier, que denunció violencia de género y que se quedó sin sus hijos. Patricia es mamá de siete chicos. Desde hace varios meses está intentando -sin resultados- recuperar su tenencia. La historia de una mujer oriunda de San Javier, que denunció violencia de género y que se quedó sin sus hijos.

Guillermo Dozo
gdozo@ellitoral.com

 

“Mire señor, le quiero explicar. Lo que ocurrió fue que yo, por cuestiones de pareja, hice una denuncia de violencia de género sobre mi pareja, Walter. Pero era falsa. Me equivoqué. Pero todo terminó mal porque lo peor de todo es que perdí a mis hijos, que están a resguardo en la Subsecretaría de la Niñez, pero desde el 6 de diciembre no sé dónde están, si están bien y dónde fueron alojados...”, dice Patricia mientras se enjuaga las lágrimas. 


En mayo de 2017 se tramitó una causa a partir de una carta de Patricia en la que se denunciaban hechos de violencia familiar. El Litoral informaba en una nota del 16 de ese mes acerca de la decisión del juez penal Héctor Candioti de conceder la libertad a Walter S., tras las imputaciones formuladas por la fiscal de San Javier, Rosana Marcolín. 


Luego de esa primera definición judicial hubo un seguimiento de la Justicia en la causa y, cada tanto, se disponían allanamiento ante la sospecha de la presencia del padre de los siete chicos que estaba denunciado. 


“Se los llevaron”


En agosto Patricia cuenta que vino para Santa Fe y que “perdí el último colectivo para San Javier” y que “cuando llamé al comisionista para saber por los chicos nos dice que los vecinos le habían contado que había estado la policía y que se los llevaron”. Recordó que “me tomé el primer colectivo para San Javier y cuando llego me entero que, en realidad, los habían trasladado a Santa Fe. Vuelvo a Santa Fe y voy a la Subsecretaría de la Niñez -que supuestamente los tenía a resguardo- y pido por los siete chicos. Me responden que hasta el lunes no podían hacer nada porque era sábado”.


La mamá cuenta que “después me enteré de que los habían llevado a Rosario y luego volvieron a Santo Tomé. Allí tomé contacto con Natalia y Horacio que eran operadores de la Subsecretaría y me dicen que los chicos van a quedar con ellos. Yo los quería conmigo, les supliqué que me los devuelvan pero no...”. 


La madre de los siete chicos de entre 17 y 6 años de edad comenzó a vivir un laberinto. “Me pidieron un abogado para poder realizar los trámites ante la Subsecretaría. Tomé un crédito de Ansés para madre de familia numerosa y se lo día a la abogada para que me devuelvan los chicos, pero no funcionó. Hacía los escritos y los llevaba a la Subsecretaría. Me dijeron que tenía que ser atendida por una psicóloga porque yo hacía ‘vulnerables’ a los chicos; me pidieron que me atendiera mis dientes; que me pintara y me arreglara... yo lo único que quería era a mis hijos”. 


Cumpleaños


El día en que se hizo la nota en El Litoral era el cumpleaños de Patricia. “No puedo estar con mis hijos y en estos meses me perdí el cumpleaños de cuatro de ellos... tampoco los ví en Navidad o en Año Nuevo... y el 10 de febrero es el cumpleaños del de siete...”, pero no puede terminar porque las lágrimas se lo impiden. 


Más adelante recordó que de Santo Tomé fueron trasladados a un hogar en Santa Fe. “Acá los chicos vuelven a la escuela -en San Javier siempre habían ido a la escuela- y comenzaron los problemas. Tenían un régimen muy estricto los tres más grandes para ir al colegio. Si se demoraban un minuto los castigaban y los dejaban sin comer. Además andaban sueltos por la calle. Esto es así porque le avisé a mi esposo, Walter, y los encontramos dando vueltas en el Parque del Sur. Allí comenzamos a encontrarnos y les dejábamos dinero, comida, shampoo, jabón o cualquier cosa que necesitaran. Salían solos y sin compañía de nadie”. 


Pero el problema fue que en ese lugar un día uno de los chicos nos llamó para decir que otros de los chicos era un ‘degenerado’ porque había abusado de uno de mis nenes... y mi hija mayor era ‘cuidada’ por un varón que la observaba...”.


Golpes y mordeduras


“Yo lo volví a llamar a mi esposo y le conté lo que pasaba. Además los nenes me pasaban fotos tomadas con el celular en donde se lo veía con golpes y supuestas mordeduras... y un día nos llamó uno de los chicos para avisarnos que en un baño los cuidadores le estaban pegando a una nena de 12 que estaba embarazada. Mi marido llamó al 911 por este tema y la operadora le dice que habían recibido una llamada similar hacía un rato pero que no tenían la dirección. Se la dimos y fue la policía para allá. Pero los atendió la directora y nos dejó pasar afirmando que estaba todo bien”.


Patricia contó que a poco de producido este hecho los chicos “fueron trasladados. Eso fue el 6 de diciembre. Supuestamente hay 24 horas para que las autoridades notifiquen a los padres sobre el destino de los chicos pero hasta el momento, no sabemos dónde están. Aparentemente fueron separados y llevados a distintos lugares pero no sabemos nada...”.


“Yo no entiendo nada. Supuestamente soy víctima de violencia de género -un error mío-, pero en lugar de protegerme me sacan las criaturas... no entiendo. Sabemos que los chicos pedían vinculación conmigo pero en la Subsecretaría me respondían que no, que no querían verme. También yo pedía la vinculación... Pero en lugar de darles la opción de vernos les sacaron los teléfonos celulares y perdimos el contacto. Yo quiero saber dónde están porque es mi derecho”, expresó.

 

Con el juez


La madre de los siete chicos de 6, 7, 10, 12, 13, 15 y 17 años espera que la Justicia, finalmente, sea eso. “Yo a esta altura lo único que quiero es poder hablar cara a cara con el juez (de Familia Alejandro) Azvalinsky para poder explicar la situación. Quiero explicarle en detalle qué fue lo que pasó y quiero saber dónde están mis hijos y que me los devuelvan. Ellos no cometieron ningún delito. No entiendo por qué no puedo estar con ellos”. 


Además tenés que leer:



Más Noticias de Sucesos

Lo más visto
Un niño de 9 años murió tras  el incendio en una vivienda - La vivienda quedó con custodia policial hasta tanto se terminen de realizar los peritajes. -
Sucesos
Rosario: balearon una escuela y una capilla donde el cura había denunciado a narcos -  -
Sucesos
Turismo Carretera: el piloto santafesino Juan Marcos Angelini murió en un accidente aéreo -  -
La exitosa carrera de Juan Marcos Angelini -  -

Recomendadas