https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 22.07.2018 - Última actualización - 14:07
10:35

Reorganizan la salud pública en el norte de la ciudad

El Mira y López tendrá un perfil más pediátrico con el nuevo Iturraspe

La ministra de Salud Andrea Uboldi estima que en marzo o abril podría comenzar a operar el nuevo hospital Iturraspe. El Mira y López está enfrente y deberá funcionar alineado: la idea es que refuerce la internación y atención de los más chicos. El Sayago se dedicará a las enfermedades crónicas en los adultos.

Mira y López. En el efector ya se atienden entre 130 y 150 consultas de pediatría por día (4.000 pacientes por mes), según la dirección del hospital. En la guardia se asiste a 500 pacientes por mes. Foto: Archivo / Manuel Fabatia




Reorganizan la salud pública en el norte de la ciudad El Mira y López tendrá un perfil más pediátrico con el nuevo Iturraspe En marzo o abril podría comenzar a operar el nuevo hospital Iturraspe.  La ministra de Salud Andrea Uboldi estima que en marzo o abril podría comenzar a operar el nuevo hospital Iturraspe. El Mira y López está enfrente y deberá funcionar alineado: la idea es que refuerce la internación y atención de los más chicos. El Sayago se dedicará a las enfermedades crónicas en los adultos.

Gastón Neffen | gneffen@ellitoral.com | @gneffen

 

 

La apertura del nuevo hospital Iturraspe va a reorganizar los circuitos de atención de la salud pública en el norte de la ciudad, la zona con mayor crecimiento poblacional de Santa Fe, para que funcionen en sintonía con los servicios del efector —de casi 30.000 metros cuadrados y con 164 camas—, que contará con guardia para emergencias, maternidad de baja y alta complejidad, quirófanos y equipamiento para diagnóstico por imágenes.

 

Nuevo Iturraspe. Los trabajos marchan de acuerdo al cronograma y la provincia estima que en diciembre se terminaría la obra.Foto: Guillermo Di Salvatore.

 


Los bloques del nuevo Iturraspe, en avenida Blas Parera y Gorriti, están justo enfrente del hospital Mira y López, el viejo psiquiátrico que cambió su denominación a Hospital General Polivalente en 2016 y que en los últimos años funcionó como la guardia de emergencias del norte del área metropolitana. 

 

 


Esta semana, el gobernador Miguel Lifschitz y la ministra de Salud Andrea Uboldi visitaron el Mira y López.

 

“Estuvimos recorriendo las distintas dependencias del edificio que tienen muchos años y requieren de una intervención importante. Estamos trabajando en un proyecto para redefinir los servicios priorizando el perfil pediátrico que creció en los últimos años”, explicó Lifschitz, el primer gobernador que pisó el hospital en 30 años, según lo que dijeron las autoridades médicas del efector.

 


En una entrevista con El Litoral, Uboldi contó que los equipos de salud se están reuniendo para analizar como implementar estos cambios, que en el caso del Mira y López implican potenciar la internación pediátrica para los casos de baja y media complejidad. Son los chicos que no padecen cuadros graves, pero que necesitan la asistencia de los médicos, servicios de enfermería y pueden requerir oxígeno, entre otras cuestiones.

 


Es una idea interesante porque evita que muchas familias tengan que trasladar sus hijos hasta el hospital de niños Orlando Alassia, que está en el otro extremo de la ciudad; y también porque puede aliviar la situación de este último efector, que funciona cerca de su capacidad límite en los picos de infecciones de respiratorias del invierno, cuando se satura la internación.

 


“Una de las cuestiones a mejorar —reconoció Uboldi— es la zona de internación de los pacientes en el Mira y López, que sigue la vieja tradición de los pabellones y que nos parece que se debe modernizar con boxes, como estamos haciendo en todos los hospitales”. 

 


Otra prioridad es potenciar el centro de día que tiene el hospital para personas con retraso psicomotriz; y el del alojamiento de personas que enfrentan situaciones problemáticas, vinculadas con la salud mental (el histórico rol del efector).

 


La ministra contó que se acordó planificar un plan maestro para organizar todo el flujo de atención en el norte de la ciudad, que también va a interactuar con el Centro de Especialidades Médicas (Cemafe), que se inauguró a finales de 2017. En el caso del Hospital Sayago, que en la actualidad está más concentrado en la atención de enfermedades crónicas, la idea es que continúe con ese perfil, más enfocado en los adultos.

 

 

Cómo viene la obra
 

 

Uboldi le aseguró a El Litoral que las obras del nuevo Iturraspe —y también la del nuevo hospital de Reconquista— marchan al día, a pesar de algunas demoras con las partidas nacionales que se habían comprometido. “Nosotros no frenamos los trabajos y seguimos avanzando. El Ministerio de Obras Públicas nos entregaría el edificio en diciembre y tenemos todas las licitaciones en curso para comprar el equipamiento que vamos a necesitar”, aseguró la ministra.

 


También se están realizando reuniones con los equipos del Iturraspe para conocer la necesidad de recursos humanos en la migración al nuevo efector. Uboldi estima que van a necesitar unos dos meses, una vez que esté terminada la obra, para ajustar y poner en marcha los servicios del hospital, que estaría operativo a partir de marzo o abril, de acuerdo a cómo se avance. 

 


“Cuando comenzó la escalada del dólar y se aceleró la inflación le preguntamos al gobernador si se podía seguir avanzando con las licitaciones y nos dijo que Salud iba a tener garantizados los insumos para llegar a marzo o abril con el hospital funcionando y ese es el objetivo”, concluyó Uboldi.

 

 

Perfil del nuevo Iturraspe
 

 

Estará conformado por una serie de bloques accesibles y tendrá una superficie cubierta de 29.122 metros cuadrados, con 164 camas organizadas por grados de cuidados.

 


El edificio se resuelve en dos plantas, con un entrepiso técnico. La planta baja se distribuye en cinco bloques que contendrán una guardia con dos puestos de shock room, sala de procedimientos y observación adultos y pediátricos; laboratorio y diagnóstico por imágenes con salas de rayos, ecografía, tomografía y resonancia magnética; un área de cirugía con tres quirófanos de cirugía general y un quirófano híbrido; área de maternidad de baja y alta complejidad con banco de leche materna; y residencia para madres.

 


En la planta alta, también distribuida en cinco bloques, estará el área de internación organizada por grados de cuidado en baja y mediana complejidad para adultos y pediátricos, y el área de neonatología con 32 puestos.




Más Noticias de Área Metropolitana

Lo más visto
Ollas populares y vigilia frente al Congreso contra el Presupuesto 2019 -  -
Política
River no pudo con Gremio  -  -
Deportes
Homicidio en Santo Tomé: Murió un menor por un disparo en la cabeza - Imagen Ilustrativa. -
Probabilidad de lloviznas para el miércoles en Santa Fe -  -

Recomendadas