http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Martes 27.02.2018 | Última actualización | 21:02
19:50

Proyecto de ordenanza presentado por un concejal

Una Defensoría del Pueblo local con la lupa en el municipio y cerca del vecino

El Defensor del Pueblo de la ciudad sería independiente, con autonomía y autarquía financiera. Su misión central: el control ante eventuales actos de la administración municipal que impliquen “ejercicio ilegítimo, irregular, abusivo, arbitrario, discriminatorio”. Y tendría una intermediación directa con la sociedad civil.

“Hay casos de defensorías locales en ciudades como Paraná, La Plata, CABA, Mar del Plata, donde éstas trabajan articuladamente con las provinciales. Esta idea podría replicarse aquí”, dijo Ponce de León. Foto: Luis Cetraro


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Proyecto de ordenanza presentado por un concejal Una Defensoría del Pueblo local con la lupa en el municipio y cerca del vecino Su misión central: el control ante eventuales actos de la administración municipal que impliquen “ejercicio ilegítimo, irregular, abusivo, arbitrario, discriminatorio”. El Defensor del Pueblo de la ciudad sería independiente, con autonomía y autarquía financiera. Su misión central: el control ante eventuales actos de la administración municipal que impliquen “ejercicio ilegítimo, irregular, abusivo, arbitrario, discriminatorio”. Y tendría una intermediación directa con la sociedad civil.

Redacción El Litoral
area@ellitoral.com

 

Un concejal presentó un proyecto de ordenanza que, de aprobarse luego de su paso por las comisiones del Concejo, convertiría a Santa Fe en la primera ciudad de la provincia con un Ombudsman local. Franco Ponce de León (CC-Ari-FPCyS) propuso crear la figura de la Institución de la Defensoría del Pueblo local, independiente, autónoma y con autarquía financiera, que procure “poner la lupa” sobre eventuales faltas en la administración municipal e intermedie con actores sociales.

 

 

Franco Ponce de León

 

 

En su texto, la iniciativa plantea que la Defensoría de la ciudad tendrá como misión central la protección, promoción y defensa de los derechos, garantías e intereses individuales y colectivos de los habitantes de la ciudad “frente a actos, hechos y omisiones derivados de la administración pública municipal, que impliquen ejercicio ilegítimo, defectuoso, irregular, abusivo, arbitrario, discriminatorio o negligente de sus funciones”.

 

Este control abarca a los entes descentralizados y autárquicos del municipio, como también “a los concesionarios, contratistas o prestadores de obras o servicios públicos, permisionarios de uso de bienes de dominio municipal, y toda persona humana o jurídica no estatal en cuanto ejerza funciones públicas delegadas por la administración local. El Defensor o Defensora del Pueblo (podrá ser hombre o mujer) podrá instar a las autoridades administrativas competentes para el ejercicio de sus potestades de regulación, inspección o sanción”.

 

“En todo el país hay unas 45 defensorías tanto locales como provinciales y la nacional. Hay casos en ciudades como Paraná, La Plata, CABA, Mar del Plata, Bariloche, Villa María (Córdoba), Salta, Posadas (Misiones), donde las defensorías locales trabajan articuladamente con las provinciales. Esta idea podría replicarse aquí”, dijo el edil frentista durante la rueda de prensa en la que explicó los detalles del proyecto que impulsa.

 

Cómo se elegiría

 

Se crearía una comisión de enlace con ediles y representantes del Ejecutivo. Esa comisión deberá proponer al Concejo de uno a tres candidatos para ocupar el cargo de Defensor. “La propuesta se hará al Concejo junto con el detalle de antecedentes curriculares de los postulados y la documentación estime pertinente a los fines de ponderar la postulación”.

 

Se tendrá en cuenta la probidad de los personas postuladas: idoneidad para el cargo en función de sus antecedentes, méritos, calidades morales y ciudadanas vinculadas a la función que se le encomienda. Deberán cumplir con los mismos requisitos que se exigen para ser concejal (por legislación actual), y la elección final estará en manos del Deliberativo local, que elegirá a un candidato o candidata con dos tercios de los votos de todos sus miembros, es decir, con mayoría especial.

