https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 28.03.2018 - Última actualización - 13:52
13:50

Miguel Lifschitz

"La paritaria no se cierra"

El gobernador defendió el aumento por decreto, para que no haya desigualdades salariales entre los trabajadores, mientras se sigue discutiendo.

Saglione, Farías, Lifschitz, Balagué y Genesini, en la conferencia de prensa. Foto: Guillermo Di Salvatore




Miguel Lifschitz "La paritaria no se cierra" El gobernador defendió el aumento por decreto, para que no haya desigualdades salariales entre los trabajadores, mientras se sigue discutiendo. El gobernador defendió el aumento por decreto, para que no haya desigualdades salariales entre los trabajadores, mientras se sigue discutiendo.

El Litoral
politica@ellitoral.com


El gobernador Miguel Lifschitz defendió hoy la decisión de otorgar por decreto el 18 % de aumento a todos los agentes del Estado, aclaró que esto no implica cerrar la paritaria, insistió en que se trata del máximo esfuerzo que puede hacer la Provincia en materia presupuestaria, y recordó que la responsabilidad del gobierno involucra la administración de los recursos y la garantía de los derechos para todos los santafesinos, y no sólo los trabajadores estatales. 


Junto a los ministros encargados de llevar adelante las negociaciones paritarias, el de Gobierno Pablo Farías, el de Economía Gonzalo Saglione, el de Trabajo Julio Genesini y la de Educación Claudia Balagué, el mandatario se refirió al contexto en que se produjo la discusión y los pasos que llevaron a la decisión tomada.


“A principios de año se empezaron a plantear en distintas provincias, y no sólo en el sector público, sino también en el privado, las negociaciones salariales y la apertura de paritarias. En Santa Fe lo hicimos, como habitualmente, a mediados de febrero, en un consenso con las distintas organizaciones gremiales. Desde ese momento iniciamos una serie de reuniones para tratar de alcanzar un acuerdo, mientras mirábamos el escenario nacional y qué estaba ocurriendo en otras provincias y otros sectores de la actividad privada”, sostuvo.


El mandatario hizo notar que, mientras en casi todos los casos se cerraba en el 15 %, y en algunos casos sin siquiera discusión paritaria, Santa Fe inició ofreciendo el 16 % -en tres tramos- y aclarando que era “sin piso ni techo”. Tras una serie de reuniones, y las primeras medidas de fuerza, la oferta de incremento se elevó al 18 %, en dos tramos y con cláusula gatillo de ajuste por inflación.


El máximo esfuerzo


“Fue una propuesta muy superior a la inicial, que es sin dudas la mejor del país. Y aclaramos con mucha firmeza que era el máximo esfuerzo que la Provincia podía hacer. Y así lo habíamos hablado con los dirigentes gremiales que estaban sentados a la mesa, y contó con su conformidad. Evidentemente, después hubo cambios de opinión en el camino, que llevaron a que algunas organizaciones aprobaran la propuesta y otras no, incluso en algunos casos -como aquí en Santa Fe- sin que existiera la opción para los afiliados de aceptar la propuesta”, resumió el gobernador.


E insistió en que “habíamos aclarado y sabían los dirigentes que era nuestra máxima posibilidad. No sólo por una cuestión de responsabilidad, sino porque no podemos dejar de ver lo que pasa fuera del sector público, con el sector privado, los desocupados, el trabajo precario, el escenario social en el que estamos inmersos”. 
“Visto que hubo una aprobación de los gremios que representan de manera mayoritaria a la administración central, estamos obligados a reconocer el incremento tal como fue propuesto. Tenemos la obligación de acatar el acuerdo paritario, esto se extiende a la policía de manera automática. Y eso implicaría que, por ejemplo, en el sector de la educación los asistentes escolares estarían cobrando el incremento y los docentes no”, explicó Lifschitz.


