https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 05.08.2018 - Última actualización - 9:39
9:35

Entrevista a Eduardo Duhalde

"Roberto Lavagna va a ser el próximo presidente.Y va a ganar en primera vuelta"

Criticó al gobierno de Macri porque no solo no reconoce la crisis sino que habla como si el país estuviera en un momento de despegue. “Lo primero que tiene que hacer el presidente para salir de esta situación es renunciar a su candidatura a la reelección”, aconsejó.

Eduardo Duhalde participó de la cena por los 100 años de el diario El Litoral y de un desayuno en ADE. Foto: Guillermo Di Salvatore




Entrevista a Eduardo Duhalde "Roberto Lavagna va a ser el próximo presidente.Y va a ganar en primera vuelta" Criticó al gobierno de Macri porque no solo no reconoce la crisis sino que habla como si el país estuviera en un momento de despegue. “Lo primero que tiene que hacer el presidente para salir de esta situación es renunciar a su candidatura a la reelección”, aconsejó. Criticó al gobierno de Macri porque no solo no reconoce la crisis sino que habla como si el país estuviera en un momento de despegue. “Lo primero que tiene que hacer el presidente para salir de esta situación es renunciar a su candidatura a la reelección”, aconsejó.

Gabriel Rossini | redaccion@ellitoral.com

 

El ex presidente Eduardo Duhalde cree que los problemas económicos que hoy tiene el país son consecuencias de malas decisiones políticas, dice que la clase media y media baja están atravesando por una situación crítica producto de la crisis y asegura que el equipo de gobierno de Macri, lejos de ser el mejor de los últimos 50 años, está integrado por jugadores amateurs. 

 

-¿Como esta viendo el país?

 

-Dividido por peleas insensatas y así no se sale. Seguiremos cayendo mientras no entendamos que hay que dejar de lado una filosofía impuesta en las últimas décadas no solo acá sino también en aquellos países que hablan del socialismo del siglo XX. Una filosofía tomada del argentino Ernesto Laclau, y de otros autores europeos, que entienden que el accionar político tiene que ver con el enfrentamiento. Eso ha fracasado. Yo entiendo todo lo contrario. El accionar político tiene que ver con el encuentro, con tender puentes con las demás fuerzas políticas y actuar como hermanos sabiendo que el que tenemos enfrente no es un enemigo sino alguien con quien podemos enriquecernos. Yo no solo estoy convencido de eso sino que acciono en ese sentido.

 

-¿De que manera lo hace?

 

-He creado hace muchos años una nueva forma de gobernar que se expresa en que “el que gana gobierna y el que pierde también”. La antinomia oficialismo-oposición debe ser dejada de lado porque para salir tenemos que trabajar todos juntos. Yo lo puse en práctica a nivel municipal, provincial y nacional. Cogobierno. Gobernar con otros. Y llevarnos bien con todo el mundo. Nos hemos acostumbrado a hablar de lo que pasó y la ciencia política moderna enseña que es 10 % de pasado, 40 % de presente y 50 % de futuro. Vienen cambios extraordinarios en las sociedades modernas. El homo videns de Sartori ha sido superado por el homo digitalis, que son los chicos que no piensan como nosotros y que nos encuentran a los mayores totalmente analfabetos de lo nuevo. Estos chicos van a gobernar en 15 años y nosotros no los dejamos participar en la política porque para que puedan hacerlo hay que imitar a Europa con los partidos digitales, los padrones digitales, que ellos puedan manejarse con sus herramientas. Nosotros tenemos partidos políticos viejos, de viejos y para viejos.

 

-Usted habla de un problema político pero también el problema hoy es económico.

 

-Es económico por los errores de la política. Nuestro país no tendría que tener problemas económicos. Pero como en un hogar cualquiera si entran 100 mil pesos por mes y gasta 140 mil, hay una mala disposición de los fondos. Esto es lo que ha pasado.

 

-¿Como percibe el clima social en el país?

 

-La clase media y media baja está muy preocupada. Son sectores que están sufriendo porque, por ejemplo, no pueden manda a su hijo al colegio que habían elegido. Pero también están boqueando las pequeñas y medianas empresas por el precio de los servicios públicos. Y los sectores más humildes están desesperados y eso va a generar violencia. En cualquier sociedad del mundo cuando la gente tiene dificultades para alimentarse vienen los grandes problemas.

 

-Eso hoy se nota en el país.

 

-Por supuesto. Una familia necesita 20 mil pesos por mes para poder cubrir sus necesidades y un porcentaje mayoritario de la población no gana eso. Entonces es lógico que vamos a tener problemas. Imaginese al que vive con subsidio de 4 o 5 mil pesos. No puede comer.

 

“Nuestro país no tendría que tener problemas económicos”, aseguró el ex presidente.Foto: Guillermo Di Salvatore

 

-El jueves se informó que la industria cayó más del 8 por ciento en junio. Son cifras que alarman.

