https://static.ellitoral.com/img/logo-litoral.png El Litoral
El Litoral
Domingo 19.08.2018 - Última actualización - 17:08
17:06

Centros de Cuidado Infantil

35 oportunidades para que los chicos no abandonen su infancia

Funcionan en todo el territorio provincial. El último se abrió en la capital santafesina. Se enmarcan en un programa que tiene reconocimiento de la OIT.

2.000 niños y niñas concurren a 35 Centros de Cuidado Infantil en toda la provincia. El último abrió sus puertas en esta ciudad, en el corazón de barrio Santa Rosa de Lima. Foto: Pablo Aguirre




Centros de Cuidado Infantil 35 oportunidades para que los chicos no abandonen su infancia Funcionan en todo el territorio provincial. El último se abrió en la capital santafesina. Se enmarcan en un programa que tiene reconocimiento de la OIT. Funcionan en todo el territorio provincial. El último se abrió en la capital santafesina. Se enmarcan en un programa que tiene reconocimiento de la OIT.

Nancy Balza | nbalza@ellitoral.com

 

En Tostado y en San Cristóbal, para que padres y madres puedan estudiar en horario vespertino y nocturno; en Puerto Gaboto, donde la pesca constituye una fuente de ingresos para muchos hogares; en Coronda, donde la cosecha de frutillas necesita en los últimos meses del año todo el trabajo manual disponible, como es indispensable para la cosecha de zanahorias en Santa Rosa de Calchines y Cayastá, o de algodón y caña de azúcar en San Antonio de Obligado, Villa Ocampo y Tacuarendí; y también en la ciudad de Santa Fe, donde la recolección informal sigue siendo una forma de subsistencia para numerosas familias. En todas esas localidades -y en otras más-, se erigieron Centros de Cuidado Infantil. Son 35 los que funcionan en todo el territorio santafesino en el marco del programa “El trabajo no es cosa de chicos”, que desarrolla el gobierno de la provincia, a través del ministerio de Trabajo y Desarrollo Social.

 

El primer CCI fue el de Coronda y el último se inauguró hace apenas unos días en barrio Santa Rosa de Lima, a partir de un convenio con la Cooperativa de Higiene que nuclea a carreros quienes, desde entonces, pueden dejar en el colorido predio ubicado en Mendoza al 4400 a sus hijos e hijas mientras desarrollan su tarea.

 

Cada centro tiene su particularidad: éste funciona en las últimas horas de la tarde y primeras de la noche, horas pico para la recolección pero también cuando las instituciones formales que pueden recibir a los chicos ya cerraron sus puertas.

 

“En comunidades donde el trabajo infantil no sólo no está mal visto sino que se promueve, estamos viendo cambios culturales. Hoy, nos encontramos con madres que nos dicen: ‘Me animé a dejar a mi hijo en el Centro de Cuidado Infantil y volví a estudiar’”.

 

Guillermo Cherner

 

El principal objetivo

 

Guillermo Cherner es subsecretario de Políticas de Empleo y Trabajo Decente y, en diálogo con este diario, comentó que la mayoría de los centros tiene un funcionamiento temporal limitado: “Abren y cierran según la actividad económica para la que son concebidos, no solamente desde la economía informal, sino desde la realidad más compleja de la economía de subsistencia”. Es que el programa surgió como respuesta a aquellas actividades que suponen un pago a destajo: mientras más cantidad de producto acumula una persona, más se paga, y para eso se requiere de todas las manos posibles, situación que durante mucho tiempo incluyó también a los chicos. Por eso el objetivo del plan es erradicar el trabajo infantil, tanto en los lugares donde se desarrolla la actividad, generalmente el ámbito rural, como también puertas adentro de la casa donde los hijos más pequeños quedan al cuidado de sus hermanos mayores, situación que limita su desarrollo e interrumpe su trayectoria educativa.

 

Como se dijo, en la capital santafesina el CCI funciona en calle Mendoza al 4400, una arteria por donde “entran y salen los carros, donde muchas veces viajan también los chicos, porque sus padres no tienen dónde dejarlos”. La iniciativa surgió de la Cooperativa de Higiene que viene planteando este problema desde hace varios años y el objetivo, lejos de estimular la recolección informal, es evitar que los niños repitan la historia de sus padres y tengan así otra alternativa.

 

Si bien la población que asiste habitualmente a los centros comprendidos en el programa corresponde a la primera infancia, de 0 a 4 años, en este caso se trata de una población específica que supera ese límite y llega a los 8 y 9 años. “Son 15 chicos y chicas de 9 familias del barrio”.

 

En toda la provincia, son alrededor de 2.000 chicos y chicas integrados a los Centros de Cuidado Infantil. “Es un programa que no apunta a la masividad”, aclaró Cherner, y aportó que su funcionamiento no requiere de un espacio construido especialmente, sino que en muchos casos funcionan en otros ya existentes, como es el caso de los CAF.

 

En la ciudad no se descarta la materialización de un nuevo centro, sobre todo para atender la situación de los barrios con gran población de madres adolescentes que al quedar al cuidado de sus hijos no pueden concluir su escolarización.

 

Guillermo Cherner, subsecretario de Políticas de Empleo y Trabajo Decente de la provincia. Foto: Luis Cetraro

 

 

Proyección

 

Más allá del aporte que suponen en la meta de erradicar el trabajo infantil, el funcionamiento de los centros logró varios reconocimientos. El programa “El trabajo no es cosa de chicos” fue seleccionado entre las cinco mejores prácticas de Latinoamérica, la única de la Argentina, en la última cumbre que celebró la Organización Internacional del Trabajo.

 

Por otra parte, está en desarrollo un trabajo de campo con Unicef, que concluirá antes de fin de año, y para ello ya se recorrieron los CCI de Arroyo Aguiar, Monte Vera y Santa Rosa de Lima, con la idea de replicar la experiencia en otras comunidades.

 

Además, en noviembre se llevará adelante el primer juicio oral por trabajo infantil en el país, “al menos que tengamos conocimiento desde la vuelta a la democracia”, aclaró Guillermo Cherner. Es por el caso de un campo de arándanos en la localidad de Santa Teresa. “Más allá de la multa pecuniaria, también es necesario entender que esta práctica es un delito”.

 

“Estamos orgullosos porque éstas son políticas que tienden a trasformar la realidad de los chicos hoy, pero también la realidad de la sociedad dentro de 10 ó 15 años”.

 

Guillermo Cherner.

 

Consumos problemáticos

 

Para el miércoles, a las 17, está convocada la Comisión de Trabajo Decente del Consejo Económico y Social, en el Centro de Especialidades Médicas de Santa Fe (Mendoza 2419), para abordar el tema de consumos problemáticos en el ámbito laboral. En la ocasión, se presentará el programa Hablemos Claro. Del encuentro participarán autoridades del Trabajo y Seguridad Social de la provincia y de la Agencia Provincial de Prevención del Consumo de Drogas y Tratamiento Integral de las Adicciones (Aprecod).




Más Noticias de Educación

Lo más visto
Confirmaron el hallazgo del ARA San Juan a 907 metros de profundidad - En la conferencia de prensa divulgaron imágenes del fondo del mar -
Nacionales
La esposa del tripulante de Santa Fe: "Yo estoy en paz, pero pido justicia" - Leguizamón y el submarinista Suárez, en una de las últimas fotos juntos. Detrás el submarino hallado después de un año. -
Área Metropolitana
Dos lesionados en un accidente en la Ruta 168 -  -
A milímetros de la tragedia  -  -

Recomendadas