https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Lunes 16.07.2018
19:16

Mirada desde el sur (por Raúl Emilio Acosta)

Pagar primero sin reclamar después



Mirada desde el sur (por Raúl Emilio Acosta) Pagar primero sin reclamar después

Raúl Emilio Acosta

 

La cuestión de la deuda de la Nación a la Provincia de Santa Fe admite miradas diferentes a las de quienes, como quien esto escribe, no precisan los votos con urgencia.

 

Primero la cadena de mandos. Sigamos la lógica. Creemos en la división de poderes y en los fallos de los Tribuales. Nos sujetamos a los fallos de última instancia y ésta, la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) falló, determinó, decidió que la princesita y su esposo le habían estado robando dinero a la provincia de Santa Fe desde sus cargos de presidente de la Nación y presidente consorte.

 

Cualquier diputado nacional, cualquier senador nacional debe aceptar el fallo judicial porque es la instancia suprema. Negarlo es negar la división de poderes que es una de las piedras basales de nuestra democracia.

 

Está fuera de la democracia aquel legislador que niegue un fallo de la CSJN. No hay razones que lo asistan.

 

Los funcionarios del actual gobierno -ninguno salvo Mauricio Macri y Gabriela Micchetti poseen votos- tienen mandato delegado del señor Mauricio. Ninguno de ellos tiene poder real. Es Macri el que escamotea los dineros a la provincia de Santa Fe.

 

La princesita y su esposo lo robaron. Mauricio no lo devuelve. La provincia de Santa Fe es directamente perjudicada y asusta que algunas voces se queden calladas o peor, a la sordina banquen la rebelión contra la CSJN que hoy es el punto en donde se encuentra el tema.

 

De aquellos 25 mil millones (redondeo) una buena parte, por “cuota litis” se la lleva el Estudio del señor Gil Lavedra (más de 4 mil millones, según estimaciones extraoficiales). Que tampoco habla del asunto pese a que su porcentaje es alto y su participación decisiva.

 

Tampoco adhieren a estos reclamos las otras dos provincias que, es evidente, arreglaron su litigio de otro modo. San Luis y Córdoba jugaron su partido en soledad. Santa Fe ahora está sola reclamando aquello que justamente le toca.

 

Que el cálculo de intereses lleve el dinero a más de 50 mil millones es sencillo con un almanaque económico. A cuánto estaba el dólar en noviembre de 2015 y a cuánto está hoy. Saquemos ese cálculo antes de hablar tonterías.

 

Sobre esto, dos cuestiones que son malísimas para la honestidad de procedimientos, pero absolutamente reales.

 

La administración Macri no quiere pagar. En caso de pagar quiere hacerlo con vidriecitos de colores y lo más tarde posible. Encuentra ayudas inesperadas. Si este dinero viene a esta administración es esta administración (Lifschitz) quien dispondrá de la plata. Si podemos decir que pagamos pero no pagamos y administramos desde la Nación, el negocio es redondo porque... ningún otro político provincial desea que se pague como la Justicia manda. Dinero fresco es política de Estado. Ni los supuestos amigos de Lifschitz lo desean, quiero decir: no desean que se lo den ahora.

 

La administración Macri sabe que si no paga ahora puede pagar en el 2019, más claro: anunciar que va a pagar durante la campaña del 2019. En la provincia de Santa Fe la campaña empieza en febrero del año próximo, se recalienta en mayo/junio y explota desde finales de julio hasta el 10 de septiembre. El 21 de septiembre de 2019 ya tendremos nuevo gobernador. Con prometer y no realizar, pero dejar señales amistosas (más vidriecitos de colores), el asunto estará resuelto.

 

El comportamiento de los actores políticos con este tema tiene tres vertientes claras. El kirchnerismo y sus excrecencias no quiere hablar del tema. La princesita fue la que le robó a la provincia. El resto del peronismo espera que los dineros aparezcan cuando sean gobierno, desde el 10 de diciembre de 2019. Y el PRO Cambiemos sabe que deben prometer algo porque será un eslogan de campaña opositora que Macri no cumple y acepta ser cómplice del robo de la princesita. En cuanto al socialismo es tan, pero tan difícil interpretar tres líneas internas y un solo miedo verdadero, que nadie puede decir que sabe verdaderamente qué piensan. Menos saber qué harán. Juntos no se los lee.

 

De Mauricio sí sabemos lo que piensa. Pagar poco y nada, tarde y mal. Total la culpa fue de la princesita. Otra herramienta para su verdadero negocio. La princesita o yo. Eso es todo.

 

La princesita y su esposo lo robaron. Mauricio no lo devuelve. La provincia de Santa Fe es directamente perjudicada y asusta que algunas voces se queden calladas o peor, a la sordina banquen la rebelión contra la CSJN que hoy es el punto en donde se encuentra el tema.




Más Noticias de Opinión

Lo más visto
Sufrieron cuatro robos en menos de una semana -  -
Sucesos
Actualización del estado de transitabilidad en las rutas en la provincia -  -
El Reino Unido disminuyó el alerta por ataques terroristas en la Argentina -  -
China donó vehículos blindados para reforzar la seguridad durante la cumbre del G20 -  -

Recomendadas