http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Viernes 16.02.2018
10:03

GARY OLDMAN

De Sid Viciuos a Winston Churchill

l actor comenzó su carrera en los ’80 y encarnó a personajes muy diversos. En los ’90 fue Beethoven y Drácula. Interpretó al sargento Gordon en “Batman” y a Sirius Black en la saga de Harry Potter. Está nominado al Oscar por interpretar a Churchill, el primer ministro inglés durante la Segunda Guerra Mundial, en “Las horas más oscuras”.

 

Oldman en 2014, durante el prestreno en Londres de la nueva versión de “Robocop”. Foto: EFE


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


GARY OLDMAN De Sid Viciuos a Winston Churchill l actor comenzó su carrera en los ’80 y encarnó a personajes muy diversos. En los ’90 fue Beethoven y Drácula. Interpretó al sargento Gordon en “Batman” y a Sirius Black en la saga de Harry Potter. Está nominado al Oscar por interpretar a Churchill, el primer ministro inglés durante la Segunda Guerra Mundial, en “Las horas más oscuras”.   l actor comenzó su carrera en los ’80 y encarnó a personajes muy diversos. En los ’90 fue Beethoven y Drácula. Interpretó al sargento Gordon en “Batman” y a Sirius Black en la saga de Harry Potter. Está nominado al Oscar por interpretar a Churchill, el primer ministro inglés durante la Segunda Guerra Mundial, en “Las horas más oscuras”.  

 

El Litoral

 

Alguna vez lo bautizaron como “camaleón”. Es que Gary Oldman, quien el próximo 5 de marzo tiene amplias chances de quedarse con el Oscar al Mejor Actor, realizó personajes completamente diversos, desde Drácula hasta Winston Churchill. Precisamente por encarnar, en “Las horas más oscuras”, al primer ministro británico durante la Segunda Guerra Mundial, es que está nominado al premio de la Academia. 

 

La carrera de Oldman arrancó en los ’80. Tras realizar algunos roles secundarios, el papel que le otorgó fama internacional y prestigio fue el de Sid Vicious en “Sid & Nancy” (1986) de Alex Cox, en la cual el director repasa la trayectoria y los últimos años del líder del grupo punk Sex Pistols, arrestado en 1978 acusado de asesinato y fallecido por una sobredosis. 

 

En la misma línea compositiva, hizo un personaje inolvidable en “Estado de gracia” (State of Grace, 1990) de Phil Joanou: el inestable Jackie, gángster de poca monta lleno de prejuicios que vive en un barrio pobre de Nueva York. En esa oportunidad, compartió cartel con Sean Penn, Robin Wright, Ed Harris, John Turturro, John C. Reilly y Burgess Meredith.

 

En “JFK” (1991), de Oliver Stone, formó parte de un elenco impresionante, integrado por Kevin Costner, Tommy Lee Jones, Joe Pesci, Kevin Bacon, Donald Sutherland, Jack Lemmon, Sissy Spacek, Michael Rooker, John Candy y Walter Matthau. En este film, que reconstruye la investigación realizada por el asesinato del asesinato del ex presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy, interpreta a Lee Harvey Oswald, inculpado por el magnicidio.

 

En 1992, fue seleccionado por Francis Ford Coppola para encarnar a Drácula en la película homónima. Oldman (ayudado por el maquillaje) logró explorar con precisión tanto el costado terrorífico como el lado seductor del vampiro. Lo secundaron Winona Ryder, Anthony Hopkins y Keanu Reeves. 
Interpretó al policía corrupto Jack Grimaldi en “Romeo is Bleeding” (1993), de Peter Medak y trabajó junto a Tony Scott en “True Romance”. Sin embargo, dos papeles muy diferentes marcarían su carrera en 1994: el de Beethoven en “Amada inmortal” (Immortal Beloved) de Bernard Rose y sobre todo el enloquecido Stansfield de “El perfecto asesino” (Leon), de Luc Besson, donde compartió cartel con Jean Reno y una joven Natalie Portman.

 

Intervino después junto a Demi Moore en la cuestionada “La letra escarlata” (The Scarlet Letter, 1995) de Roland Joffé y realizó sobresalientes labores en “Asesinato en primer grado” (Murder in the First, 1995), “Avión presidencial” (Air Force One, 1997) de Wolfgang Petersen, donde Harrison Ford interpretaba al presidente de los Estados Unidos, “El quinto elemento” (The Fifth Element, 1997) de Luc Besson y “Hannibal” (2001) de Ridley Scott. 

 

Sirius y Gordon

 

Pero la popularidad de Oldman llegaría en la década siguiente, cuando intervino en dos sagas de enorme éxito de taquilla y proyección internacional: “Batman” y Harry Potter. En la primera, bajo la dirección de Christopher Nolan, encarnó al sargento James Gordon y otorgó al personaje diversas capas de complejidad en su relación con el protagonista. En el segundo caso, le tocó el personaje de Sirius Black, padrino de Harry y uno de los más atractivos de la saga. 

 

En 2011, interpretó al espía George Smiley en “El topo” (Tinker Tailor Soldier Spy, 2011) inspirada en la obra de John Le Carré. El trabajo que realizó Oldman en esta película de Tomas Alfredson recibió elogios unánimes y una nominación al Oscar. Compartió cartel con Colin Firth, Tom Hardy, Mark Strong, Benedict Cumberbatch, Toby Jones y John Hurt.

 

En 2013 fue parte del elenco de “Paranoia”, de Robert Luketic, junto a Liam Hemsworth, Amber Heard, Harrison Ford y Richard Dreyfuss. Al año siguiente participó en “Robocop” remake de la famosa película de los años ’80, en la cual personificó al Dr. Dennett Norton y después trabajó junto a Kevin Costner, Tomy Lee Jones, Ryan Reynolds, Alice Eve y Gal Gadot, en “Mente implacable” (Criminal, 2016).

 

Su labor como Churchill en “Las horas más oscuras” fue celebrado en forma unánime. Inclusive el crítico Gregory Ellwood de The Playlist escribió que “Gary Oldman es simplemente una fuerza de la naturaleza”. Es probable que gane el Oscar el 5 de marzo, ya que la Academia suele premiar las actuaciones de las películas biográficas. Pero para eso, Oldman deberá superar a actores de la talla de Denzel Washington y Daniel Day-Lewis.

 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Escenarios & Sociedad
Lo más visto
Ahora En Portada