https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 28.04.2018 - Última actualización - 8:59
8:55

UNA PROPUESTA ACERCA LA OBRA DEL COMPOSITOR A LOS CHICOS

"Mozart fue un niño toda su vida"

El 9 de mayo en el Teatro Municipal se realizarán dos funciones de esta “clase de música diferente”. la apuesta es promover la inclinación por el arte a través de ejercicios innovadores, como convertir a los pequeños en “directores de orquesta”, al compás de la “Pequeña Serenata Nocturna” y la “Marcha Turca”. 

 

“Mozart fue un antes y un después absoluto en la Historia de la Música y además reunía todos los ‘condimentos’ para realizar una adaptación lo más fiel posible a su personalidad y temperamento que sea adecuada para los niños”, explicaron los impulsores de la propuesta. Foto: Gentileza producción




UNA PROPUESTA ACERCA LA OBRA DEL COMPOSITOR A LOS CHICOS "Mozart fue un niño toda su vida" El 9 de mayo en el Teatro Municipal se realizarán dos funciones de esta “clase de música diferente”. la apuesta es promover la inclinación por el arte a través de ejercicios innovadores, como convertir a los pequeños en “directores de orquesta”, al compás de la “Pequeña Serenata Nocturna” y la “Marcha Turca”.    El 9 de mayo en el Teatro Municipal se realizarán dos funciones de esta “clase de música diferente”. la apuesta es promover la inclinación por el arte a través de ejercicios innovadores, como convertir a los pequeños en “directores de orquesta”, al compás de la “Pequeña Serenata Nocturna” y la “Marcha Turca”.   

 

Juan Ignacio Novak
jnovak@ellitoral.com

 

El miércoles 9 de mayo se presentará en el Teatro Municipal (San Martín 2020) la propuesta “Mozart va a la escuela”, un show didáctico musical que promueve el acercamiento de los chicos hacia la obra del compositor austríaco, a partir de un formato innovador que incluye ejercicios de vocalización, respiración, desarrollo de formas musicales y dirección orquestal, entre otros. Será a través de dos funciones, que están previstas para las 10 y las 15. 

 

La puesta en escena, auspiciada por Felfort, tiene como eje la imaginaria visita de Wolfgang Amadeus Mozart, personificado por el músico y actor Axel García Stur, al Centro de Altos Estudios Musicales Mano Destra con motivo de su centésimo aniversario, para brindar una clase magistral. A través de esa premisa, los impulsores de esta propuesta activan “el amor por la música y el interés por el desarrollo del arte”. 

 

De hecho, García Stur cuenta con una amplia formación académica, que resultó de gran ayuda a la hora de elaborar el personaje. “Las cartas que Leopoldo (padre) y Wolfgang (hijo) cruzadas entre sí, con misivas y anécdotas, fueron también parte de esta construcción. Sin embargo el estudio exhaustivo de sus obras musicales fue la fuente principal para la elaboración del personaje”, contaron a El Litoral, García Stur y el resto de los realizadores de “Mozart va a la escuela”. 

 

—¿Por qué eligieron la figura de Mozart para la propuesta? 

 

—Por dos razones: Mozart fue un antes y un después absoluto en la historia de la música y además reunía todos los “condimentos” para realizar una adaptación lo más fiel posible a su personalidad y temperamento que fuera adecuada para los niños. Beethoven, por ejemplo, sabemos que tenía un temperamento y un carácter muy particular, y el resultado de su adaptación hubiese sido realmente muy escueto y limitado, pese a su grandeza y sensibilidad musical. Mozart fue un transgresor para su época, marcó las bases y las normas de lo que sería el nuevo mundo musical, rompiendo con estructuras antiguas y dando punto final al período barroco que se extinguía desde el fallecimiento de su célebre referente, Johann Sebastian Bach. Wolfgang se destacaba por su personalidad jocosa, exultante y un tanto soberbia. Es que sabía que era un genio. Su vida, de gran atractivo, se traduce en una sola palabra: pasión. Eso es lo que buscamos destacar y transmitir en “Mozart va a la escuela”. la pasión y el amor por la música que sentía Mozart. “Ni una inteligencia sublime, ni una gran imaginación, ni las dos cosas juntas forman el genio; amor, eso es el alma del genio”. Un niño prodigio, que a muy temprana edad comenzó a componer y dar conciertos. Un niño que por las exigencias de su padre y menesteres de “la vid”, fue niño toda su vida. ¿Qué mejor ejemplo podíamos encontrar a la hora de mostrarles a los niños que, alguna vez, hubo un niño, como ellos, que amaba la música y pasaba sus tardes creando melodías y componiendo obras, que 200 años después seguiríamos escuchando?

 

—¿Cómo vencieron el extendido prejuicio de que la música académica es aburrida, o está más asociada a espacios formales como un teatro?

 

García Stur: —Fue el principal objetivo a la hora de crear una clase de música diferente. Todo surgió a partir de los interrogantes que me planteaba durante mi formación musical. ¿qué sucede en los conciertos de música “clásica” que no hay público, o bien el público no se renueva? En las audiciones que hacíamos en la Universidad nadie venía a nuestros conciertos, ni nuestros compañeros. ¿Por qué cuando vamos al concierto de una sinfónica, de un pianista o de un cuarteto de cuerdas, en la sala teatral sólo se respira “tensión”? ¿Nunca prestaron atención a eso? la gente está incómoda ¿tratando de no moverse para no molestar? En un concierto que a veces puede durar hasta tres horas, es absurdo. Se supone que vamos al teatro a disfrutar, a escuchar y deleitarnos con creaciones magníficas. Al menos, es mi opinión. Creo que se intentan mantener protocolos del siglo XVII ó XVIII, que dejaron de ser amenos con nuestra sociedad actual. Es ridículo pensar que para interpretar y disfrutar de la música que fue escrita hace más de tres siglos, debemos vestirnos de gala, usar frac y todos los adornos que ya conocemos. Creo que ahí, lejos de romper, se sigue alimentando al prejuicio. la distancia que se produce entre un sector social que se denomina de elite (¿o snob?) y un gran sector social, que por aquella imposición protocolar cree que el teatro es para unos pocos. la música es música para vos, para mí, para todos. ¿Cómo puedo juzgar algo que no conozco? Hagamos que esta maravilla musical sea conocida por todos, quitando todo protocolo innecesario para abrir las puertas del disfrute, enseñarles a los niños desde el lado del amor y la pasión por la música, buscando despertar la curiosidad en el espectador y el interés por el desarrollo del arte. Pero ¿cómo le enseñamos esto a los niños? A través del juego.

 


—¿Cuáles son los ejercicios audioperceptivos y juegos musicales que se les proponen a los chicos?

 


—En nuestro show didáctico-musical, Mozart interpreta sus más maravillosas obras en el piano. Conceptos musicales, tales como: vocalización, cuidado de la voz, respiración diafragmática, dinámicas y características sonoras, formas musicales y danzas de la época (minuet, vals, entre otros) son algunos de los contenidos que trabajaremos a lo largo del show. Además aprenderemos a dirigir como directores de orquesta al compás de la Pequeña Serenata Nocturna y la Marcha Turca. Trabajaremos patrones rítmicos, características de la época, vestimenta y costumbres. 

 

Localidades

 

Las entradas para público general están a la venta en la boletería del Teatro Municipal. para las escuelas también, pero antes deben completar un formulario de inscripción que solicitan en la Fan Page facebook.com/mozartvaalaescuela.

 

 


Temas:

Además tenés que leer:



Más Noticias de Escenarios & Sociedad

Lo más visto
Política
Política

Recomendadas