https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 12.08.2018 - Última actualización - 15:06
15:02

Algo que se veía venir...

Colón fue "local": pese a la prohibición, fueron y alentaron

Varios se quedaron afuera porque pedían documento para vender las entradas generales y para entrar al estadio. Si figuraba domicilio en Santa Fe, se prohibía el ingreso. Pero hubo muchos que lo lograron.

Lo mejor desde que volvió. Alan Ruiz se prepara para la ejecución de un tiro libre. Hizo un buen partido y fue el más claro de todos. Como fondo, la mayoría de los que se ubicaron en esa tribuna detrás de uno de los arcos, fueron hinchas de Colón. Foto: Ricardo Holle




Algo que se veía venir... Colón fue "local": pese a la prohibición, fueron y alentaron Varios se quedaron afuera porque pedían documento para vender las entradas generales y para entrar al estadio. Si figuraba domicilio en Santa Fe, se prohibía el ingreso. Pero hubo muchos que lo lograron. Varios se quedaron afuera porque pedían documento para vender las entradas generales y para entrar al estadio. Si figuraba domicilio en Santa Fe, se prohibía el ingreso. Pero hubo muchos que lo lograron.

Enrique Cruz (h) | (Enviado Especial a Paraná)

 

“No nos quieren vender la entrada, porque nos piden documento y si ven que sos de Santa Fe no te la venden”, le comentaba a este enviado, un hincha rojinegro. No era el único, había varios. “Mirá, todos estos que ven acá, son hinchas de Colón”, decía, señalando a casi todos los que estaban desparramados por la calle Presbítero Grella, frente a la entrada principal. A todo esto, la orden para la policía y para los encargados de las puertas de acceso al estadio era muy clara: “Señores, ustedes son de Santa Fe, no se puede ingresar, no está permitida la hinchada visitante”, insistían. Pero algunos ya habían adquirido la entrada con anticipación. Se ve que en los días previos, no hubo tanta rigurosidad. O algo pasó, porque a la hora del inicio del partido, tanto en la tribuna que da a la calle Ayacucho (la chiquita que está detrás del arco que ocupó Burián en el primer tiempo) como en un costado de la tribuna más grande (la lateral que está enfrente de las plateas), había un grupo nutrido de hinchas que se dedicaron a alentar a Colón durante todo el partido. Y que se hicieron sentir mucho más que los de Patronato, porque, como se sabe, los integrantes de la barra más ruidosa del “Patrón” tienen la entrada prohibida desde fines del año pasado, luego de los incidentes ocurridos en aquél encuentro frente a Unión cuando fueron agredidos los integrantes de una escuelita de fútbol que había llegado desde el interior.

 

Se las ingeniaron para entrar y alentar. Al principio, hace un tiempo, se habló de que Patronato tenía previsto pedir que haya visitantes. Luego se pensó en la posibilidad de vender neutrales. Al final, hubo entradas generales y en eso se apoyaron los sabaleros para decir “presentes”. A ciencia cierta, uno no sabe si entraron todos los que fueron. Quizás algunos se quedaron con las ganas, pero los que entraron fueron muchos. Suficientes para hacerse sentir durante todo el partido y para que los gritos que se escucharan fueran de aliento a la visita.

 

 

Es posible que si se habilitaba la posibilidad de visitantes, el espacio hubiese resultado chico para Colón. También es cierto que Bértoli, el arquero símbolo que tiene Patronato, durante la semana pidió aliento y, sobre todo, que la gente vaya a la cancha. No prende el fútbol en Paraná, lamentablemente. Era el primer partido del torneo y, sin embargo, el marco no fue el adecuado. Hasta se le podría haber dado buena parte de la tribuna lateral, al margen de la chiquita que está detrás del arco, para que puedan entrar más hinchas de Colón, en el caso de haberse decidido por el ingreso de los visitantes. “No corresponde a nosotros, sino a ellos. Son los que deben decidir”, comentaron en varias oportunidades los dirigentes de Colón ante la consulta de El Litoral. Patronato amagó, pero al final no concretó. Y allí empezó el “operativo” de los hinchas para estar en la cancha. Y lo lograron.

 


 

Tanto Domínguez como los jugadores no se fueron del todo conformes. En el caso del técnico, desnudó sus intenciones sólo observando los cambios que hizo. Sacó dos volantes y puso dos jugadores de ataque (Leguizamón y Brian Galván). Terminó poniendo “toda la carne en el asador”, como habitualmente se dice. Y dejó estas frases tras el partido:

 

* “Tuvimos nuestro momento y no lo aprovechamos. Veíamos que podíamos ser más profundos y lo intentamos en el segundo tiempo. Encontramos equilibrio y agresividad en ese período. Patronato también tuvo su momento, jugaron más directo que nosotros, con más juego de pelota parada y centros”.

