https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Miércoles 02.05.2018 - Última actualización - 10:16
10:14

Sistema de Estimaciones Agrícolas

El clima complica la cosecha pero las lluvias favorecen la campaña fina

El campo vive situaciones contradictorias: el clima complica la cosecha pero las lluvias favorecen la campaña fina.

Foto: Campolitoral




Sistema de Estimaciones Agrícolas El clima complica la cosecha pero las lluvias favorecen la campaña fina El campo vive situaciones contradictorias: el clima complica la cosecha pero las lluvias favorecen la campaña fina. El campo vive situaciones contradictorias: el clima complica la cosecha pero las lluvias favorecen la campaña fina.

El Litoral

BCSF

 

Tercera semana con condiciones climáticas de inestabilidad y precipitaciones en todos los departamentos del área de estudio. La intensidad de las lluvias, los altos porcentajes de humedad ambiente, bajos procesos de evapotranspiración y demanda hídrica por parte de la vegetación natural e implantada, permitieron y marcaron una inmejorable recuperación y recarga de los perfiles de los suelos, tras el período seco. Se generaron condiciones de disponibilidad de agua útil óptima para el futuro del ciclo agrícola invernal, dice el informe semanal del SEA que difunden la Bolsa de Comercio de Santa Fe y el Ministerio de la Producción. Los valores de los registros pluviométricos fluctuaron entre 10 y 120 mm.

 

Las actividades más relevantes en la semana para toda el área estuvieron condicionadas por la situación ambiental caracterizada por los elevados porcentajes de humedad ambiente y con ello, altos porcentajes de humedad de granos, pisos de los lotes, accesibilidad a los mismos, situación que interrumpió la cosecha de los cultivos frenando los equipos y las cosechadoras.

 

Los rendimientos continuaron revelando la gran heterogeneidad, siendo la principal característica que rigió y regiría en la campaña 2017/2018.

 

Prosiguió la cosecha en los distintos departamentos y en diferentes porcentajes en los siguientes cultivos: en arroz un 99 %, en algodón un 47 %, en sorgo granífero un 50 %, en soja de primera un 60 % y en soja de segunda un 15 %. 

 

Arroz

 

En el área arrocera el proceso de cosecha continuó en forma muy lenta, alcanzando el 99% del total del área, guarismo que representa unas 31.680 hectáreas, con un progreso intersemanal del 2%.

 

No decayeron los rendimientos, manteniéndose estables con rindes de 6.000 a 6.500 kg/ha, siendo la calidad comercial del grano muy buena como consecuencia de la abundante radiación solar durante el período de floración y el llenado de los granos.

 

Algodón

 

El proceso de cosecha avanzó muy lentamente en muy pocos lotes, debido a las condiciones climáticas que reinaron durante la semana, nuevas precipitaciones, altos porcentajes de humedad, pisos no aptos, días más cortos y temperaturas más bajas, fueron generando escenarios que prolongaron la recolección y con ello se tardarían algunos días más para la reanudación de la actividad.

 

Los rindes continuaron siendo similares a las semanas anteriores, solo descendieron en algunos predios debido a que fueron más afectados por la falta de precipitaciones.

 

Los lotes que sufrieron un poco más la falta de precipitaciones estuvieron en el orden de los 1.400 kg/ha; lotes puntuales con riego superaron los 3.500 kg/ha y lotes sin riego, como rendimiento máximo estuvieron en los 2.800 kg/ha.

 

Soja temprana

 

El proceso de cosecha logró un grado de avance del orden del 60 %, representando aproximadamente unas 540.000 ha, con un progreso intersemanal de 8 puntos y un retraso de 15 puntos porcentuales en referencia al ciclo anterior.

 

La alternancia de días soleados, con altos porcentajes de humedad ambiente y precipitaciones, nubosidad e inestabilidad con pocas horas de sol que se produjeron en toda el área, incidieron directamente en estos últimos veinte días sobre el ritmo del proceso de cosecha, interrumpiendo y prolongando el mismo.

 

Los rindes se mantuvieron similares a los enunciados en informes anteriores, los cuales fueron: a) en los departamentos del norte del área los rendimientos promedios obtenidos fluctuaron entre 10 y 25 qq/ha, b) en los departamentos del centro del área de estudio, variaron entre 20 y 37 qq/ha, con lotes puntuales de 40 – 45 y 55 qq/ha, c) en los departamentos del sur del área de estudio oscilaron entre 38 y 47 qq/ha, con lotes puntuales de 60 qq/ha.

 

Sorgo

 

El proceso de cosecha no registró avance. Hasta la fecha se lleva trillada el 50% del área sembrada. Como consecuencia de las condiciones de inestabilidad y precipitaciones que se manifestaron en toda el área y escenarios totalmente desfavorables hicieron que no se registraran actividades en la recolección.

 

Se conservó la diferencia en los rendimientos promedios obtenidos que fue entre 20 y 55 qq/ha.

 

La condición sanitaria hasta la fecha siguió siendo buena, nula a muy baja la presión de insectos y enfermedades en los cultivares

 

Soja tardía

 

El proceso de cosecha en los departamentos del sur y lotes puntuales en los departamentos del centro del área, avanzó a medida que las condiciones ambientales día tras día lo permitieron, el mismo logró un grado de avance del orden del 15 %, representando aproximadamente unas 75.375 ha, con un avance intersemanal del 7 % y un adelanto de 7 puntos porcentuales en referencia al año pasado en similar fecha.

 

Los rendimientos muy variables y dispares, continuaron revelando las consecuencias del déficit hídrico y la ausencia de precipitaciones que padeció el cultivo en sus distintas etapas fenológicas.

 

Los rendimientos mínimos promedios fluctuaron desde 4 - 5 – 6 qq/ha y los máximos 28 – 30 – 33 qq/ha con lotes puntuales de 40 qq/ha. Muy heterogéneos los resultados obtenidos, presentándose situaciones en que habiendo comenzado la trilla y no superando los 3 – 4 qq/ha de rendimiento, se resolvía la interrupción del proceso y el abandono del lote, situación enunciada en el informe anterior y que se mantuvo en el transcurso de la semana.

 

Maíz tardío

 

El bajo desarrollo en altura, estructura y uniformidad de plantas, lotes desparejos y stand de plantas por ha, fueron las características e indicadores observados en los maízales luego de que las condiciones climáticas cambiaran y nuevamente la disponibilidad de agua útil en los suelos se hizo presente.

 

Un 80 % del área sembrada, manifestó distintos grados de afectación y síntomas característicos del estrés hídrico y térmico que padeció el cultivo desde su siembra hasta hace 20 días atrás, tiempo en que se revertió el período seco y comenzaron las precipitaciones.


Temas:

Además tenés que leer:



Más Noticias de Economía

El mayor valor en las últimas dos semanas
Lo más visto
Video: el momento en el que hallaron al ARA San Juan -  -
Nacionales
Correa, polémico: "La dirigencia alguna vez se tiene que hacer cargo" -  -
Actualidad Sabalera
Prorrogan prisión preventiva del ex púgil Carlos Baldomir - Carlos Baldomir. -
Homicidio en Alto Verde: Mataron a un joven de 18 años -  -

Recomendadas