https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 23.04.2018 - Última actualización - 19:09
19:07

Desde la cárcel

Lula dice estar feliz con encuestas y reclama a la corte que trate su caso

Así lo expresó el expresidente de Brasil en una carta. La misiva fue leída en la reunión de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores.

Foto: Internet




Desde la cárcel Lula dice estar feliz con encuestas y reclama a la corte que trate su caso Así lo expresó el expresidente de Brasil en una carta. La misiva fue leída en la reunión de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores. Así lo expresó el expresidente de Brasil en una carta. La misiva fue leída en la reunión de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores.

El Litoral

Télam

 

El expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva afirmó ete lunes en una carta enviada desde la prisión que está "feliz" con la encuesta que lo mantiene como favorito a vencer las elecciones de octubre, pero reclamó que la corte suprema trate su caso independientemente de su condición de candidato.

 

La misiva fue leída en la reunión de la dirección nacional del Partido de los Trabajadores por la presidenta de la fuerza, la senadora Gleisi Hoffmann. y aborda varios temas, en especial una declaración de Lula sobre su suerte en el Supremo Tribunal Federal, la alta corte del país.

 

"Hay insinuaciones de que si yo no fuera candidato, sin el foco mediático, sería más fácil (para los jueces) votar a mi favor. El Supremo Tribunal no debe absolverme apenas porque soy candidato, porque me voy a poner dócil, sino porque soy inocente y también para recuperar su papel constitucional", afirmó Lula en la carta.

 

La misiva apunta a la máxima corte del país, la misma que le negó por 6 a 5 un habeas corpus que permitió al juez Sérgio Moro, de la Operación Lava Jato, pedir la detención de Lula para cumplir una pena de 12 años y un mes de prisión.

 

Lula en la carta se refiere a la votación pendiente en el Supremo Tribunal Federal sobre si mantiene o no la jurisprudencia de 2016 por la cual fue detenido, que indica que apenas con un fallo de cámara un condenado puede empezar a cumplir la condena.

 

Al contrario, la Constitución brasileña afirma que nadie fue puede ser detenido hasta agotar todas las instancias.

 

La votación de este asunto, en manos del juez Marco Aurelio Mello, que debe someterlo al pleno de la corte, es crucial para la libertad de Lula y de otros detenidos en la Operación Lava Jato.

 

La carta fue divulgada por Alexandre Padilha, uno de los dirigentes del PT, en sus redes sociales.

 

 

Lula afirma estar "feliz" con las encuetas que lo ubican primero con 31% de intención de voto en primera vuelta y vencedor en todas las opciones de segunda vuelta, aunque su candidatura dependerá de la habillitación de los tribunales electorales en setiembre.

 

"2018 será un año importante para la izquierda, para la democracia y para mí. Para mí, quiero mi libertad", subrayó el ex presidente, quien se encuentra alojado desde el 7 de abril en una sala dela Superintendencia de la Policía Federal.

 

En tanto, la jueza federal Carolina Lebbos, responsable por la custodia de Lula y la ejecución de la pena, le negó la visita a la expresidenta Dilma Rousseff, al candidato presidencial laborista Ciro Gomes, a Hoffmann y a una comisión parlamentaria.

 

"Aceptar visitas más allá de las programadas a un detenido puede perjudicar la medidas y garantías de los otros. Se debe observar el reglamento vigente", dijo la jueza Lebbos, quien la semana pasada negó dos veces la semana pasada la visita del dirigente de derechos humanos argentino Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz 1980.

 

"Esta jueza está ejecutando la segunda pena contra Lula. La primera condena fue hecha por la Operación Lava Jato y la segunda la ejecuta esta jueza contra Lula por ser Lula", dijo la abogada Tania Mandarino, quien realizó el pedido para Pérez Esquivel y el teólogo Leonardo Boff.

 

La jueza negó la visita de diputados de la comisión de derechos humanos de la cámara baja al considerar que no existen "hechos concretos" sobre problemas en el lugar de detención.

 

La polémica sobre las visitas es una nueva pulseada de la defensa de Lula. 

 

Los fiscales de la operación Lava Jato le habían pedido a la jueza impedir la visita de Rousseff y de la comisión parlamentaria, según el dictamen del fiscal Januario Paludo.

 

Paludo es uno de los acusadores de Lula en la causa en la que fue condenado en dos instancias por supuestamente recibir un departamento de la empresa OAS en Guarujá, en la costa paulista.

 

La ex presidenta Rousseff, destituida en 2016 por un juicio político sobre delitos en la ejecución del presupuesto, pidió visitar este lunes a Lula, pero el fiscal dijo que hay un reglamento a ser cumplido.

 

Rousseff, además de argumentar que fue su compañera de trabajo y expresidenta, apeló al principio internacional de visita a prisioneros consagrado por la ONU y conocido como Reglas Mandela, inspiradas en la cárcel aislada del líder negro sudafricano en el apartheid.

 

Las visitas de familiares son realizadas los jueves y Lula también tiene, como el resto, diálogo diario con sus abogados, aunque ningún parlamentario puede asumir legalmente como parte del equipo de defensa.

 

El acampe que se realiza en torno a la sede policial de Curitiba está conducido por el Partido de los Trabajadores.

 

Todas las mañanas se realiza un acto a las 9 frente al edificio con altoparlantes y cientos de personas para realizar discursos y pedir por la libertad de Lula, a quien le gritan "Buenos Días".

 

Los voceros de Lula pidieron enviar cartas al ex presidente al Instituto Lula, ubicado en San Pablo, y ya no más a la prisión, por cuestiones de logística.


Además tenés que leer:



Más Noticias de Internacionales

Lo más visto
Domingo con probabilidad de lluvias y tormentas -  -
Área Metropolitana
Macri arribó a Nueva York con una cargada agenda -  -
Política
Secuestran un cargamento de droga en Santa Fe -  -

Recomendadas