 

* “Yo sé que podemos dar y generar más, tanto en defensa como en ataque. Tuvimos más la pelota que el rival, ellos parecían más de lo que realmente eran y Colón fue más claro. ¿Qué nos faltó?, ser más certeros para atacar”.

 

* “Me gustó el mediocampo y eso que hay jugadores, como Bernardi y Mariano González, que vienen con pocos partidos y les falta fútbol”.

 

* “Necesitamos que Alan Ruiz crezca y que tenga más partidos como éste que jugó y que fue bueno”.

 

* “Pensando en el jueves, Estigarribia trabajó con normalidad en la mañana de este sábado y veremos cómo evoluciona”.

 


 

El plantel volvió al entrenamiento este domingo, sobre todo con más rigurosidad para los que no jugaron ante Patronato. El tiempo de trabajo hasta el jueves es escaso. Seguramente, Domínguez utilizará gran parte de los que jugaron el partido de ida en San Pablo. Ortiz podrá volver al equipo (no jugó ante Patronato porque está lesionado) y la gran duda es saber si repetirá el esquema (línea de cinco en el fondo) y la estrategia (esperar y jugar de contra), que tan bien le salió en Brasil. A propósito del rival, llegará el miércoles a Santa Fe, se hospedará en el hotel ubicado en el Puerto y no hará entrenamiento ni reconocimiento del estadio.

 

Lo dicen todo... Los rostros de Bernardi y Leguizamón son elocuentes, al final del partido. El delantero tuvo una clara pero cabeceó desviado. Casi todos se fueron masticando bronca. Foto: Ricardo Holle

 

 

“Enojados por no haber ganado”

 

Matías Fritzler fue de menor a mayor en su rendimiento y claro en el concepto del partido: “Nos vamos de Paraná enojados por no haber podido ganar el partido”.

 

Además, el volante rojinegro dio una versión que fue coincidente con la de otros compañeros: “En el primer tiempo no se veía nada. Teníamos el sol en contra y eso nos obligaba a meter pelotazos sin saber realmente si el destino era el correcto. Jugábamos largo adivinando, luego manejamos mejor la pelota y nos sentimos más seguros”.

 

Mariano González declaró en el mismo sentido: “Nos condicionó el sol. No lo tomes como excusa porque no soy de los que le encuentra explicaciones de esa naturaleza a una floja actuación, pero eso nos pasó en el primer tiempo. Luego levantamos todos y tuvimos un buen pasaje”.

 

“Colón me cumplió el sueño de ser capitán. Disfruté el partido y casi convierto. El “Gordo” (por Alan Ruiz) me metió una ‘bocha’ bárbara pero el arquero me la tapó. San Pablo no nos va a dar margen. Ahí habrá que ser muy eficaz”.

 

Javier Correa

Delantero y capitán de Colón

 

Bueno

 

Gonzalo Bueno ya se entrenó, pero no podrá jugar el jueves porque no está habilitado para este choque con San Pablo y recién lo estará para la próxima fase, si es que Colón supera a los brasileños. En el estadio, estuvieron Sergio Grecco y Efraín Pachón, quienes llegaron a Santa Fe acompañándolo. Viajaron a Paraná junto al vicepresidente, Patricio Fleming, quien llevó adelante la gestión para la llegada del delantero uruguayo.

 

De menor a mayor. No arrancó bien Mariano González pero de a poco fue entrando en confianza e hizo un buen segundo tiempo. En la foto, desborda a un ex compañero: Lucas Ceballos. Foto: Ricardo Holle

 

 

“Tengo la foto del penal”

 

Juan Pablo Pumpido se fue muy enojado del estadio. “Tengo la foto del segundo penal, clarito adentro del área, me la mandó un amigo de Santa Fe”, dijo el entrenador de Patronato.

 

“Fue un partido en el que casi no hubo diferencias entre los equipos, pero en el que el árbitro ignoró dos claros penales. ¡Hace falta que diga que fue una injusticia!”, señaló el ex técnico tatengue.


Temas:

Además tenés que leer:



Más Noticias de Actualidad Sabalera

Lo más visto
Alertas por tormentas fuertes -  -
Primavera agobiante: casi 50°C de sensación térmica en la ciudad -  -
Área Metropolitana
Secuestran un cargamento de droga en Santa Fe -  -
Según Spahn, se firmará con Soldano "en los próximos días" -  -

Recomendadas