https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Sábado 18.08.2018 - Última actualización - 12:04
12:03

Zurbriggen, una de las caras “nuevas” en el plantel de Madelón

"Santi" volvió y es como si nunca se hubiese ido

“Leo me conoce porque me hizo jugar en los cuatro puestos de la defensa”, dijo el hombre que retornó luego de dos temporadas de ausencia.

Por 100 partidos más. Santiago Zurbriggen, el día que Andrés Monsalvo y Marcelo Piazza le hicieron entrega de su camiseta en conmemoración a los 100 partidos. Foto: Luis Cetraro




Zurbriggen, una de las caras “nuevas” en el plantel de Madelón "Santi" volvió y es como si nunca se hubiese ido “Leo me conoce porque me hizo jugar en los cuatro puestos de la defensa”, dijo el hombre que retornó luego de dos temporadas de ausencia. “Leo me conoce porque me hizo jugar en los cuatro puestos de la defensa”, dijo el hombre que retornó luego de dos temporadas de ausencia.

El Litoral

 

Santiago Zurbriggen no es un desconocido para nadie. Su vuelta a Unión sabe a regreso del “hijo que se fue pero que siempre vuelve a la casa en la que nació”. Tuvo momentos extremos en Unión. Pocos recuerdan que “Santi” la pasó mal, que estuvo al margen de los planes del técnico de turno y sin embargo nunca dejaba de apoyar. Después, resolvió quedarse a “pelearla”, desechando posibilidades que le surgían de clubes de una categoría más baja. Y esa lucha tuvo sus frutos, porque Zurbriggen terminó convertido en un pilar defensivo, inclusive sorprendiendo con grandes actuaciones como marcador central, el último puesto en el que se desempeñó en Unión.


Sufrió muchísimo la muerte de su amigo Diego Barisone. Y luego le tocó ir al club en el que jugaba Diego. No tuvo muchas chances de ganarse un lugar en Lanús y por eso resolvió ir a Defensa y Justicia, pero no pudo jugar tampoco debido a una lesión.


—¿De qué vas a jugar?, ¿seguirás de central o irás al lateral?


—No hablé con Leo del tema de la posición, los días que entrené lo hice de central. Leo me conoce y me puso por el lateral izquierdo y derecho, pero también fue el que me puso de central. Así que no es un tema para que lo conversemos porque me conoce como nadie y sabe lo que puedo aportarle.


—¿Es un regreso a casa?


—Estoy muy feliz de volver, me encontré con muchísima gente conocida, ex compañeros y con los chicos nuevos ya me adapté rápidamente. Al cuerpo técnico ya lo tuve, no es necesario que nos conozcamos porque ya lo hicimos. Parece como que nunca me fui de Unión.


—¿Qué opinás del plantel?


—Este es un grupo que no tuvo ausencias, casi, en este mercado de pases. Siguen los mismos e hicieron un buen torneo. Si me toca estar adentro dejaré todo y si me toca esperar, lo haré trabajando con intensidad.


—¿Es difícil el fútbol argentino?


—La paridad va a estar siempre en el fútbol argentino. Hay clubes que tienen otros presupuestos, pero es fútbol argentino y todo puede emparejarse. Hay equipos que tienen que jugar copas internacionales y eso hay que aprovecharlo. Es un torneo bastante corto, no son muchos partidos y hay que sumar puntos desde el arranque, como lo hicimos en el primer partido.


—¿Será parecido, el del lunes, al partido con Aldosivi?


—Ya nos tocó jugar con Aldosivi, que se está armando, y fue un partido trabado. Ellos (por San Martín) van a meter mucha presión porque la gente llenará la cancha. No hay que salir a lo loco desde el primer minuto. Hay que aprovechar las situaciones, ser eficaces.


—¿En qué maduraste en todo este tiempo?


—Sirve siempre todo, se aprenden cosas en todos los clubes, me siento más sólido y con más herramientas. Jugué poco este último semestre por el tema de la lesión, pero ya estoy totalmente recuperado.


—... Y seguías a Unión...


—A Unión nunca dejé de seguirlo. Se cumplió un objetivo trascendente como fue la copa, veo al club muy bien, muy ordenado, este tema de desayunar y almorzar todos juntos está bueno, es importante para el cuidado del jugador. Es un paso adelante que a mí me sorprendió porque no lo había vivido en los otros clubes.


Mismo equipo


Lo que se hizo, ya se hizo. Para bien o para mal —se verá con el desarrollo del torneo—, Unión ya armó su plantel. Lo único que puede ocurrir es que Soldano se vaya antes de la expiración de varios libros de pases que permanecen abiertos, en Europa y en México. Ya Unión no puede sumar a nadie más. Los jugadores que llegaron lo hicieron para completar el plantel, pero habrá que ver si realmente sirven para potenciarlo. Corvalán y Troyanski ya jugaron. El tiempo de análisis es breve: apenas un partido oficial y lo que puede tomarse de la Copa Santa Fe. Pero como siempre se ha dicho, la mitad del vaso lleno en Unión es el hecho de haber mantenido la base.


Se va a jugar el segundo partido y todo indica que Madelón mantendrá la formación. Acevedo y Zabala tuvieron algunos problemas en la semana, pero nada importante como para pensar en descartarlos. Van a jugar. Y también se espera que el técnico mantenga a Troyanski al lado de Soldano. Conclusión: casi seguro que Madelón pondrá a los mismos que el sábado pasado y Unión alistará a Nereo Fernández; Martínez, Gómez Andrade, Bottinelli y Corvalán; Zabala, Acevedo, Mauro Pittón y Fragapane; Troyanski y Soldano.


Temas:

Además tenés que leer:



Más Noticias de Actualidad Tatengue

También la “rompió” Julia Sebastián
En el medio de los 23 días sin jugar...
Lo más visto
Jueves soleado en la ciudad de Santa Fe -  -
Área Metropolitana
El Senado sancionó el Presupuesto 2019 -  -
Política
El día de su aniversario, Santa Fe inaugura la temporada de playas  -  -

Recomendadas