http://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 08.03.2018 | Última actualización | 12:07
12:00

Análisis

La atajada del "pibe" Nereo

Foto: Captura de pantalla


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Análisis La atajada del "pibe" Nereo

Enrique Cruz (h)


En tiempos pasados, los arqueros eran los que hacían historia en los clubes. Un Amadeo Carrizo o “el Pato” Fillol, en River; un “Tano” Roma o “el Loco” Gatti, en Boca; un Santoro, en Independiente; un Cejas, en Racing, y tantos ejemplos que inundaron de historias a las instituciones, impusieron sus nombres como mojones incontrastables y muy difíciles de igualar.


Que un arquero permanezca muchos años y ataje centenares de partidos en un club, era un fuerte sinónimo de garantía, seguridad y confianza. Mucho más en un puesto difícil, en el que un gol recibido muchas veces implicaba —implica, en realidad— buscar alguna porción de responsabilidad en ese arquero que quedaba librado a “la buena de Dios”.


Nereo Fernández cumplió, ante San Lorenzo, su partido 202 en Unión. Y a punto de cumplir 39 años —será el 13 de abril—, se encamina a superar la barrera de los 40 años jugando al fútbol de manera profesional.


Es cierto que el puesto de arquero es distinto al de jugador de campo. Es más fácil que un arquero llegue en buen nivel a los 40 años a que lo haga un defensor, un mediocampista o un delantero. Pero también hay que decir que el arquero necesita tener excelentes reflejos. Y la edad conspira para eso, necesitando una preparación estupenda y una genética que lo ayude. Nereo lo demostró el sábado en el Nuevo Gasómetro: la pelota que le atajó a Caruzzo en la última jugada del partido, fue sencillamente excepcional. Y le valió la sumatoria del punto a Unión, justificada en el trámite pero que tranquilamente se podría haber desvirtuado en esa jugada puntual o en aquel mano a mano que le tapó a Botta en el primer tiempo. Suficiente para ser la figura del equipo.


Hace muchos años, Unión empató 0 a 0 un partido con Boca en el 15 de Abril. La figura fue Pumpido y escribí: “Como el vino, cuanto más viejo, mejor”. El concepto se puede trasladar a este Nereo que quizás no llegue a los más de 340 partidos que jugó el Chango Cárdenas en Unión, pero que seguramente está haciendo las cosas para quedar en un lugar de la historia que lo hará difícil de olvidar.

 

Imágenes de Súperliga Argentina de Fútbol


 


Compartir:
Imprimir Compartir por e-mail
  


Destacadas
Blog Arroba Fiscal
Otras Noticias de Actualidad Tatengue
Lo más visto
Ahora En Portada