https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 02.05.2018
8:59

EL CINE Y LA ADOLESCENCIA

Rebeldes sin causa

El 3 de mayo se estrena en la Argentina “Yo soy Simon”, sobre un joven de 16 años que se debate entre revelar o no su homosexualidad ante sus amigos. Un film que sirve de punto de partida para repasar algunas famosas películas inspiradas en esa etapa de la vida, cuando se deja atrás la niñez para entrar en la adultez. 

 

Jean Pierre Laud personifica a Antoine Doinel, alter ego de Truffaut en “Los 400 golpes”. Foto: Les Films du Carrosse




EL CINE Y LA ADOLESCENCIA Rebeldes sin causa El 3 de mayo se estrena en la Argentina “Yo soy Simon”, sobre un joven de 16 años que se debate entre revelar o no su homosexualidad ante sus amigos. Un film que sirve de punto de partida para repasar algunas famosas películas inspiradas en esa etapa de la vida, cuando se deja atrás la niñez para entrar en la adultez.    El 3 de mayo se estrena en la Argentina “Yo soy Simon”, sobre un joven de 16 años que se debate entre revelar o no su homosexualidad ante sus amigos. Un film que sirve de punto de partida para repasar algunas famosas películas inspiradas en esa etapa de la vida, cuando se deja atrás la niñez para entrar en la adultez.   

 

Juan Ignacio Novak
jnovak@ellitoral.com

 

El 3 de mayo llega a la Argentina “Yo soy Simon”, una película de (y para) adolescentes, en la cual un joven de 16 años no se atreve a hacer pública su homosexualidad, ya que prefiere esperar una ocasión especial y planificarlo bien. Sin embargo, empieza a ser chantajeado y debe ayudar a otro joven a salir con la chica que le gusta o su secreto será revelado. Realizada bajo un formato de comedia, está centrada en una etapa de la vida de la cual el cine se hizo eco varias veces, sobre todo a partir de los 60 y 70, cuando la juventud asumió otro nivel de protagonismo. En las líneas que siguen va un repaso por las películas más populares focalizadas en la adolescencia.

 

“Los 400 golpes” (1959): el crítico y cinéfilo François Truffaut rodó su primer largometraje y resultó premiado en Cannes y nominado al Oscar en la categoría Mejor Guión Original. Está centrado en la figura de Antoine Doinel (Jean-Pierre Léaud) quien a su 14 años observa los problemas conyugales de sus padres mientras se ve sometido a la severidad de un profesor. Es un formidable retrato de los sentimientos encontrados de la adolescencia, la mezcla de culpa, miedos, expectativas y sueños. 

 

“La última película” (1971): Peter Bogdanovich se basó en una novela de Larry McMurtry para contar una historia de tres jóvenes que viven entre la insatisfacción y el aburrimiento en un rincón apartado de Texas, a fines de los 50. De diferentes maneras, intentan trascender los límites de una sociedad cerrada en sí misma donde la vida pasa por un viejo cine, y un billar. Fue una de las primeras películas sobre el despertar de la adolescencia. Actúan Timothy Bottoms y Jeff Bridges.

 

“El soplo al corazón” (1971): esta película francesa, considerada una obra maestra de los 70, fue escrita y dirigida por Louis Malle (quien después rodaría “Lacombe Lucien” y “Atlantic City”. Ambientada en los 50, está centrada en el despertar sexual de Laurent Chevalier, un chico de 14 años que mantiene una conflictiva relación con su familia y su entorno. Cuando se le detecta un soplo al corazón, irá con su madre a un balneario en el que la vida social se parece a la de una gran ciudad. 

 

“American Graffiti” (1973): antes de romper todos los parámetros con “La guerra de las galaxias”, George Lucas dirigió este film agridulce que sigue a varios jóvenes de un pueblo que quieren divertirse antes de afrontar sus responsabilidades como adultos. Richard Dreyfuss interpreta a un joven ansioso por irse, mientras que Ron Howard encarna a un joven al que le sucede lo contrario. Actúa un joven Harrison Ford, mucho antes del papel de Indiana Jones y la fama mundial. 

 

“La ley de la calle” (1983): tras entrar en la historia grande del cine gracias a “El padrino” y “Apocalypse Now”, Francis Ford Coppola rodó esta película sobre pandilleros juveniles que cuestionan los mandatos familiares. Protagonizada por Matt Dillon y Mickey Rourke está centrada en un joven que quiere emular a su hermano mayor que fue líder de un banda callejera y arrastra una reputación de rebelde e intocable. Tiene música de Stewart Copeland, miembro original de The Police.

 

“Los goonies” (1985): un clásico del cine de aventuras protagonizado por adolescentes. Fue dirigido por Richard Donner y el creativo guión lo desarrolló Chris Columbus (luego director de “Mi pobre angelito”) en base a una historia de Steven Spielberg. Cuenta cómo un grupo de amigos que se hace llamar “los goonies” va en busca de un tesoro perdido de la época de los piratas. Actúan Sean Astin, Corey Feldman y Josh Brolin.

 

“El club de los cinco” (1985): el emblema del cine sobre adolescentes de los años 80, escrita y dirigida por John Hughes. Cinco estudiantes de distinta formación y clase social son castigados a pasar un sábado en el instituto en el que estudian. Las desavenencias entre ellos aparecen pronto, pero a pesar de ello hay algo que los une: todos sienten que los adultos no los entienden. Se trata de una comedia juvenil que se convirtió en film de culto. 

 

“Cuenta conmigo” (1986): aunque muchos valoran a Stephen King como “maestro del terror”, es un escritor que capturó con precisión el sentir de la adolescencia, algo que demostró en la novela en la cual está basada este clásico de los 80. La acción transcurre en un pequeño pueblo de Oregón donde cuatro adolescentes buscan a un muchacho desaparecido y para eso atraviesan diversas aventuras, donde deberán apelar a la amistad y el valor. 

 

“La joven vida de Juno” (2007): D. Cody recibió un Oscar al Mejor Guión Original por esta comedia sobre una joven de 16 años que bajo una capa de sarcasmo oculta miedos, tristezas y dudas. A partir de la relación con un compañero de clase queda embarazada y toma una decisión: tendrá el niño y lo dará en adopción. Lo mejor del film es su personaje central, Juno Macguff, interpretada por Ellen Page: ingeniosa, culta, observadora y sobre todo, optimista.

 

“Super 8” (2011): J.J. Abrams rinde tributo a la juventud y a Steven Spielberg. Unos amigos ruedan una película de zombis cuando observan un terrible accidente que origina una serie de hechos extraños. Como escribió Lou Lumenick en el New York Post: “Pon ‘Los Goonies’, ‘E.T.’, ‘Encuentros cercanos del tercer tipo’ y ‘La guerra de los mundos’ en la batidora de ‘Gremlins’ -y transporta la mezcla a 1979 en el DeLorean de ‘Regreso al futuro’- y tendrás el ‘Super 8’ de J.J. Abrams”. 

 

 

 

 


Temas:



Más Noticias de Escenarios & Sociedad

Lo más visto
ARA San Juan: desde la Armada afirman que "empieza otro capítulo" -  -
Hallaron al submarino: el mensaje de los familiares -  -

Recomendadas