Frente a ese cuadro, para evitar una discriminación entre los trabajadores y “sin cerrar la paritaria”, tomamos la decisión de que también los docentes cobren el incremento. “Y lo hacemos por decreto, porque es la única manera que tiene el gobernador de disponer de los fondos. Esto no cierra la discusión, es una decisión política para no discriminar, para no dejar en inferioridad de condiciones a los trabajadores cuyas organizaciones gremiales hasta ahora han decidido no convalidar la propuesta oficial”.


Donde corresponde


Por otra parte, el gobernador consideró oportuno decir, “porque a veces hay dirigentes gremiales que están muy politizados, que responden a determinados sectores políticos -y me parece bien que así sea- que nosotros no tenemos nada que ver con las propuestas en materia de educación, de políticas sociales, que lleva adelante el gobierno nacional. Si hay cuestionamientos hay que expresarlos donde corresponda”.


Y añadió: “Nosotros tenemos una política de garantía y de derechos. En educación no sólo estamos haciendo la mejor propuesta salarial, sino una inversión histórica en infraestructura, y a esto no lo puede ignorar nadie. Este año serán más de 2 mil millones de pesos. Y eso no solamente tiene que ver con dar mejor educación, también en brindar mejores ámbitos y condiciones de trabajo a los docentes de toda la provincia, una inversión histórica en equipamiento, en capacitación, mantenemos la política de titularización, estamos construyendo más de 15 edificios para profesorados”.


“Todo esto tiene que estar puesto en la balanza, no podemos mirar solamente un punto más o un punto menos. Estamos haciendo una inversión histórica en salud pública, en los barrios de las grandes ciudades -con impacto en la inclusión y en la educación-, tenemos plena coincidencia en los objetivos de garantizar educación pública de calidad, inclusiva para todos los santafesinos y derechos sociales para todos los santafesinos. En eso vamos a estar siempre del mismo lado. Pero nos toca la responsabilidad de administrar los recursos de todos los santafesinos y hacerlo de manera prudente, responsable, para que podamos garantizar derechos de los trabajadores públicos, pero también los de todos los ciudadanos”, concluyó.

 

Márgenes


“No va a haber otra propuesta salarial, porque era la máxima que podíamos hacer”, insistió Lifschitz. Y así como ratificó “que se van a descontar los días de paro”, dejó a salvo que “como en otras oportunidades, esa facultad también es materia de conversación y negociación en las paritarias, que siguen abiertas”.

 

En frases

 

“A lo mejor nuestro error fue haber actuado con demasiada premura en forma automática y otorgar el 1,1 %. Deberíamos hacer como otras provincias, que no lo aplicaron y lo incluyeron -como corresponde que sea- en la discusión de paritarias del año siguiente. Pero está claro que la base de discusión siempre es el mes de diciembre del año anterior”.


“La provincia no tiene una caja con la plata guardada. Los recursos van entrando y tienen otros destinos, insumos para hospitales, políticas sociales, obras públicas. Entonces, hay que armonizar todo eso en el año, no es caprichoso”.


“El salario docente promedio es de 30 mil pesos. Es cierto que el mínimo es de 17 mil, pero solamente el 5 % de los docentes cobra eso”. 


“Creo que ha habido un aumento desproporcionado de las tarifas de luz, pero tiene que ver con el aumento de los precios mayoristas. Hay una política nacional de quitar de manera abrupta y casi insensible los subsidios a la energía. Las provincias que no producimos energía, no tenemos otra opción que trasladar esos costos a las tarifas”.


“Hubo organizaciones gremiales que aceptaron la propuesta, entonces se genera un desequilibrio que no se había dado en otros casos. Estamos obligados a otorgar el aumento a los sectores que lo acordaron, pero eso implicaría dejar en diferente situación a los que no acordaron. Creemos que es una situación injusta, irritativa, que altera el funcionamiento institucional y por eso hemos decidido que también se aplique a ellos”.


Temas:

Además tenés que leer:



Más Noticias de Política

Entretelones de la política provincial
Lo más visto
Área Metropolitana

Recomendadas