 

-Además ponen en evidencia que el gobierno -erroneamente- no solo no lo reconoce sino que habla como si estuviéramos en un momento de despegue excepcional. No soy de aquellos que hablan permanentemente mal del gobierno aunque no este de acuerdo con lo que hace porque no creo que haya que agregarle granitos de arena a una situación ya muy difícil.

 

-Muchos dicen que vamos camino a una situación similar a la de 2001. ¿Esta de acuerdo con esto?

 

-Si. Cada día la veo más parecida. Estamos muy cerca del “que se vayan todos”. La gente no cree más en los partidos políticos ni en los políticos ni en las instituciones de la democracia. La Justicia es la peor vista pero también el Ejecutivo y el Parlamento están muy bajos en la consideración de la gente, lo cual es peligroso.

 

-Pero alguien tiene que liderar, ponerse al frente.

 

-Las crisis son paridoras de soluciones. Argentina tiene una solución. Deberían preguntarnos a quienes estuvimos en la crisis de 2001 porque tenemos experiencia. Esas son las cosas que no entiendo. Si hubo un gobierno que tuvo la posibilidad de salir de una situación difícil ¿por que no se lo consulta a quienes lo integraron? No interesa. Creo que Roberto Lavagna va a ser el presidente el año próximo y aunque la gente no crea va a ganar en primera vuelta. Es una persona que no tiene contra de ningún partido. Supera la grieta. Y además cuanto peor ande la economía más se realza su figura. En las encuestas más serias del país aparece primero y cada vez va a crecer más. Es un hombre al que pueden votar todos los justicialistas que votaron a Macri que no van a votar a Cristina. Y es un porcentaje alto el que optó por el actual presidente.

 

-Antes de la historia de los cuadernos lo que se percibía era un alza de la imagen de Cristina ¿Percibía eso?

 

-El interior no se tiene en cuenta y cuando se habla de crecimiento se habla de la provincia de Buenos Aires. Eso no es Capital, Córdoba ni Santa Fe. Cristina tenía entre 18 y 20 puntos a nivel nacional. Es igual al caso de Menem en 2003, piso y techo juntos. Pero Roberto Lavagna va a tener votos de todos los partidos, de radicales decepcionados. Es un recolector de votos, el cisne negro de la política argentina en estos tiempos.

 

-¿Por que hay que llegar a una crisis para asumir que vamos por el camino equivocado?

 

-Usted no puede armar un buen equipo con jugadores amateurs y de primera B. No tienen experiencia para gobernar. Y después están los temas que no se terminan como el de la corrupción y el manejo del fenómeno de las drogas. Es espantoso lo que está sucediendo y el gobierno no tiene ni idea de como se solucionan estos problemas. El presidente ha dicho que quiere sacar a patadas a los narcotraficantes. Lo quieren contratar de Estados Unidos para que también los saque a patadas de allí.

 

-Se tiene la sensación de que es un gobierno enfático que se nota poco en la vida cotidiana.

 

-Tiene poca sustancia. Pero bueno, lo hemos elegido y ahora tenemos que tratar de que haga las cosas lo mejor posible.

 

-Entiendo por lo que me dijo que nadie del gobierno lo ha consultado...

 

-Yo hablo permanentemente con gente del gobierno. Escuchan. Con Macri he tenido una relación muy buena antes de que sea presidente pero hubo una situación que me enojó con él. A dos meses de asumir le mandé una carta donde le decía que el gravísimo problema de Argentina era que estábamos obligando a los sectores más empobrecidos a utilizar sistemas de comercialización de alimentos preparados para la clase media y media alta. Lo que no pasa ni Europa. Hasta en EEUU hay productos que se llaman blancos, sin marcas. Estuve trabajando tres meses con José Torello para que se instalen ferias que vendan productos a precios del mercado central. Pero no entienden.

 

-¿Eso sucede porque tienen una mira del país atravesado por el consumo sofisticado de la clase media?

 

-Así es. Además hay muy poca capacidad de decisión. Ahora estoy tratando de implementarlo en forma directa con los municipios.

 

-Falta un año para las PASO ¿Que consejo le daría al gobierno? Porque gobernar con caída de los índices económicos no va a ser sencillo.

 

-Es muy difícil darle consejos al gobierno porque no escuchan ni siquiera a sus socios los radicales. Son muy cerrados. Tendrían que abrirse pero ahora no se....

 

-Le cambio la pregunta ¿usted que haría en esta situación?

 

-Lo primero que haría es anunciar que no voy a ser candidato. Eso ayuda. Es lo que hice yo. Pero es muy difícil que lo hagan. El poder tira mucho y le agarran borracheras de poder. Uno cree que puede hacer mucho pero eso no se puede. Uno tiene que saber que en momentos crisis uno debe saber que tiene que estar poco tiempo y tiene que darle expectativas y esperanzas a la gente y a los que vienen. Pero no se animan a hacerlo porque quieren seguir en los cargos. No se que tienen los cargos que hace que la gente se quiera quedar pegado a ellos.

 

-Usted me decía de Roberto Lavagna pero va a haber otros candidatos....