 

El mandato del Defensor del Pueblo de la ciudad será de cinco años —podrá ser reelegido en forma consecutiva por única vez—. Su actividad sería de carácter continuo y permanente, y su remuneración igual a la del presidente del Concejo. Los costos de la puesta en funcionamiento de la Defensoría serán costeados por asignaciones del Presupuesto Municipal.

 

Excepto la docencia, no podrá ejercer ninguna otra actividad pública o privada, y estaría imposibilitado a pertenencias político-partidarias o gremiales durante su desempeño.

 

Sin perjuicio de su autonomía, además, el Defensor del Pueblo se relacionará con el Concejo Municipal, quien lo designa y a quien informará de su accionar con un informe anual.

 


También podría ser suspendido, en caso de que “se forme proceso criminal ante la justicia por delito doloso y éste (el Defensor) resultare procesado”. Es tal situación podrá ser suspendido en sus funciones por mayoría simple del Concejo, hasta el dictado de sobreseimiento definitivo o sentencia absolutoria a su favor.

 

>>> EL DATO: unas 45 Defensorías del Pueblo (locales, provinciales y nacional) hay en toda la Argentina.

 

Control

 

¿Cómo sería el control sobre los actos de gobierno? El defensor o defensora podrá requerir de las dependencias municipales “las informaciones y colaboraciones que juzgue necesarias y la remisión de las respectivas actuaciones, expedientes o sus copias certificadas; comprobar los datos que quisiera verificar, hacer las entrevistas personales pertinentes y proceder al estudio de los expedientes y la documentación necesaria” referida a la administración municipal.

 

También, podría “realizar inspecciones y pericias sobre libros, expedientes, documentos, aún aquellos clasificados como reservados o secretos, sin violar el carácter de éstos; solicitar informes y envío de documentación o sus copias certificadas a entidades públicas o privadas, a fin de favorecer el curso de las investigaciones”, dice el proyecto.

 

Para la investigación de determinados casos, solicitaría al Concejo y al Ejecutivo “la colaboración de empleados y funcionarios, y hasta la intervención judicial cuando considere necesario realizar allanamientos y secuestros”, entre otras facultades, precisa el texto.

 

En la práctica

 

Tendría diferencia con la Dirección de Derechos Ciudadanos del municipio “en el sentido de que esta institución sería autónoma, tomará reclamos de vecinos que consideren que fueron vulnerados en sus derechos en el accionar de la administración pública.

 

"Por ejemplo, en materia de recolección de residuos, obras públicas, multas, problemas ambientales como microbasurales, etc”, explicó el edil.

 

Consultado por El Litoral sobre si el Defensor del Pueblo local tendría potestad de llamar a instancias de consulta (como audiencias públicas) ante incrementos en las tarifas del servicio de colectivos o taxis, Ponce de León explicó: “En estos casos específicos hay normas vigentes. Ahora bien, el defensor sería un ámbito de mediación entre el representado (el ciudadano) y el municipio. Entonces, escuchará los reclamos que pueden ser individuales o colectivos (si es que los hay, sobre esos dos ejemplos puntuales), y tratará de dar respuestas a las peticiones”.

 

Según el edil, este proyecto ya fue charlado con otros concejales. “Hay una idea positiva, en general. Se han hecho algunas sugerencias, y esto será enriquecido a través del trabajo en las comisiones”, concluyó Ponce de León.

 

Vecinos

 

El defensor local deberá promover la defensa y protección de los derechos fundamentales y económicos, los intereses de la comunidad santafesina y canalizar las sugerencias y propuestas de vecinos, entidades de bien público u otras instituciones representativas relativas a cuestiones de interés comunitario.

 

“Fundamentalmente, su figura deberá garantizar la promoción y defensa de los derechos de la ciudadanía ante la administración municipal”, resaltó Ponce de León. Además de rendir cuentas una vez por año ante el Deliberativo, “se plantea que el defensor deberá tener reuniones con representantes de la sociedad civil y vecinos para plantear sus informes y así generar un feedback. La Defensoría será de puertas abiertas”, expresó el concejal.


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Área Metropolitana
Lo más visto
Ahora En Portada