https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Jueves 03.05.2018 - Última actualización - 6:52
6:47

El pedido de los empresarios

"Una política de Estado responsable"

Industriales, bancos, el campo y la bolsa advierten a los partidos de la oposición que no se puede desalentar la inversión. Peor que una tarifa cara es no tener energía.




El pedido de los empresarios "Una política de Estado responsable" Industriales, bancos, el campo y la bolsa advierten a los partidos de la oposición que no se puede desalentar la inversión.  Industriales, bancos, el campo y la bolsa advierten a los partidos de la oposición que no se puede desalentar la inversión. Peor que una tarifa cara es no tener energía.

Redacción de El Litoral
economia@ellitoral.com
Télam


El Foro de Convergencia Empresarial afirmó que la fijación de tarifas de los servicios públicos “debe ser una política de estado responsable y compartida” y llamó a los partidos de la oposición a trabajar junto al Gobierno nacional para “encontrar soluciones a la crítica situación del mercado energético”.

 

Así expresó su posición el Foro en respuesta al eventual tratamiento en el Congreso Nacional de “proyectos de leyes que cambian las reglas de la actividad económica y desalientan la inversión”, en referencia a las iniciativas que buscan moderar o retrotraer los aumentos decididos en los procesos de revisión tarifaria, en particular de los servicios energéticos.

 

El Foro reúne a decenas de organizaciones gremiales empresarias entre las cuales la Asociación Empresaria Argentina (AEA), la Unión Industrial Argentina (UIA), la Asociación de Bancos de Argentina (ABA), la Cámara de Comercio de Estados Unidos en Argentina (Amcham), la Sociedad Rural Argentina, la Bolsa de Comercio y la Bolsa de Cereales, entre otros.

 

Los empresario alertaron que se debería “tener en claro que el costo político de no resolver este conflicto con seriedad y pensando en el futuro no lo está pagando ni el Gobierno ni ningún otro sector, lo está pagando Argentina en posibilidades de inversión y creación de puestos de trabajo.

 

“El Foro de Convergencia Empresarial hace un llamado a la responsabilidad de los dirigentes políticos de todos los partidos para que trabajen en conjunto con el Gobierno Nacional para encontrar soluciones a la crítica situación del mercado energético, sin apelar a recursos demagógicos que nos hagan retroceder en el camino iniciado”, se enfatizó.

 

El congelamiento de tarifas de los servicios públicos en electricidad, gas, transporte, entre otros produjo a criterio de los empresarios “distorsiones significativas en los mercados y llevó a la Argentina a convertirse en un importador neto de recursos energéticos cuando antes los exportaba”.

 

Además, resaltaron que otra de las consecuencias de políticas pasadas fue “desalentar la inversión en generación, transporte y distribución y a aumentar el consumo de estos recursos escasos por parte de la población.

 

“Sabemos -aseguraron en un comunicado- que la solución de esta situación no es fácil y tiene un impacto importante tanto en las economías familiares como en las empresas en las cuales la energía es un insumo relevante, sean éstas del tamaño que sean”.

 

Por tal motivo, el Foro de Convergencia Empresarial consideró que “es imprescindible dejar de lado las especulaciones electorales y el afán de confrontar con el Gobierno, que están claramente presentes en las propuestas presentadas por diversos sectores de la oposición”. También demanda “aceptar las decisiones ya tomadas que, siguiendo las pautas dictadas por la Corte Suprema de la Nación, fueron aprobadas en audiencias públicas”.

 

La necesidad de crecer

 

Las tarifas de luz y gas en capital federal crecieron en promedio 2090 % y en el mismo período la inflación fue de 2489 %, lo que implica que el peso relativo de las facturas de ambos servicios es aún menor a la de años atrás, a pesar del “tarifazo”, según un análisis del viceministro de Hacienda, Sebastián Galiani.

 

En 1996, antes del congelamiento tarifario, un hogar promedio destinaba el 3,5% del total de sus ingresos al pago de las facturas de gas y electricidad. El congelamiento tarifario que comenzó en 2003; en 2004 el porcentaje destinado al pago de servicios cae poco menos de un punto porcentual a 2,6%, mientras que en 2012 pasa a representar solamente el 1,3% del ingreso total de un hogar promedio. Entre diciembre de 2000 y diciembre de 2015, el nivel general de precios se multiplicó casi por 15, mientras que las tarifas se multiplicaron por menos de un tercio (0,34). “La normalización tarifaria pretende cerrar esta brecha de manera gradual”, señaló Galiani. 

 

La comparación analiza sólo los casos de Edenor y Edesur más el servicios de gas en capital y gran Buenos Aires. Pero el funcionario advierte que “el crecimiento económico es, en última instancia, el principal motor de la reducción de la pobreza, y un crecimiento sostenido y sustentable en el largo plazo necesitaba en nuestro país la corrección de los precios relativos de los servicios. 

 

“Pero si esta corrección impacta negativamente en los más pobres, se estaría atentando contra el objetivo principal. En sintonía con esta meta, la Tarifa Social Federal apuntala a los sectores más vulnerables y acompaña en el proceso de corrección de los precios relativos que la Argentina necesita para crecer”.

 




Más Noticias de Economía

Lo más visto
Juicio por la triple fuga: duro pedido de condenas -  -
Protesta de transportistas de personas con discapacidad de toda la provincia -  -
Área Metropolitana
Miércoles soleado en la ciudad de Santa Fe -  -

Recomendadas