 

-El peronismo cuando tiene un candidato que gana se alinea, se ordena. En realidad pasa en todos los partidos políticos. Eso es lo que ya está pasando.

 

-Lavagna ha dicho que el no quiere ser candidato.

 

-Nunca lo dijo.

 

-El hijo lo dijo.

 

-El hijo que diga lo que quiera. Yo lo que digo porque hablo permanentemente con él.

 

-¿Tiene salida la crisis de la Argentina?

 

-Por supuesto que sí. Por lo menos es lo que dice Roberto.

 

-Porque una de las cosas a recuperar es la confianza de la gente.

 

-La confianza generalmente se recupera de dos formas. Primero con personas en las que la gente confíe. Y en segundo lugar por las actitudes que uno tiene cuando toma decisiones. El grave problema de este gobierno es que fracasa en la toma de decisiones. A veces en un tema en el que estamos todos de acuerdo por creer que sacándolo sin consultar lo engrandece y en verdad lo perjudique. Cuando uno tiene una idea y está dispuesto a impulsarla no hay nada mejor que consultar para sacarla como una idea del conjunto. Ellos creen que eso es malo y le quita poder pero es al revés, que hace sentir más fuerte al gobierno.

 

-¿Cual es su oposición sobre el proyecto de ley de despenalización del aborto?

 

-No estoy de acuerdo y mi esposa Chiche sí. Pero en lo que no estoy de acuerdo es haberlo impulsado en tiempos de crisis. Los temas que dividen no se pueden poner en marcha cuando estamos en el medio de una crisis enorme con el pueblo dividido porque esto divide más.

 

-¿Que piensa de todo esto que pasó en los últimos días con la corrupción, los bolsos de plata?

 

-Me da una pena enorme. Uno lo imaginaba pero verlo así me da mucha pena.

 

-¿Sigue habiendo corrupción?

 

-En el año 2000 en una nota que me hizo González Oro dije que era parte de una dirigencia de mierda y que la gente decía que somos corruptos vendepatrias, ladrones. Y en un alto porcentaje tenía razón. Pasaron 20 años y me volvió a preguntar. Le dije que estábamos peor, chapoteando en una cloaca. Durante todos estos no se han convencido que hay que votar las leyes de transparencia porque tienen miedo que se la apliquen a ellos. A estas leyes hay que votarlas y hay que establecer sistemas para que el control nunca este en manos del oficialismos. Eso es una vergüenza. Creo que cuando controla la oposición se elimina la corrupción estructural.

 

“Hay que tomar el modelo europeo de combate a las drogas”

 

-Supongamos que pasa lo que usted dice y Lavagna es electo presidente ¿Que va a hacer usted?

 

-Nada. Pienso hacer lo que hago desde hace 10 años. Participo en posgrados en dos universidades españolas. Voy varias veces a Europa, los atiendo a los jóvenes cuando vienen al país. Pero nada que tenga que ver con ocupar un cargo. El 9 de diciembre de 2003 terminé con mi modesta función. Ahora estoy escribiendo y en poco tiempo voy publicar tres libros. Uno sobre cogobierno, otro sobre corrupción y el último vinculado con el tema de las drogas. Todavía no entienden lo que está pasando.

 

-¿Que es lo que no entienden?

 

-No entienden que el éxito ha sido el modelo europeo, no el norteamericano que, por sus características, ha propuesto la guerra. Los europeos no lo dieron pelota a Reagan cuando propuso la guerra mundial contra las drogas y han gastado el dinero en prevención y asistencia. En España e Italia en la década del 90 la situación era mucho peor que acá y han tenido éxito. Y en ves de copiar, cosa que yo hice en la provincia de Buenos Aires, seguimos mirando a EEUU que cada día esta peor. Esto no se arregla con violencia. Todo lo contrario.

 

-¿Puede ocurrir lo mismo en Argentina a partir del decreto del presidente de Macri respecto a habilitar la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad interior?

 

-No. Todos los argentinos sabemos que no podemos tener 70 mil hombres sin hacer nada. El problema de este gobierno es el como. Al tema hay que discutirlo, hablarlo con los que saben de los distintos partidos políticos, las universidades, los institutos. Pero no, el presidente viene un día y firma un decreto. Así hacen las cosas así. Son pésimos en la toma de decisiones. Creo que las FFAA deben tener funciones que obviamente no son tirar tiros ni tiroterase con los narcos. Pero hay que analizarla, discutirla.

 

-¿Como ve el fin de año? Porque siempre son complicados y ahora la situación económica es difícil.

 

-Creo que no va a haber mayores problemas aunque mucha gente que conozco y respeto opina lo contrario. Puede ser que algún sector se descontrole pero no creo que haya problemas mayores.
 

 




Más Noticias de Política

Lo más visto
"El cuerpo del niño era un mapa de lesiones" -  -
Sucesos
Acribillaron de siete balazos a una mujer de 60 años - La mujer fue trasladada al Cullen, donde falleció. -
Sucesos
Agregan un corte parcial en la autopista Santa Fe - Rosario -  -
El drama de ver el tambo convertido en laguna -  -

Recomendadas