https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 25.06.2018 - Última actualización - 10:45
6:39

En Santo Tomé

El que rompe paga: proponen sancionar a quienes dañen el patrimonio público

La iniciativa está en estudio en el Concejo local. Con ella se quiere generar conciencia en los vecinos, ante la necesidad de preservar los bienes patrimoniales de la ciudad, castigando a los que creen que tienen vía libre para vandalizarlos. Las cámaras de seguridad ciudadana podrían servir para identificar a los dañinos. 

Para muestra... En la costanera santotomesina hay numerosos ejemplos de vandalismo, con bienes municipales que sufren el ataque de los desaprensivos de siempre. Foto: Archivo El Litoral




En Santo Tomé El que rompe paga: proponen sancionar a quienes dañen el patrimonio público La iniciativa está en estudio en el Concejo local.  La iniciativa está en estudio en el Concejo local. Con ella se quiere generar conciencia en los vecinos, ante la necesidad de preservar los bienes patrimoniales de la ciudad, castigando a los que creen que tienen vía libre para vandalizarlos. Las cámaras de seguridad ciudadana podrían servir para identificar a los dañinos. 

El Litoral | area@ellitoral.com

 

En el Concejo Municipal de Santo Tomé está bajo análisis de la comisión interna de Gobierno una iniciativa del concejal Martín Giménez, por medio de la cual se propone que el municipio santotomesino sancione a todas aquellas personas que, ya sea de manera accidental o intencional, dañen el patrimonio público de la ciudad.

 

El proyecto del edil radical está inspirado, entre otros, en el concepto “el que rompe, paga”, axioma que apela a la concientización de los vecinos, para que cuiden y resguarden los bienes que son de todos. 

 

En función de esta propuesta, una vez detectado y evaluado el perjuicio hecho sobre el patrimonio, la Municipalidad de Santo Tomé realizará las tareas de refacción del mismo, con cargo hacia el responsable de los daños.

 

En forma paralela, el municipio deberá instrumentar la forma de aplicar las sanciones emergentes de la reglamentación de la futura ordenanza. En tal caso, podrá valerse de las imágenes generadas por las cámaras de seguridad pública, las que son operadas desde el Centro Municipal de Monitoreo (con sede en el edificio del ex Inali y área de cobertura en el macrocentro de la ciudad), o bien de cualquier por otro medio de prueba que considere de utilidad a la hora de concretar dicha aplicación. A la vez, si lo considera necesario, el Estado municipal iniciará acciones legales para salvaguardar sus intereses. 

 

En diálogo con El Litoral, el autor del proyecto destacó que la normativa que propone tiene que ver fundamentalmente con la conservación del patrimonio público de la ciudad y que la aplicación de la misma es clara, ya que puede hacerse incorporando medios de prueba específicos, como el sistema de cámaras de seguridad ciudadana, que de por sí opera en un sector del distrito que es proclive a ser vandalizado. 

 

Multa y arreglo

 

Según lo manifestado por Giménez, una de las ideas que subyace en el proyecto es la de generar conciencia, en cuanto a mantener en condiciones los espacios públicos y devolverlos a una etapa de uso pleno. Asimismo, explicó que otro concepto tenidos en cuenta es “el que rompe, paga”, que apela directamente a “despertar” el sentido común de los ciudadanos, porque muchos de los que ensucian o rompen dicho patrimonio lo hacen, justamente, porque es público y se le puede hacer lo que uno quiere. 

 

Por eso, el edil se preocupó en aclarar que, dentro del contexto de agresiones y daños que podrían darse, van a existir “situaciones de distinta naturaleza y bemoles”. En el caso de un accidente, por ejemplo, en el que alguien pueda llegar a romper un monumento, también tendrá que pagar, pero el castigo no será el mismo que el aplicado para aquel que lo hace de ex profeso, deliberadamente o adrede. De igual modo, todas estas posibilidades tendrán que reglamentarse, sabiendo que podrá conocerse quienes son los culpables. Y si los autores son menores, acotó, tendrán que responder por ellos los padres, porque esta también será una forma de educarlos. 

 

Giménez explicó que el control y la observación de los bienes vandalizados lo tendrá el municipio, pero la intención es que pueda trabajar en forma conjunta con las distintas fuerzas provinciales. Así, si la Policía encuentra a alguien estropeando un monumento, podrá actuar de acuerdo a su código de procedimiento, a la vez que el municipio contará con un testigo privilegiado (la fuerza policial) a la hora de saber quién lo hizo. Muchas veces, amplió, el patrimonio es dañado de diferentes formas (grafittis, pintadas, pegatinas), sin poder castigarse a los que causan ese perjuicio. Con la promulgación de esta normativa, no sólo se podrá aplicar una multa pecuniaria, sino que, además, se devolverá al bien dañado a su estado de uso pleno.

 

Cuidar lo que es de todos

 

En el marco de la propuesta presentada por Martín Giménez, se entiende por patrimonio de la ciudad de Santo Tomé a todos los edificios, plazas y parques (con sus juegos), columnas de alumbrado, semáforos, carteles indicadores de calles, aparatos para hacer gimnasia y ejercicios aeróbicos, monumentos, cestos de basura, garitas de colectivos e instalaciones de similares características que pertenecen al municipio santotomesino. En ese contexto, uno de los deberes del Estado Municipal es procurar su mantenimiento y preservación. No obstante ello, es importante que los vecinos hagan un esfuerzo por cuidar entre todos, lo que es de todos. 

 

“Si bien el municipio está atento a las situaciones de vandalismo que se presentan y se trabaja para que todo lo que se daña, o destruye, sea repuesto, arreglado y conservado en condiciones, muchas veces se ve obligado a destinar recursos y mano de obra en detrimento de otros trabajos”, describió Giménez. Por eso mismo, prosiguió, “es necesario implementar algún tipo de sanción para quienes dañan el patrimonio municipal, contribuyéndose a dejar de lado esta clase de actitudes reprochables que demuestran una falta de interés total por el cuidado del patrimonio que nos pertenece a todos”. 

 

Antecedente

 

Respecto a una propuesta de características similares en la ciudad de Santa Fe, pueden leer la nota titulada “Polémica: proponen que quienes dañen los monumentos, paguen”, publicada por este medio en su edición del 15 de febrero de 2018. Está basada en una iniciativa presentada oportunamente por los ediles Sergio Basile, Leandro González y Marcelo Ponce, del bloque del FPCyS. En concordancia con el proyecto de Martín Giménez, el objetivo de la misma es lograr que el municipio intime a las personas a reponer el daño causado. 


No retirar residuos


Debido al paro nacional que llevan adelante hoy distintos gremios, la Municipalidad de Santa Fe solicita a los vecinos que eviten retirar los residuos para que no se acumulen en la vía pública, ya que no habrá servicios de recolección.

 


Temas:



Más Noticias de Área Metropolitana

Un matrimonio singular en la capital provincial: ella y él son centenarios
Lo más visto
"Nos debíamos una victoria de esta forma ante nuestra gente" -  -
Actualidad Sabalera
Pasó del "minué" al "rock"  - Se llevó la pelota. Heredia metió tres goles y se quedó con el balón de la noche; una tradición que se realiza en el mundo fútbol.  -
Actualidad Sabalera
A la espera de la lluvia, se prevé un sábado muy caluroso en la ciudad -  -
3 factores que podrían provocar un "tormentón" este sábado -  -

Recomendadas