https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 02.05.2018 - Última actualización - 9:07
9:06

Mirada desde el sur (por Raúl E. Acosta)

Frente Amplio "rosarigasino" se necesita

Ningún partido puede solo y las ideas son pocas en un mundo que quiere factos y no ideologías.




Mirada desde el sur (por Raúl E. Acosta) Frente Amplio "rosarigasino" se necesita Ningún partido puede solo y las ideas son pocas en un mundo que quiere factos y no ideologías. Ningún partido puede solo y las ideas son pocas en un mundo que quiere factos y no ideologías.

Por Raúl Emilio Acosta

 

Dos cuestiones afligen a la clase política de la ciudad del sur santafesino.

 

De una parte los números de Rodrigo López, más conocido como “Roy” López Molina. No hay nadie cerca. Se encamina a la intendencia.
Por otra parte, el socialismo no se encuentra en buen estado de salud como para proponerse y tirar nombres a una coalición (con el radicalismo) que ha estallado en mil pedazos, básicamente porque el radicalismo está yéndose al PRO Cambiemos y el socialismo no tiene un líder que entusiasme.

 

Estas dos cuestiones se manifiestan de modo permanente y alteran los estados de ánimo. Un Frente en retirada (FPCyS) y otro (el PRO Cambiemos es eso) en franco crecimiento.

 

El estado de asamblea tiene manifestaciones diferentes. Un muchacho del peronismo, un actor político con inteligencia y capacidad, el concejal Sukerman, me preguntaba de modo directo por qué no lo quiero. Querer, para muchos, es mencionar positivamente y odiar es mencionar sin adjetivos lisonjeros. Puestas las cosas en la calma de una amable conversación callejera el eje era la pregunta que terminó realizando: “¿Hay algún candidato para intendente, dentro del peronismo, mejor que yo?”. Dije que sí.

 

La realidad mata el orgullo de quienes no tienen callos en la política y los callos son necesarios. Yo mismo me creo el mejor escritor del universo solo que, íntimamente, sé que no llego más allá de escriba lugareño. Me guardaría muy bien de preguntar lo que ya sé. Y si no lo supiese estaría cometiendo uno de los siete pecados. En política, sucede muy a menudo.

 

El estado de asamblea ha llevado a que el mejor ejemplo de cómo enfrentar a Rodrigo López lo den los colegas que tienen marcada posición a la izquierda del peronismo más enfatizada, menos enfatizada, pero permanente. De modo independiente a su facturación publicitaria, programación y emisora, semanalmente se reúnen y al aire exponen los yerros del PRO Cambiemos y en esas fallas, el mensaje: no los voten, nosotros estamos denunciando sus flaquezas, torpezas y malos hábitos para con la sociedad progresista y el progreso para eso: para que no los voten. Ya lo habían ensayado, con éxito, en la anterior elección de intendente y gobernador. La licitud de los colegas es impecable y más: elogiable.

 

Un pensador socialista, uno de los pocos (tal vez en el Ejecutivo provincial haya alguien que posea pensamiento estratégico, pero la función, la gestión, absorbe y en tiempos de crisis absorbe el doble y éstos son tiempos de crisis), convenía conmigo que el socialismo debe mirar a la izquierda (del socialismo) y aceptar que primero está una definición política y después los nombres y que éstos, los nombres, puestos en una interna solamente socialista, darían poco rédito electoral. Le comenté que el mejor ejemplo es la reunión de los colegas a quienes espanta Rodrigo López primero y Macri después y que trabajan diariamente dándose un espacio político común. Que deberían imitarlos. Aceptó la mirada. Los colegas son el mejor Frente Amplio anti PRO Cambiemos.

 

Conversando con el más alto dirigente político del peronismo la respuesta fue sencilla. Con todos adentro tal vez se pueda. Una palabra definiría su posición: cautela.

 

Alejandra Vucasovich (una de las últimas “troperas”) sostiene que “visitar el territorio, conversar con la gente es una cuestión de necesidad, para conservar la verdadera base: los votos, pero si nos peleamos no hay Roy ni hay Mauricio...”. Es una manera de decir todos juntos.

 

Luis Rubeo, que acaba de ofertar la mejor tabla de salvación al Gobernador responde: “Si todos queremos la Reforma de la Constitución hagámosla con las elecciones de 2019, da tiempo a las internas y al orden, pocos pueden negarse si se vota en el mismo tiempo y se la cita para el 2020, después que asuma el próximo gobernador... todos juntos podemos resolverlo...”. Luis Rubeo sostiene, como la Vucasovich, cada uno desde su sitio, la necesidad del “amuchamiento” que traducido es simple: un Frente.

 

Es evidente que un Frente con alguien que está en el poder (el caso de la Fein, el caso de Lifschitz) es diferente. Como es diferente con el Mauri. La gestión pone otra mirada. Cómo decirle a la intendente que su número de rechazo es altísimo y tardó 6 años en entender que debía visitar barrio por barrio, vecinal por vecinal y ocuparse de alumbrado, barrido y limpieza cuando el socialismo y sus pensadores creían en un progresismo cubriendo Argentina.

 

Es más efectivo que aceptar la realidad: ningún partido puede solo y las ideas son pocas en un mundo que quiere factos y no ideologías; no es sencillo.

 

El peronismo podrá o no podrá ganar Rosario pero con buenos candidatos acaso pueda ganar la provincia... y tratar de ganar Rosario. Todos juntos.

 

El PRO Cambiemos sabe que se juntarán todos para impedir que triunfe y que éste, el triunfo, depende de una simpleza: que el egoísmo de marcas, nombres, etiquetas y orgullos impida una alianza territorial con una idea: juntos somos más que Menem... (sí, esa idea).

 

El socialismo empieza a mirar a la izquierda del socialismo, a los sueltos, los outsider, los irredentos de CFK que no aceptan el bien perdido y sueñan con un Frente no ya con radicales, pero sí con votos para mantener al menos alguna fortaleza territorial, que hoy aparece perdida y peor, sin nombres propios de recambio.

 

El eje de los Frentes es renunciar al egoísmo. Todos los días, a las 7 de la mañana, una pastillita de humildad. Borges la tomaba. La vida imita al arte. La función pública no debería quitar el tiempo para la diaria poción de humildad.




Más Noticias de Opinión

La política en foco (por Ivana Fux)
La política en foco (por Mario Cáffaro)
Lo más visto
Al intendente Corral le hicieron una angioplastía -  -
Área Metropolitana
Gremios se movilizaron también en la ciudad para rechazar "el ajuste" -  -
Política
 No hay pistas de los 11 - Eduardo Domínguez en la sala de conferencias del estadio Romelio Martínez, donde Colón hizo su último trabajo antes del gran partido de esta noche en el Metropolitano que lleva el nombre de uno de los grandes jugadores que tuvo Junior en su historia: Roberto Meléndez. -
Sandleris: "El objetivo principal del BCRA es reducir la inflación" - Guido Sandleris. -

Recomendadas