http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 20.02.2018 | Última actualización | 18:35
18:33

El próximo 22 de abril

La mayoría de la oposición no concurrirá a las elecciones presidenciales en Venezuela

Los cuatro partidos más numerosos consideran que el gobierno no dio las garantías necesarias para que el proceso de desarrolle con imparcialidad.

Foto: Archivo


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


El próximo 22 de abril La mayoría de la oposición no concurrirá a las elecciones presidenciales en Venezuela Los cuatro partidos más numerosos consideran que el gobierno no dio las garantías necesarias para que el proceso de desarrolle con imparcialidad. Los cuatro partidos más numerosos consideran que el gobierno no dio las garantías necesarias para que el proceso de desarrolle con imparcialidad.

El Litoral

Télam

 

Los cuatro partidos de oposición más numerosos en Venezuela anunciaron que no participarán de las elecciones del 22 de abril próximo, en las que el presidente Nicolás Maduro buscará ser reelecto, por considerar que el gobierno no dio las garantías necesarias para que el proceso de desarrolle con imparcialidad.

 

Primero Justicia (PJ), el partido centrista del ex candidato presidencial Henrique Capriles y el diputado Julio Borges, dijo en una declaración divulgada hoy que resolvió “no participar en dicho proceso fraudulento”.

 

La agrupación fundó su decisión en “la negativa reiterada del gobierno nacional a otorgar las garantías para elecciones libres y democráticas establecidas en la Constitución Nacional” en el caso de “las elecciones presidenciales convocadas ilegalmente” para el 22 de abril.

 

Asimismo, el partido socialdemócrata Un Nuevo Tiempo (UNT), que lidera el ex candidato presidencial Manuel Rosales, “decide no participar en el proceso electoral”, anunció el diputado Elías Matta en su cuenta de Twitter y prometió el “comunicado oficial” para “las próximas horas”.

 

PJ y UNT se sumaron así al también centrista Voluntad Popular (VP), el partido que dirige el exalcalde preso en su domicilio Leopoldo López, que el viernes pasado dijo en un comunicado que “no convalidará el fraude electoral convocado por la dictadura”.

 

Mientras tanto, esta tarde se esperaba que confirmara una decisión similar el partido socialdemócratas Acción Democrática (AD), que, de todos modos, ya la había anticipado en declaraciones de algunos dirigentes.

 

"Necesitamos el conjunto de todas las fuerzas de la oposición y desde ese punto de vista, si no está VP, si no está PJ, si no está UNT, pues se hace muy cuesta arriba ir contra una matriz que se va a generar a favor de la no participación”, afirmó el diputado Édgar Zambrano, de AD.

 

“Para ganarle al gobierno se necesitan votos, sí, pero igualmente se necesita del equilibrio de las condiciones para que no persista el abuso de poder; es un hecho público y notorio la parcialidad del árbitro”, agregó Zambrano, según informó el diario marabino Panorama.

 

El líder de AD, el también diputado Henry Ramos Allup, sostuvo días atrás que la oposición no debería concurrir a los comicios sin garantías de imparcialidad y subrayó que “ningún candidato debería aceptar ser postulado fuera de la Unidad (la coalición Mesa de la Unidad Democrática, MUD)”.

 

Además de PJ, VP, AD y UNT, ya habían informado su decisión de no concurrir a los comicios otros partidos menores de la oposición, tales como La Causa R, del exgobernador Andrés Velásquez; Alianza Bravo Pueblo, del exalcalde Antonio Ledezma, y Vente Venezuela, de la exdiputada María Corina Machado.

 

De todos modos, Maduro tendrá competencia en el pastor evangélico Javier Bertucci -líder de la asociación civil El Evangelio Cambia, arrestado en 2010 por contrabando de combustible y mencionado en los Panamá Papers por utilizar paraísos fiscales- y tal vez en el exgobernador Henri Falcón, del partido opositor Avanzada Progresista, quien no desmintió su aspiración de postularse.

 

La abstención de la mayoría de la oposición quedó prefigurada el 8 de este mes, al fracasar el diálogo que delegados del gobierno y la oposición entablaron en la República Dominicana justamente por no ponerse de acuerdo en las condiciones para el proceso electoral.

 

El oficialismo aceptó instalar los centros de votación en sus lugares originales y admitir la presencia de observadores electorales, dos de las demandas de la MUD, que inicialmente pretendía que los comicios se realizaran en el segundo semestre pero finalmente aceptó la fecha del 22 de abril.

 

En cambio, el gobierno no se mostró dispuesto a dejar sin efecto las inhabilitaciones que impuso a varios partidos y dirigentes, ni se avino a cambiar la composición del directorio del Consejo Nacional Electoral (CNE), controlado por el chavismo.

 

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, presentó hoy el cronograma electoral, al que llamó de “garantías electorales” y sostuvo que fue producto del supuesto “acuerdo” en la República Dominicana.

 

“Lucena, usted miente, en República Dominicana no se llegó a ningún acuerdo; las elecciones que está montando en complicidad con el gobierno son un fraude a Venezuela”, le respondió Borges, que presidió la delegación de la MUD en el diálogo en Santo Domingo, a través de Twitter.

 

Paralelamente, Lucena reveló que invitó para encabezar la misión de observadores electorales al expresidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, facilitador del diálogo cuestionado por la oposición por considerarlo permeable a los intereses del chavismo.

 

Por otra parte, el número dos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) gobernante, capitán Diosdado Cabello, dijo que propondrá a "las instancias pertinentes" anticipar para el 22 de abril próximo las elecciones para la renovación total de la Asamblea Nacional (AN, parlamento con holgada mayoría opositora) que legalmente corresponde celebrar a fines de 2020.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Internacionales
Lo más visto
Ahora En Portada